¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
Lucky number
Por Alejandro Hope
22 de mayo, 2012
Comparte

Hace dos días, les comentaba del testimonio rendido por Raúl Lucio Hernández, alias “El Lucky”, jefe regional de los Zetas en el centro del País hasta su detención en diciembre pasado. El documento nos dice mucho sobre el modo de operación y las vulnerabilidades de los Zetas, pero también sobre el tamaño y naturaleza de la economía criminal y, sobre todo, de los mercados de drogas en México. Aquí les van algunas de las conclusiones medio especulativas a las que llego, basado en los números del “Lucky”:

  • “El Lucky” afirmó que vendía en el estado de Veracruz 100 kilos de cocaína al mes. Eso equivale a 1.2 toneladas por año (previsiblemente, los Zetas eran monopolistas, o casi, en ese estado). Sin embargo, con toda probabilidad, no se trataba de cocaína pura. El jefe zeta no dice nada sobre la pureza de sus drogas y no hay muy buenas referencias externas. Sin embargo, un estudio reciente ubicó entre 70 y 80% la pureza media de la cocaína vendida al mayoreo en la frontera México-Estados Unidos. Es probable por tanto que la cocaína vendida por los Zetas tuviera una pureza cercana a 80% (con cortes posteriores, antes de llegar al narcomenudeo). Luego entonces, 1.2 toneladas a 80% de pureza equivalen a 960 kilos de cocaína pura. Según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 (ENA 2008), los consumidores de cocaína (último año) en Veracruz representaron 6.7% del total nacional. En consecuencia, si “El Lucky” dijo la verdad sobre el volumen, es probable que el consumo nacional de cocaína sea de 14.3 toneladas (hace dos días dije 17 toneladas, pero no había hecho el ajuste por pureza). Esa cifra equivale a 7-10% del consumo total en Estados Unidos.
  • Con la estimación de volumen, es posible calcular el número de usuarios. Asumiendo un consumo promedio de 34 gramos por usuario por año (una medida utilizada en estimaciones serias de demanda), se obtiene un total de 421,926 consumidores de cocaína en México (de ese total, algo menos de 30,000 estarían en Veracruz). La cifra está ligeramente arriba del rango de estimación de la ENA 2008 (de 267,445 a 393,656, con una mejor estimación de 330,550) , así que bien vale una felicitación para los autores de la encuesta: casi le pegan seco al número. Ahora, no todos los consumidores son iguales: siguiendo una metodología de la RAND Corporation, es posible que los consumidores intensivos representen 17% del total. Eso equivale a 71,727 usuarios, los cuales concentrarían 75% del total consumido, es decir, 10.8 toneladas.
  • “El Lucky” también nos da algo de luz sobre el valor del mercado nacional de cocaína. Según afirma, los Zetas vendían un promedio de 100 kilos de cocaína al mes en Veracruz y a cada uno le ganaban 350 mil pesos. Eso equivale a 350 pesos el gramo, pero no sabemos si se trata de precios al mayoreo o al menudeo. Sin embargo, por la descripción que se hace en la nota del cobro de piso a asaltantes de camiones, es probable que ese número ya capture una buena parte del precio al menudeo: según la declaración de un asaltante, los Zetas se llevaban 80% del botín. No es improbable que lo mismo aplique para los narcomenudistas. De ser el caso, el precio al menudeo sería de 437 pesos por gramo, aproximadamente 32 dólares (nota: el precio nominal probablemente no es ese, ya que hay varias rebajas de calidad en el proceso. Pero al final del camino, es lo que previsiblemente obtienen los narcomenudistas por gramo). Sin lugar a dudas, hay importantes variaciones regionales de precio, pero dada la ubicación de Veracruz, es posible que ese número esté cerca del promedio. Haciendo de vuelta el ajuste por pureza al volumen nacional estimado, se obtiene un valor total de 7,811 millones de pesos (566 millones de dólares). Eso equivaldría aproximadamente a 1.6% del valor del mercado al menudeo de cocaína en Estados Unidos.
  • Si eso vale el mercado nacional de la cocaína, ¿a cuanto ascienden las ventas totales de drogas ilegales en México? “El Lucky” no nos dice mucho sobre ese tema, pero es posible recurrir a otras fuentes. Según un estudio de la consultoría ABT Associates (con datos del año 2000),  la cocaína representaba 55% del valor total del mercado al menudeo de drogas en Estados Unidos. En un estudio más reciente y utilizando una metodología distinta, investigadores de la RAND Corporation, ubicaron en 49% la participación de la cocaína en el mercado total.  Dada la muy baja prevalencia relativa de consumo de heroína y metanfetaminas en México y los bajos precios (promedio) de la marihuana, no es improbable que el porcentaje sea ligeramente mayor de este lado de la frontera. Yo supondría que está en torno a 60%. De ser el caso, el valor del mercado de drogas en México sería de 13,018 millones de pesos (aproximadamente 943 millones de dólares). En valor, el mercado mexicano sería entonces  65 veces menor que el estadounidense (más o menos).
  • Para poner las cosas en perspectiva, los ingresos brutos de los cárteles por exportación de drogas se estiman en 6.6 miles de millones de dólares, seis veces más que el valor del mercado nacional. Sin embargo, es posible que en términos de utilidades de la delincuencia organizada, las ventas nacionales tengan un peso mayor.  Por la vía del cobro de piso, podrían estar capturando 60-70% del precio al consumidor final (menos en la Ciudad de México, más en Veracruz o Nuevo León). En cambio, en la exportación, las utilidades probablemente anden más sobre el 50% de los ingresos brutos (ese el porcentaje que la UNODC calcula para la cocaína). De ser el caso, la diferencia entre exportación y mercado nacional sería más bien de cuatro a uno.
  • ¿Y cuanto sacan en los demás negocios? Allí sí quien sabe: “El Lucky” no nos da muchos detalles para hacer una estimación semi-razonable. Pero no me sorprendería si son al menos equivalentes a  los ingresos generados por el mercado nacional de drogas. En algún momento dado, hice una estimación y andaba por esos rangos (sobre mil millones de dólares), pero no me siento muy cómodo con el cálculo. Lo pueden ver aquí si les interesa (p. 274, recuadro 6.2).

En resumen, “El Lucky” nos revela mucho con unos cuantos datos. Nos confirma, entre otras cosas, que las drogas en México siguen siendo un asunto de minorías bastante pequeñas: la mayor parte del consumo de cocaína está concentrado probablemente en menos del 0.1% de la población de 12 a 64 años. Pero nos dice también que el tamaño del mercado nacional no es trivial y puede estar explicando una buena parte de la violencia que hemos experimentado en estos años. A lo mejor los aburrí con tanto cálculo, pero para mí se trata de un asunto crucial: ponerle números a las cosas nos permite recuperar un sentido de proporción que a menudo falta en las discusiones sobre delincuencia organizada. Y con el sentido de proporción viene la esperanza: el rival es muy grande y muy peligroso, pero no tiene ni tamaño de titán ni sofisticación  intergaláctica. Saber eso ya es, a pesar de todo, buena noticia.

Dar click para ampliar imagen

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Comparte