close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Por Un Mundo Sin Fronteras
Por Por Un Mundo Sin Fronteras
Sin Fronteras es una organización civil mexicana, laica, apartidista y sin fines de lucro, que t... Sin Fronteras es una organización civil mexicana, laica, apartidista y sin fines de lucro, que trabaja para contribuir al cambio de las condiciones en las cuales ocurren las migraciones internacionales y el asilo, a fin de que estos se den en un marco de plena vigencia de los derechos humanos de los migrantes internacionales, solicitantes de asilo, refugiados y sus familiares. Síguela en Twitter @SinFronteras_1 (Leer más)
México, Estados Unidos y el tema migratorio
¿Qué pasará con todas las personas que no les sea concedida la condición de refugiado en Estados Unidos? Para cuando el plazo de su proceso termine, de acuerdo a la legislación mexicana en materia de asilo, ya habrá pasado el tiempo límite para solicitar asilo en México. ¿Cómo se procederá en estos casos?
Por Por Un Mundo Sin Fronteras
16 de agosto, 2019
Comparte

Por: Rosalba Soto Palma

Días por demás intensos, con reacciones contradictorias y extremas de sus funcionarios públicos en ambos lados de esa larga frontera que, además, está cambiando poco a poco su convivir: hay nuevos desafíos para quienes la habitan, la visitan y para quienes ahí se establecen.

Mientras se habla de la masacre número 250 en la historia de los Estados Unidos de América, contando el tiroteo en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, se escuchan reacciones enérgicas, voces que llaman, que justifican, que condenan. La del gobierno mexicano analiza solicitar la extradición de Patrick Crusius, quien confesó que su objetivo era matar mexicanos por la “invasión hispánica en Texas”. Reacción simbólica, a mi parecer, pero que dice algo: el querer alzar la voz frente a Estados Unidos y a su presidente para mostrar su preocupación. Independientemente de las posibilidades reales que los expertos en la materia vislumbren en este proceso y de la habilidad de sus operadores, podría resultar en una suerte de moneda de cambio; veremos hacia donde se inclina la balanza1.

Por su parte, el tema migratorio en nuestro país se está configurando con nuevas disposiciones para operar el tercer país seguro. Medidas del sector público y del privado se han sumado a esta causa sin escuchar propuestas, y denostando la experiencia y trabajo de organizaciones de la sociedad civil que se han caracterizado por atender aquellas deficiencias del aparato de gestión migratoria en México.

Entre las medidas se encuentran la implementación de albergues de acogida en la frontera norte2  y la oferta de empleo a través de un proceso de gestión de documentos, sin escuchar planteamientos de las implicaciones y riesgos que enfrentaría una persona solicitante de asilo de Estados Unidos que espera en México, al tener acceso a los programas que se ofrecerían. El tema aún debe clarificarse, pues si se accede a un tipo de documento mexicano, ¿perdería este solicitante de asilo su oportunidad de otorgársele la condición de refugiado por haberse registrado en un programa del gobierno mexicano?

Además, se sabe de antemano que muchas solicitudes de asilo serán rechazadas por el gobierno norteamericano; así lo señalan los especialistas. ¿Qué pasará con todas las personas que no les sea concedida la condición de refugiado? Para cuando el plazo de su proceso termine, de acuerdo a la legislación mexicana en materia de asilo, ya habrá pasado el tiempo límite para solicitar asilo en México (30 días hábiles). ¿Cómo se procederá en estos casos?

Análisis detallados como estos3 son los que diversas organizaciones de la sociedad civil han manifestado y propuesto planteamientos para construir, conforme a derechos humanos y seguridad humana, el abordaje de este complejo panorama de la movilidad humana en todas sus dimensiones (retorno, salida, tránsito y destino). Sin embargo, se les tacha de tener poca voluntad política para apoyar y dar continuidad con las acciones que el gobierno está implementando, cuando en realidad se proponen alternativas desde la experiencia y atención directa. Se cruza la postura del nuevo gobierno, que por el hecho de ser mayoría se suponen conocedores, sin mencionar el tema del financiamiento a las organizaciones de la sociedad civil (OSC), que pareciera ser que no solo es limitar a las OSC con recursos, sino además tomar con poca seriedad el trabajo y propuestas que se impulsan desde redes, colectivos y bloques de organizaciones.

Los acontecimientos que vemos día con día, dan siempre oportunidades. Esperemos que estas oportunidades sean aprovechadas para no continuar con contradicciones, para que podamos vernos diferentes de nuestro país vecino.

* Rosalba Soto Palma, Gestión de Incidencia y Vinculación interna de Sin Fronteras (@Sinfronteras_1).

 

1 Para una breve referencia puntual: Claire Parker. Mexico might try to put the El Paso shooter on trial. The U.S. is unlikely to hand him over. Washington Post. Consulta 09/08/19

2 La apertura de estos albergues se identifican en las ciudades de Mexicali y Tijuana, en Baja California Norte; Ciudad Juárez en Chihuahua; San Luis Rio Colorado, en Sonora; Nuevo Laredo y Matamoros en Tamaulipas y Matamoros. El primero de ellos en Ciudad Juárez: el Centro Integrador del Migrante “Leona Vicario” que tendrá capacidad para atender a 3,000 y dará servicios de alimentación, hospedaje, salud, bolsa de empleo, y orientación para gestionar documentos con varias instituciones gubernamentales.

3 La guardia nacional y las denuncias de albergues y casas de migrantes son un tema de preocupación del que no se ha tomado acciones ante las denuncias hechas. En visita reciente a la Casa del Migrante de Tijuana, nos confiaron que miembros de la guardia nacional rondaban el albergue, esperando en las esquinas, vigilando, observando a los migrantes ahí hospedados. El tema de los niños, niñas y adolescentes acompañados y no acompañados que están en Estaciones Migratorias también es un tema de preocupación, ya que no deberían de estar detenidos en estos espacios, sin embargo, empresas privadas se enorgullecen de llevar bibliotecas digitales a estos centros de detención cuando no debería de haber niños en ellas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.