close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Pluma, lápiz y cicuta
Por América Pacheco
Especialista en negocios internacionales. Cronista salvaje. Autora de Pasajera en Trance (Mantarr... Especialista en negocios internacionales. Cronista salvaje. Autora de Pasajera en Trance (Mantarraya, 2018). Handle with care. Síguela en Twitter: @amerikapa. (Leer más)
Recomendaciones literarias, FIL 2011
Por América Pacheco
5 de diciembre, 2011
Comparte

“Pizzería Kamikaze y otros relatos”

Etgar Keret, Editorial Sexto Piso

 


 

Una de las visitas más esperadas por la comunidad lectora juvenil el domingo cuatro de diciembre, fue la sensación literaria de medio oriente, el israelí Etgar Keret (quién canceló de última hora por un problema familiar). La dinámica consistiría en charlar con Diego Rabasa (editor de Sexto Piso) y dar lectura a uno de sus libros de cuentos más populares en este país.

 


 

“Pizzería Kamikaze” es el relato que da título a este libro en el que se identifica claramente la narrativa irónica, que transita por el terreno del absurdo, y que tanta fama ha dado al autor. Haim, el protagonista, es un perturbado suicida que inicia un peculiar viaje dos días después de su muerte. En compañía de su camarada Ari Galfend, se introduce en un mundo carente de esperanza donde se encuentra con personajes también suicidas, como Kurt, el vocalista de Nirvana, a quién define como un «verdadero imbécil» que continúa su búsqueda frenética de reconocimiento póstumo en esa segunda vida, o por ejemplo, a Nasser, un barman árabe que se ahoga brutalmente en alcohol, ante el desencanto de no encontrarse con las setenta vírgenes prometidas antes de estallar en mil pedazos en su malograda vida anterior. La narrativa de Keret como una atractiva y delirante propuesta para echar un hipotético vistazo a la vida después de la muerte. Otro de los cuentos que conforman este libro es: “La historia de un conductor de autobús que quería ser Dios” que nos narra la breve historia de Adi quien se desempeña como chofer con agrado y un enorme sentido de responsabilidad; a falta de ser incapaz de cumplir su verdadero sueño: el de ser Dios. Narrativa cargada de humor, desconsuelo, absurdo, humor y fatalismo. Keret se ha consolidado como un autor reconocido más allá de las fronteras de su país, gracias a la gran recepción de la crítica que no ha estado peleada con las altísimas ventas de su obra en todo el mundo.

 

“Dolerse: Textos desde un país herido”

Cristina Rivera Garza,  Editorial Sur +



“Dolerse: Textos desde un país herido” (epílogo de Diego E. Osorno) de la escritora, narradora, poeta y ensayista mexicana Cristina Rivera Garza, es un compendio de estrujantes crónicas -que son contadas sin orden cronológico- acerca de la violencia que azota nuestro país, salpimentadas con altas dosis de poesía. Este libro puede describirse como necesario ante una sociedad que pernocta a diario frente a la impunidad del crimen organizado y al desdén de nuestro inoperante aparato de justicia, y que sólo alcanza a petrificarse por el terror. Cristina utiliza su fino lenguaje literario, para desazolvar nuestra carencia de empatía con el dolor ajeno, remueve con agudeza mediante la recopilación de textos periodísticos que ha publicado en los últimos cuatro años (asegurándose de otorgarles una atemporalidad que el lector agradece).  Nos invita a dejar de ser rocas insensibles, a repudiar la avalancha de violencia que abruma a nuestro país “desde el dolor, recuperar nuestros cuerpos”, “desdeñar la apatía hacia el sufrimiento humano, ante el desmoronamiento de nuestra propia tragedia”.

 

Diego E., Osorno señala que el libro de Cristina no tiene como objetivo transmitir consuelo, más bien, nos invita a recuperar la capacidad de sentir, a negarnos a seguir consintiendo esta brutal política del terror que las autoridades y el narcotráfico nos han impuesto y que nos  impide recorrer libremente por nuestras propias calles, carecer de tranquilidad para caminar a cualquier sitio, consintiendo el dejarnos llevar por la dinámica dictada por una paranoia infernal.

 

“El otro no es un medio, es un fin (cuando dejamos de considerar al otro como alguien, se le abre la puerta de par en par a la violencia)”.

 

Este libro no es en lo absoluto un tratado acerca de la instauración de algún tipo de “república amorosa”. La propuesta de la autora es exhortarnos a humanizarnos mediante el dolor que padece nuestro país, que asimilemos este sentimiento poderoso que puede entenderse como una capa de piel que transpira, que se hincha y sangra.

 


 

Cristina Rivera Garza nos invitó a entender a la escritura con plena consciencia de “su naturaleza crítica y subversiva”, durante la presentación de su libro en el célebre bar tapatío: “El gato verde”. Terminó su intervención declarando que: “La poesía no se impone, se expone, es encarar a la muerte, colocarse en pos de lo desconocido”… “todos los muertos son nuestros muertos. Todo está más cerca de lo que parece”. . .  “detengamos al terror justo donde la palabra dice error”.

 

Porque aunque miremos con indiferencia el lado opuesto del camino lleno de cuerpos e injusticia, todos tenemos colocada una manta justo frente a la fachada de cada una de nuestras casas en la que se lee: Somos un país con miedo.

 

No podría estar más de acuerdo con Cristina.

 

América Pacheco.

Enviada especial Animal Político, FIL Guadalajara 2011.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.