La lógica de la guerra sin cuartel - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
La lógica de la guerra sin cuartel
Por Alejandro Hope
6 de agosto, 2012
Comparte

Hace algunos meses, Robert Bonner, ex-director de la DEA y guerrero empedernido contra las drogas,  escribió para la revista Foreign Affairs una vigorosa defensa de la política de seguridad del Presidente Felipe Calderón. El texto se encuentra ahora disponible en español, en la edición latinoamericana de la misma revista. Vale la pena leerlo completo, pero por mientras les dejo aquí un extracto clave:

El nuevo Presidente de México tendrá que decidir si continúa la batalla que Calderón comenzó o si revira para apaciguar a los cárteles. Su decisión definirá el curso de la historia de México. Un acuerdo de algún tipo con los cárteles podría reducir temporalmente la violencia, pero sometería a México a la corrupción y a la impunidad del crimen organizado por generaciones, lo que destruiría las esperanzas del país de afianzar el Estado de derecho y colocarse en la más alta categoría de los países desarrollados. El sucesor de Calderón debe reconocer que la única solución de largo plazo al problema de los cárteles de las drogas no es negociar con ellos sino derrotarlos.

Por amable invitación de Genaro Lozano, director de Foreign Affairs Latinoamérica, publiqué en el mismo número de la revista una respuesta al artículo de Bonner. Lo titulé “La falsa disyuntiva”, así que ya imaginarán por donde va el argumento. Les dejo aquí un extracto, a reserva de que puedan y quieran leerlo completo:

El país no está ante una alternativa binaria, como lo plantea Bonner. La cuestión no es “decidir si continúa la batalla que Calderón comenzó” o negociar con los cárteles y consignar “a México a la corrupción y a la impunidad del crimen organizado por generaciones”. La discusión relevante es cómo combinar un mínimo de impunidad y un mínimo de violencia. No se trata de una quimera: existen fórmulas que, sin abandonar la necesaria persecución de los grupos criminales, permitirían mitigar sus efectos desestabilizadores y, en particular, reducir la incidencia de la violencia homicida.

Si pueden, lean ambos artículos y luego me platican sus impresiones.

Nota fuera de tema: en este blog no se discuten por lo regular temas deportivos, pero hoy, imbuido por el espíritu olímpico, haré una excepción ¿No hay manera de cambiar la forma en que se presenta el medallero en los Juegos Olímpicos y justas similares? El criterio hoy usado es que oro mata todo. Si un país recibe una medalla de oro, cero de plata y cero de bronce, aparece por arriba de un país que lleva muchas platas y muchos bronces, pero ningún oro. Al día de hoy, por ejemplo, Venezuela, con una sola medalla pero de oro, aparece por encima de doce países (México incluído) que han recibido más medallas. Peor aún, Sudáfrica, con cuatro medallas (tres oros y una plata), está situado en mejor posición que Japón (27 medallas en total, pero dos oros) y Australia (20 medallas, un oro) ¿Cómo puede parecerle eso justo a alguien?  El medallero debería de reflejar desempeño colectivo y no la casualidad de contar con uno o dos atletas de excepción en las disciplinas adecuadas (las que dan un chorro de medallas). Mi propuesta sería clasificar por número de medallas, pero con ponderadores para reflejar la importancia relativa del metal (3 puntos por oro, 2 puntos por plata, 1 punto por bronce). Además, no estaría mal que los medios nacionales experimentasen con los medalleros alternativos que se han venido produciendo en diversos medios extranjeros (ajustando por PIB, población o tamaño de la delegación). Sólo es sugerencia.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.