Monterrey de un vistazo - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
Monterrey de un vistazo
Por Alejandro Hope
3 de febrero, 2012
Comparte

Por razones de trabajo, estuve ayer en Monterrrey. El viaje fue de pisa y corre, así que sólo pude formarme algunas impresiones al vuelo. Aquí les van las principales:

  • La ciudad se siente algo más segura que hace seis meses. Las cifras oficiales son sin duda mejores que las del verano: el número de homicidios en Nuevo León disminuyó de casi 200 por mes en el tercer trimestre de 2011 a algo más de 150 en el cuarto (valga la aclaración que la cifra implica un incremento de 146% con respecto al mismo periodo de 2010 y 447% arriba del nivel de 2009). Otras categorías de delito también parecen ir a la baja: si bien el fenómeno está aún en niveles epidémicos, el número de robo con violencia de vehículos cayó 31% en los últimos tres meses del año con respecto al trimestre previo.
  • A pesar de esa mejoría relativa, la ciudad sigue atenazada por el miedo. Aquí mi indicador principal son dos conversaciones con dos taxistas (nunca dije que esto iba a ser a científico): ambos me narraron historias terribles de asaltos y balaceras . ambos me confesaron que hay cada vez más colonias a las que no se atreven a entrar, ninguno dijo sentirse más seguro a pesar de lo que digan las cifras. Uno de ellos me contó del terror que sintió  cuando tuvo que hacer una dejada a dos cuadras del sitio donde unos malvivientes fusilaron a ocho personas la semana pasada.
  • La presencia federal se siente, pero no se ve. O al menos no se ve como se veía en Ciudad Juárez en el periodo más duro. En las dos horas que pasé recorriendo las calles de Monterrey, sólo ví un retén de la Policía Federal. No me crucé con elementos del Ejército o de la Marina. Sin embargo, todo mundo en la ciudad parece haber tenido algún contacto con la fuerzas federales. Y, en general, las opiniones sobre las fuerzas armadas y la Policía Federal parecen ser razonablemente positivas. Esa impresión podría ser mero reflejo de un sesgo de selección o, tal vez, me encuentre demasiado influenciado por la experiencia en Ciudad Juárez, donde la presencia federal, casi desde el inicio, fue altamente polarizante. Como sea, no parece haber un debate demasiado agrio sobre el  operativo del gobierno federal.
  • La nueva policía estatal, llamada Fuerza Civil, está caminando y, al parecer, funciona más o menos bien (al menos, son más amables, según me dijo un taxista). Sin embargo, su construcción ha sido frustrantemente lenta. A la fecha, cuenta con 1,500 elementos, apenas 10% del total proyectado para 2015. El reclutamiento ha sido un proceso laborioso y complicado, a pesar de ofrecer remuneraciones considerablemente mejores a las de casi cualquier otro cuerpo policial en Mexico (14,000 pesos al mes como sueldo base, según entiendo). De hecho, en los dos años desde el estallido de la crisis de seguridad, el número de policías en Nuevo León (contando las fueras estatales y municipales) ha disminuído, no aumentado. Puesto de otra manera, si la solución es contar con una buena policía de tamaño suficiente, el proceso va para largo (por eso, hay que pensar en algunas medidas transitorias).
  • Si de algo no tengo duda, es que Nuevo León y Monterrey van a acabar resolviendo la crisis. Hay demasiada gente inteligente pensando de forma creativa y sistemática como para que no se encuentren soluciones al problema. Entre otros, vale la pena destacar a mi amigo Bernardo González Aréchiga y su equipo de la Escuela de Graduados en Administración Pública del Tec de Monterrey. Bernardo ha hecho casi más que nadie en Monterrey para ordenar las muchas agendas, empujar ideas novedosas, construir coaliciones amplias y diseñar un camino de solución a la crisis. Espero que sus paisanos le otorguen el reconocimiento que se merece: puede estar seguro de que cuenta con el mío (cualquier cosa que eso valga).

PD: No se lo digan a nadie, pero hoy cumplo 41 años. Oficialmente, estoy más cerca de los 60 que de los 20 ¿Me alegro o me deprimo?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.