¿Por quién doblan las campanas? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pluma, lápiz y cicuta
Por América Pacheco
Especialista en negocios internacionales. Cronista salvaje. Autora de Pasajera en Trance (Mantarr... Especialista en negocios internacionales. Cronista salvaje. Autora de Pasajera en Trance (Mantarraya, 2018). Handle with care. Síguela en Twitter: @amerikapa. (Leer más)
¿Por quién doblan las campanas?
Como una oferta, como una promoción, les traigo un listado de agradecimientos a los mejores momentos que tuvo el 2019 para esta ciudadana comprometida con la justicia y la libertad.
Por América Pacheco
23 de diciembre, 2019
Comparte

La vida es etérea y fúnebre como el suicidio de una mariposa.

Cioran

Hacer un recuento de lo mejor y lo peor del año no solamente es trillado, sino soporífero. Excepto a tu tía Conchita, al mundo le importa tres kilómetros de madre tus viajes, tus libros favoritos o las reseñas culinarias con las que llenaste de pena ajena a los escasos amigos incondicionales que aún te siguen en Instagram.

Sin embargo, ejerciendo mi derecho a la libre expresión de la que siempre he gozado en este espacio por 8 años, les traigo como una oferta, como una promoción, no un recuento -no de lo mejor, ni de lo peor-, más bien, un listado de agradecimientos a los mejores momentos que tuvo el 2019 para esta ciudadana comprometida con la justicia y la libertad.

SHEER HEART ATTACK

La peor noticia del año la recibí el primero de enero de 2019. Vic sufrió un infarto en la mañana de año nuevo. Fue llevado de urgencia al hospital y gracias a una angioplastia y dos stents, este año podrá disfrutar a su familia otra noche vieja.

Dos factores fueron determinantes para ser nominada al Globo de Oro por mejor drama de año: su seguro médico no estaba vigente y el procedimiento médico costó medio millón de pesos, y al momento del infarto, estábamos viviendo una crisis emocional que nos gritaba terminar nuestra relación de una vez por todas. Fue un maldito infierno, sin embargo, gracias a este incidente lamentable, pude conocer a manos llenas la generosidad de mis amigos.

Este espacio no es suficiente para enlistar a todas las personas que donaron a la causa de Víctor, pero haré un pálido intento, sobre todo a las que estuvieron ahí físicamente cuando tanto necesitaba un abrazo:

Dalia Perkulis, gracias, hermana mía, por estar ahí. Por abrazarme, por pasear conmigo. Verónica Gonsenheim, jamás olvidaré que fuiste la única que me llevó de comer al hospital después de dos días sin hacerlo. Y sin bañarme, carajo. Noria Soria, eres mi familia, nunca tuve dudas. A ver ahora cómo le haces. Xiomara Montalvo, te amo, gracias, por tanto. Héctor de Mauleón: querido, eres un alma poderosa y generosa. Nunca voy a olvidar tu ayuda en esos días terribles. Macario Schettino, sos un crack, gracias infinitas. Rocío Ash, te debo tanto, prima. Roberto Remes, algún día pagaré tanta generosidad. Carlos Velázquez, gracias, pendejo.

Cristina De la Rosa, por gente como tú, vale la pena Facebook. Francisco Alanís -Sopitas– la generosidad siempre tiene ida y vuelta. Siempre cuenta con la mía. Verónica López Treviño, sin ti, jamás hubiera podido, gracias por tu compañía y lágrimas compartidas. Florence Ascouet, eres la hermana de otra madre, lo sabes. Naief Yeyha, querido, sigo conmovida por tu gran corazón y compañía. Paulina Quintana, gracias y perdón, tú sabes a qué me refiero. Gerardo Cárdenas y Paulina Vieitez gracias por ser familia. Ileana Dávila, ay, cariño, nada más de acordarme quiero llorar otra vez: gracias.

Claudia Ramos y Daniel Moreno: nunca un pajarito se había sentido más arropada por su nido. Los amo por siempre. Mariana Castro, María Ghersi, Ana Terán, Alicia Alarcón, Mario Campos, Alberto Gonze, Manuel Varela, José Luis Mitchelena, Yann Galmard, Maritza Gutiérrez, Alberto García Ruvalcaba, Graciela Romero, Mauricio del Castillo, Daniela Mata, Paloma Trujillo, Gaby Regino, Armando Luna, Norma Martínez y doscientos donadores más: si una vez necesitan un trasplante de algo, avisenme. Ahí estaré por ustedes.

SWEET HOME COAHUILA

Como todos ustedes saben, a finales de 2018 debuté como cronista en la pantalla grande después de años de escribir columnas en diarios y revistas en México y Colombia. Gracias a Ileana Dávila, la Feria Internacional del Libro de Coahuila me invitó como participante y pues, todo lo que puedo decirles es que Coahuila cambió mi perspectiva en doscientos fragmentos distintos.

Saltillo es una ciudad estraña, pero interesante, pero en Torreón encontré famiglia. Gracias a los extraordinarios esfuerzos de Ruth Castro, editora y responsable de esa maravilla llamada Astillero Libros, pude presentar Pasajera en trance en un bar feminista. El saldo de amistades nuevas que trajo consigo mi visita a la laguna se dice rápido, pero vale tres toneladas de amor: Ruth (of course), Jessica Ayala, Héctor Becerra: you rock, guys.

Adriana Vargas y Natalia: gracias por entrevistarme y hacerme sentir en casa. Charly, gracias por dejarme abrazar a tu piquito de oro, Celeste. Daniel Herrera gracias por aceptar presentar mi libro. Después de años de no vernos y de tanta revolución armada, fue un privilegio abrazarte y beber juntos.

Jorge Martínez, gracias por ser Virgilio en la inolvidable desintoxicación en el azufre de San Joaquín. El último agradecimiento de esta tanda va para Los Lonches de El Payo, Los Burros del Apá, las tortillas de harina y las gorditas de prensado. Que Dios nos los conserve por la eternidad.

ROADS

Mérida, a título personal, tiene dos poderosos símbolos: es la tierra de dónde vengo. La tierra de mi abuelo y la península dónde mis huesos acabarán de envejecer. Además, es la ciudad dónde vive la mejor de mis amigas. En 2019 tuve la fortuna de visitar la Ciudad Blanca en dos ocasiones. DOS. A pesar de que este año viví una ruina económica no registrada desde la crisis del 29. En Mérida festejamos los 15 años del benjamín de la familia y, por si fuera poco: se celebró mi fiesta de cumpleaños número 43. De Mérida traigo el refrendo del amor de Xiomara Montalvo (la Beth Gibbons de este sucio corazón), Sofía Aguilera, Lucía Alzati, Sara Gordon, Pamela Sosa y Luis Roberto Castrillón. Además, también adquirí un par de modelos nuevos de amor: Gaby Muñíz y Joshua Gatcke: thank you for visit me guys! <3

Nos vemos en verano del 2020, cabrones.

TRIUMPH

Acreditarme al HEY FESTIVAL aportó su cuota de milagros termodinámicos. Entrevisté al crush de mi adolescencia: Lamont -UGod- Hawkins y construí lazos poderosos de amor con gente extraordinaria. Ustedes no saben lo que es trabajar, comer, beber y amar en compañía de Lilla Hernández, Miguel Ángel Ángeles, Sara Camhaji, Marcos Galante, José Ignacio Solórzano Pérez, Lalo Rabasa, Lilian Rabasa, Trino, Alejandro Rosas, Julio Patán, Antonio Flores y, sobre todo, con la inolvidable, entrañable y preferida de este corazón Alejandra Rabasa. Love you for ever, girl.

La resaca de esos días la pude superar dos meses después. Qué viva Querétaro, compatriotas.

TRES LANCHEROS MUY PICUDOS

Jorge Sánchez Urías, Víctor Hernández, y la que suscribe, inauguraron este año el Club de los Corazones Solitarios de Totoro Beltrán. A veces, el mundo parece un páramo seco y desolador, pero este club convierte en hilaridad todo lo que toca y no sé qué hice para merecerlo. No tengo más que decirles que ocupo el pago de la membresía 2020 con miras a ser vitalicia. Aviso.

GIRLS JUST WANT TO HAVE FUN

El último trimestre del año fue el mejor, sin duda. Días antes de comenzar a abrazar el otoño, pude reunirme con la escritora nicaragüense Ligia Urroz y con la poeta y novelista Paulina Vieitez en una cantina de la Ciudad de México. Esa noche se comenzaron a escribir historias cuyo origen no es otro que la pulsión, y como se sabe, escribir con furor y pasión es un alivio extraordinario. Esa noche recibí las señales que animaron a esta alma viajera a volver a lanzarme al barranco sin paracaídas. Como el señor oscuro lo hubiera querido. Gracias a ambas, Diosas de las letras. Que lo que esos tintos unieron, no lo separe ningún mezcal.

HACER UN PUENTE

Mientras escribo estas líneas, miro de reojo la clave de reservación del primer viaje que haré en 2020. Sonrío en silencio. La historia me ha enseñado que los mejores viajes, son los que te caen del cielo. Los inesperados. Los regalos del futuro. Estamos en el siglo XXI y el ser humano todavía es incapaz de conocer su destino. Todo lo que sabemos es que, cada acción -por pequeña que esta sea- es capaz de afectar no solamente a la gente que nos rodea, sino a las personas que nos convertiremos mañana. Si nuestro futuro estará salpicado de grandeza o miseria, ese -y no otro- será el misterio que regirá nuestras vidas, nuestro insomnio y nuestra vigilia interna. No sé si 2020 traerá consigo dolor inmenso o alegría insoportable, pero te agradezco tantísimo Alejandro García por la posibilidad del misterio, del sabor de la dulzura o de la derrota.

Desde hace un par de años, me gusta poner sobre la mesa una de las reflexiones que más me obsesionan: el tiempo. El tiempo es el mejor corrector de estilo de tu vida. El decorador de interiores más preciso. La Marie Kondo de tu narrativa interna, el feng-shui de tu espíritu. Todo aquello que somos hoy, no lo seremos mañana. Nuestra métrica tiene que irse modificando de acuerdo con nuestro canto y todos los días aprenderemos canciones nuevas.

Pongan mucha atención, que traigo un disco doble.

 

Ningún hombre es por sí mismo una isla.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia fuese.

Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; están doblando por ti.

John Donne.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.