Algo más sobre las cifras de muertos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
Algo más sobre las cifras de muertos
Por Alejandro Hope
16 de enero, 2012
Comparte

La semana pasada, presenté algunos comentarios iniciales sobre la actualización que hizo la PGR de la serie de “fallecimientos por presunta rivalidad delincuencial” (antes conocidos como homicidios presuntamente vinculados a la delincuencia organizada). He seguido trabajando los datos y he encontrado algunas tendencias que me llaman la atención:

  • La desaceleración de la violencia parece ser más pronunciada que lo anticipado: en el periodo enero-septiembre de 2011, hay dos meses (junio y agosto) con tasa negativa de crecimiento en comparación con el mismo periodo de 2010 (en julio, la tasa fue de apenas 1.7%). En toda la serie previa, sólo se había registrado un mes con crecimiento inferior a cero (noviembre de 2009). En septiembre, hubo un rebote, con un crecimiento de 18%. Sin embargo, hice una estimación bastante rupestre para los meses de octubre a diciembre, usando como referencia los datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Con ella, tengo la impresión de que en octubre hubo igualmente una caída, en noviembre, otro brinco y en diciembre, un ligerísimo incremento. De ser correctos los datos, habría habido, en los últimos siete meses de 2011, tres meses con tasa negativa y dos más con crecimiento inferior a 5%. No se había presentado un fenómeno similar en todo el sexenio. Para que vean lo inusual del hecho, les presento una gráfica con las tasas anuales de crecimiento desde diciembre de 2007 (no se puede antes porque la serie empieza en diciembre de 2006).

Dar click para ampliar imagen

  • Con la estimación del último trimestre, puedo afirmar con algo más de confianza que el total del año probablemente estuvo sobre el piso del rango que propuse la semana pasada (16800-17200). Mi estimación puntual es de 16,759, un incremento ligeramente inferior a 10% con respecto a 2010. En contraste, el crecimiento en 2010 fue de 59%. Con ello, el total para todo el sexenio sería de 51,309, dentro del rango que estimé la semana pasada (50-52,000).
  • La desaceleración es aún más notable para el caso de las ejecuciones o, como le llaman ahora, “homicidios por presunta rivalidad delincuencial“. Usando de nuevo una estimación primitiva para los últimos tres meses del año (basada en la estimación previa, así que tómenla con el escepticismo que se merece), calculo que en seis meses de 2011, la tasa de crecimiento fue negativa. De hecho, es posible que, en el segundo semestre de 2011, se haya registrado una caída ligera (-1%) con respecto al mismo periodo de 2010. Para todo el año, hubo probablemente no más de 280 ejecuciones adicionales con respecto a 2010. Dicho de otro modo, en ausencia de las narcofosas en San Fernando en abril pasado, hubiera habido una caída anual en el número de ejecuciones. Ese dato es para los que creen que no es importante evitar masacres ¿Se imaginan lo que hubiera significado poder anunciar una disminución anual en el tipo de homicidios con el que más se identifica al país (dentro y fuera)?
  • Hay un dato que no alcanzo a entender: el número de homicidios no vinculados a la delincuencia organizada cayó 32% entre 2007 y 2011 ¿Cómo llegué a ese número? Tomé la serie de homicidios del SNSP y le resté, mes por mes, el número que reporta la base de datos de PGR (incluyendo mis estimaciones para el último trimestre de 2011). Previsiblemente, esos son los homicidios producto de cualquier causa distinta a la delincuencia organizada. Sólo se me ocurren cuatro posibilidades para explicar el inusual comportamiento: 1) SNSP subregistró muchos más homicidios en 2010 y 2011 que en los años previos, 2) la definición de que constituye un “”fallecimiento por presunta rivalidad delincuencial” se ha ampliado en los últimos dos años, 3) se han multiplicado los “copycats”, personas que, sin ser narcos o sicarios, matan usando métodos antes reservados a la delincuencia organizada, ó, 4) por alguna razón misteriosa, los mexicanos decidieron dejar de matarse por razones distintas a la delincuencia organizada. Mi intuición es que la respuesta está probablemente entre el 2) y el 3).

Dar click para ampliar imagen

Bueno, les dejo esos temas para su reflexión y recogimiento. Y como decían los clásicos, seguiré reportando.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.