Algunas claves para 2012 - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
Algunas claves para 2012
Por Alejandro Hope
29 de diciembre, 2011
Comparte

Pues se acaba 2011 y mi primer trimestre como bloguero de Animal Político (aprovecho la oportunidad para agradecer a Daniel Moreno, Ana Francisca Vega y todo el equipo de AP por brindarme esta plataforma). En una entrada previa, les presenté lo que, a mi muy humilde juicio, fueron los fenómenos decisivos del año. Van ahora, como necesario complemento, lo que creo deben ser los focos de atención para 2012:

  • La evolución de la violencia homicida: como ya he comentado en ocasiones previas, el crecimiento de la violencia se desaceleró notablemente en 2011. Para el año completo, el número de homicidios probablemente sea 10-12% mayor al de 2010: no es un buen resultado, pero es considerablemente mejor a las tasas de 25-30% de los tres años previos. Más importante, es posible que, en comparación con el mismo trimestre de 2010, el crecimiento en los últimos tres meses de 2011 sea muy cercano a cero ¿Se establizó ya la violencia? ¿Empezaremos a observar por fin una disminución en el número de homicidios? No lo sé, pero es sin duda la pregunta clave del 2012. A observar: el número de homicidios en el periodo enero-marzo. Si el promedio mensual es menor a 1828, tendremos el primer trimestre con tasa de crecimiento interanual negativa desde 2007, una señal importante de que la escalada homicida que inició en 2008 puede haber llegado a su fin.
  • Ciudad Juárez: ¿Continuará la mejoría gradual de las condiciones de seguridad en Ciudad Juárez? ¿Seguirá disminuyendo el número de homicidios y secuestros? ¿La extorsión y el robo de vehículos empezarán a disminuir también? Quien sabe, pero son interrogantes fundamentales, no sólo por el carácter icónico de Juárez , sino también por el hecho de que, por primera vez desde 2008, la seguridad de la ciudad depende en lo fundamental de la policía municipal. Si los indicadores siguen mejorando, Juárez, como antes Tijuana, podría convertirse paradójicamente en una suerte de modelo para el resto del país (un  modelo que tiene sus detractores y sus lados oscuros, sin lugar a dudas). A observar: homicidios, pero también extorsiones y carjackings.
  • La disputa por el noreste: en 2011, el foco del conflicto entre los Zetas y el Golfo (en alianza con Sinaloa y otros) se transfirió de Tamaulipas a Nuevo León. En 2012, podría moverse de nuevo: Nuevo León da señales tentativas de mejoría (en noviembre, el número de homicidios estuvo 45% abajo del pico alcanzado en mayo) y, en cambio, Coahuila y Veracruz siguen en una dinámica de deterioro. A observar: la evolución de la violencia en Saltillo, la Laguna, Veracruz-Boca del Río y los muncipios de la Huasteca veracruzana.
  • La dispersión geográfica de la violencia: entre 2007 y 2009, la violencia asociada a la delincuencia organizada se concentró en un número relativamente reducido de municipios el noroeste y el suroccidente (Ciudad Juárez, Culiacán, Tijuana, Morelia, etc.). En 2010 y 2011, la violencia se dispersó hacia estados del noreste y el centro-occidente (Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Jalisco, Nayarit, etc.) ¿El fenómeno de dispersión seguirá en 2012? Mi intuición me dice que no, por una razón sencilla: quedan ya relativamente pocos espacios susceptibles de infección. Sin embargo, será necesario poner atención en estados del centro y del sur-sureste que podrían verse afectados por la disputa en Veracruz. A observar: Puebla, Tabasco y Oaxaca (sobre todo los municipios colindantes con Veracruz en los tres estados).
  • Violencia y elecciones: en julio, además de los comicios federales, se celebrarán elecciones locales concurrentes en 14 estados (en siete de los cuales se elegirá gobernador). Es improbable que haya afectaciones graves al proceso federal, pero si podría haber esfuerzos de intimidación o aún atentados en contra de candidatos a alcalde en zonas calientes (sobre todo a partir de abril). A observar: Nuevo León, Jalisco (sobre todo en las colindancias con Michoacán y Zacatecas), Guanajuato y Estado de México (en los municipios vecinos a Michoacán en ambos casos).
  • Plataformas electorales: hasta ahora, los precandidatos presidenciales no han ofrecido en materia de seguridad más que generalidades y lugares comunes. Previsiblemente, las ofertas se irán afinando en el primer trimestre de 2012. Y en la segunda mitad del año, empezará a surgir algo de claridad sobre que piensa hacer (y con quien) la nueva administración federal.  A observar con particular atención: propuestas sobre las procuradurías y el ministerio público, la relación  entre estados y federación, y el modelo policial, así como la conformación de los equipos de los candidatos en materia de política de seguridad.
  • Reforma institucional: para finales de 2012, una docena de estados deberían de haber concluído ya la transición al nuevo sistema de justicia penal. Va a ser posible empezar a observar de manera sistématica las nuevas formas de operación (aún si los efectos no son visibles en lo inmediato). Asimismo, diversos estados deberían de contar ya con un embrión de policía acreditable: habrá que ver si su funcionamiento y efectividad son señaladamente distintos a los de las viejas corporaciones. Por último, empezarán a cumplirse algunos de los plazos establecidos en el Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad de 2008: en particular, en el transcurso del año, los estados deberán completar el proceso de control de confianza de sus cuerpos policiales (y otros funcionarios). Hasta ahora, sólo Aguascalientes ha concluído la evaluación de todo el personal y todo indica que el plazo se va a tener que ampliar. A observar: la operación del nuevo sistema de justicia penal, las nuevas policías acreditables (en particular, la llamada Fuerza Civil en Nuevo León) y las reuniones del Consejo Nacional de Seguridad Pública (sobre todo en lo referente a control de confianza).
  • Decapitación: como comenté en una entrada reciente, si bien se logró la detención de varios personajes importantes relacionados con la delincuencia organizada, 2011 fue un año de sequía en materia de detención o abatimiento de capos ¿Seguirá esa tendencia en 2012? Imposible saberlo, pero la detención de diversos individuos en niveles jerárquicos elevados tanto de Zetas como del cártel de Sinaloa, podrían ser muestras de vulnerabilidad. No me sorprendería si al menos uno de los principales dirigentes de cualquiera de esos cárteles o bien de los Templarios o del muy disminuído cártel del Golfo es detenido o abatido en algún punto del año próximo. A observar: detenciones de personajes en el segundo o tercer nivel jerárquico de las organizaciones criminales.
  • Estados Unidos: hay dos fuentes de incertidumbre en las relaciones con Estados Unidos: 1) el proceso electoral (aquí y allá) y 2) las iniciativas sobre legalización de la marihuana que previsiblemente estarán en la boleta de hasta cuatro estados. Estructuralmente, el segundo tema es más importante: gane quien gane (aquí y allá), la cooperación bilateral en materia de seguridad va a seguir en los términos actuales. Pero si se aprueba la legalización para uso recreativo de la marihuana en al menos un estado (yo pondria el ojo en Colorado), los términos de la discusión sobre drogas podrían alterarse de fondo, aún si el gobierno federal estadounidense actúa (como es probable) para sabotear las medidas que se aprueben en las urnas. El siguiente presidente de México podría llegar al poder con tremenda presión política interna para modficar el régimen legal de la marihuana y con tremenda presión política externa (del gobierno estadounidense) para no seguir los pasos de California o Colorado o el estado que sea. A observar: el número de iniciativas sobre legalización de marihuana que se incluyan en las boletas y la evolución de la opinión pública sobre el tema en los estados pertinentes.

Otros temas más irán surgiendo en el transcurso del año, pero creo que con esta lista se pueden dar alguna idea general de que seguir en 2012. Cumplida esa misión, cierro mis colaboraciones para 2011, le agradezco a mis cinco lectores haberme acompañado en estos meses y les deseo a todos un muy feliz año nuevo. Nos vemos por aquí la semana próxima.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.