Vislumbres de Juárez - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Plata o Plomo
Por Alejandro Hope
Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedi... Alejandro Hope es un investigador obsesionado con las drogas, el delito y varios puntos intermedios. No es legalizador, pero tampoco prohibicionista. Cree en racionar el castigo, pero no se le ocurre que la inseguridad se arregla nada más con escuelas y hospitales. Cuando no bloguea, dirige el Proyecto MC2 (Menos Crimen, Menos Castigo\\\", iniciativa conjunta en materia de seguridad pública del IMCO y MéxicoEvalúa. Síguelo en @ahope71 (Leer más)
Vislumbres de Juárez
Por Alejandro Hope
23 de noviembre, 2011
Comparte

Por motivos de trabajo, pasé dos días en Ciudad Juárez. Fue mi quinta visita en algo menos de dos años, cada una de ellas estremecedora y apasionante. Algunos temas se reiteran a cada viaje y la sensación de crisis sigue allí, pero en esta ocasión, encontré una ciudad cambiada. Aquí les van algunas impresiones sueltas:

  • Tal vez sea mera ilusión, pero la ciudad se siente menos tensa. Ya no es tan ubicua la presencia de las fuerzas de seguridad, ya no circulan por todas las calles y avenidas pick-ups acondicionadas, con policías armados y embozados, apuntando al vacío. El humor de los juarenses parece haber mejorado: aunque aún se nota temor y frustración, ya hay dosis perceptibles de optimismo. El cambio de tono se nota en la prensa local: el martes, el Diario de Juárez informaba que, durante el fin de semana, murieron más juarenses en accidentes viales que en actos de violencia.
  • La reducción de algunas formas de violencia parece ser real. Según cifras de la Fiscalia del estado de Chihuahua, el número de homicidios en octubre fue 50% inferior al número registrado un año antes. Es probable que para todo 2011, la caída sea algo mayor a 33% en comparación con 2010. Entre el viernes y el lunes pasados, se registró el primer periodo de 72 horas sin homicidios desde diciembre de 2008. Según me informaron, la disminución parece ser igualmente notoria en materia de secuestros.
  • Esto no significa que existan aún condiciones adecuadas de seguridad en Ciudad Juárez. El número de homicidios del mes pasado (140) es aproximadamente siete veces mayor al número mensual promedio de asesinatos que se registraban en 2007, antes del inicio de la crisis. El cobro de piso sigue siendo un fenómeno extraordinariamente extendido: de acuerdo con los integrantes de la mesa de seguridad, podría haber de 1500 a 2000 comercios extorsionados de manera regular en la ciudad. Y el robo de autos con violencia (o carjackings, como les llaman localmente) sigue teniendo proporciones epidémicas.
  • Aún así, la mejoría es notable. Y más notable por el hecho de que la presencia federal disminuyó considerablemente hace ya dos meses, sin que por ahora se haya registrado un rebote en los índices de violencia. Como consecuencia de los operativos en Veracruz y Guerrero, así como de las necesidades de seguridad en los Juegos Panamericanos en Guadalajara, una buena parte de los elementos de la Policía Federal apostados en Juárez desde abril de 2010 salieron de la ciudad en septiembre pasado. Por primera vez desde finales de 2008, la seguridad de la ciudad recae en lo fundamental en la policía municipal, presidida ahora por el muy controversial Teniente Coronel Julián Leyzaola, ex-jefe de la policía de Tijuana. Por el momento, esa fuerza ha sido suficiente para preservar los progresos alcanzados, aunque algunos juarenses se muestran escépticos de que esa situación continue en las próximas semanas y meses.
  • ¿A que se debe la tranquilidad relativa? La versión cínica es que es el resultado de la victoria del Chapo Guzmán en la disputa por la ciudad. No cuento con datos para juzgar sobre la verosimilitud de esa explicación. Sin embargo, lo que si parece un hecho es el debilitamiento de La Línea, el temidísimo brazo armado del cártel de Juárez: según me contaron, muchos mandos medios de esa organización fueron detenidos o abatidos en el último año. Sumado a esa purga, la Línea recibió un golpe severo con la detención realizada por la Policía Federal en julio pasado de su principal jefe operativo, José Antonio Acosta Hernández (alias “El Diego”, “El Diez” o “El Blablazo”). Según parece, la organización no ha logrado recuperarse de esos golpes sistemáticos.
  • Sin embargo, hay otros cambios en Juárez que podrían ser también parte de la explicación. En primer lugar, empiezan a verse algunas señales de orden urbano: en particular, es notoria la disminuación del número de coches sin placas o con polarizados extremos. Según  me cuentan, eso fue resultado de una campaña agresiva de emplacamiento del municipio (plaqueo le llaman allá) que, si bien no logró regularizar a muchos vehiculos, sacó de la circulación a una multitud de autos que circulaban sin forma alguna de identificarlos . Parece además que algunos de los programas asociados a la estrategia Todos somos Juárez, en particular la jornada escolar ampliada, está teniendo efectos positivos en el margen. También, el nuevo sistema de justicia penal (del cual Chihuahua es pionero) podría estar empezando a rendir algunos frutos. Por último, es posible (sólo posible: hay mucha controversia al respecto) que la policía bajo Leyzaola sea más disciplinada y, tal vez, más limpia.
  • Más allá de cambios específicos, hay un dato que me parece fundamental: el nivel de organización social. Existen muy pocos grupos vinculados al tema de la seguridad pública tan valientes, tan persistentes, tan ordenados, tan creativos como los miembros ciudadanos la llamada Mesa de Seguridad de Ciudad Juárez. Creada para dar seguimiento a los compromisos de Todos Somos Juárez, la Mesa agrupa, además de funcionarios de los tres niveles de gobierno, a una multiplicidad de organismos sociales, empresariales y académicos. En poco tiempo, ha logrado construir una estructura realmente ejemplar de gestión, fiscalización e innovación. Muchas de las cosas buenas que han sucedido en Juárez en los últimos meses son resultado de sus esfuerzos.
  • Uno de los integrantes fundamentales de la Mesa es Gustavo de la Rosa, abogado y visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua. Conozco a pocos personajes públicos en México tan carismáticos, tan inteligentes y tan comprometidos como de la Rosa. Ha salvado (literalmente) incontables vidas y ahora encabeza, entre otras cosas, una extraordinaria iniciativa para rescatar a jóvenes vinculados a pandillas en las zonas más bravas de Ciudad Juárez. Si algún día, le entra la locura de lanzarse por algún cargo público, cuenta de antemano con mi respaldo incondicional. Y si no, igual: puede contar conmigo para lo que se necesite.

A final de cuentas, regresé al DF con un prudente optimismo. Juárez sigue martirizada por un nivel extraordinario de violencia, pero, a pesar de todo, es una ciudad viva, activa, organizada y de pie. No sé cuanto tiempo le va a tomar a los juarenses recuperar su ciudad, pero no me queda duda alguna de que lo van a lograr. Se lo merecen, y con creces.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.