¿Y si nosotros fueramos parte de la Caravana Migrante? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Por Un Mundo Sin Fronteras
Por Sin Fronteras
Sin Fronteras es una organización civil mexicana, laica, apartidista y sin fines de lucro, que t... Sin Fronteras es una organización civil mexicana, laica, apartidista y sin fines de lucro, que trabaja para contribuir al cambio de las condiciones en las cuales ocurren las migraciones internacionales y el asilo, a fin de que estos se den en un marco de plena vigencia de los derechos humanos de los migrantes internacionales, solicitantes de asilo, refugiados y sus familiares. Síguela en Twitter @SinFronteras_1 (Leer más)
¿Y si nosotros fueramos parte de la Caravana Migrante?
¿Qué motiva a las personas a trasladarse a un país que desconocen y en el que posiblemente enfrenten cuestionamientos y violencia como la vista hasta ahora en distintos puntos geográficos por donde ha atravesado la Caravana?
Por Ximena Suárez  de la Cruz
21 de enero, 2021
Comparte

¿Cuál es la primera imagen que viene a nuestras mentes cuando escuchamos la palabra migrante?, ¿pensamos automáticamente en un hombre, o tal vez en una mujer, probablemente entre los 30-40 años, proveniente de algún lugar de Centroamérica?, ¿pensamos acaso en una persona estadounidense, finlandesa o qatarí?, ¿logramos pensar en nosotros mismos dentro de esta categoría?

¿Qué narrativa aparece casi de forma automática en nuestro cerebro cuando hablamos de migración y por qué?

Muchas de estas preguntas no resultan para nada triviales al tratar temas de movilidad humana, porque afortunada o desafortunadamente, gran parte de las construcciones que tenemos de una característica tan intrínseca al ser humano como lo es migrar provienen de ese primer acercamiento a la migración a partir de nuestra educación formal, o bien, a partir de lo que vemos reflejado en nuestras conversaciones cotidianas o en los distintos medios de comunicación.

Continuamente al leer y escuchar las respuestas de las personas ante fenómenos recientes como las “Caravanas Migrantes”, me es vital cuestionar si desde nuestros espacios ¿alcanzamos a dimensionar que estas “Caravanas” se integran justo por personas como tú, como yo, por personas tal vez mayores de 60 años, con alguna discapacidad, pertenecientes a alguna comunidad indígena, niñas, niños y adolescentes, personas LGBTTTIQ+ o, personas que por razones diversas han dejado sus vidas atrás, posiblemente huyendo de la violencia vivida en sus países o con el fin de proteger sus vidas?

Como abogada de una organización de la sociedad civil que por razones de trabajo mantengo un contacto permanente con la población en contexto de movilidad, me pregunto ¿si logramos reconocer la necesidad que impulsa a las personas a salir de sus casas, de sus localidades y sus países de origen para intentar tener una mejor vida? Sea desde la perspectiva económica o por cuestiones de supervivencia, ¿qué tan fácil resultaría para cualquiera de nosotros desprenderse del lugar donde has vivido la mayor parte de tu vida o del que decidiste en algún momento sería tu hogar? Es decir, ¿qué motiva a las personas a trasladarse a un país que desconocen y en el que posiblemente enfrenten no sólo cuestionamientos o críticas (como los recientemente expuestos puntos de vista vistos en redes sociales) sino violencia como la vista hasta ahora en distintos puntos geográficos por donde ha atravesado la Caravana?

Continuamente me hace falta más cabeza para tratar de entender ¿por qué tendemos a adelantar juicios sobre una persona a partir sólo del país del que es nacional?, es decir, regresando a la imagen que aparece en nuestras cabezas casi al instante al tratar de pensar en una persona migrante, podría asegurar que menos del 5% de quienes leen estas líneas tuvieron en mente la imagen de un turista joven proveniente de algún país europeo o la imagen de una mujer de negocios proveniente de algún país asiático. Mi pregunta es ¿por qué nos sucede esto? ¿por qué tendemos a reflejar en la migración nociones poco cuestionadas sobre raza, género o capacidad económica?, ¿no es acaso la migración un fenómeno que nos ha acompañado a lo largo de historia de la humanidad, entendiendo que el desarrollo de nuestras sociedades surgió justo a partir del desplazamiento y movilidad de las personas que nos precedieron?

¿A qué quiero llegar con todo esto? Me parece necesario que dentro de la actual coyuntura migratoria, muchos debemos detenernos un instante y cuestionar ¿cómo entendemos el fenómeno de la migración? Comprender que finalmente estos desplazamientos masivos de miles de personas deberían centrarse en justamente eso, las personas que se están movilizando y las razones que los empujan a movilizarse través de estos flujos, aun frente al actual contexto de pandemia.

No debemos subestimar las razones por las cuales las personas han decidido movilizarse bajo estas formas recientes de la migración observadas en la región. Muy a pesar de las visiones encontradas que seguramente todos tenemos acerca de las políticas migratorias y los retos que enfrentamos en los distintos países por los que ahora está atravesando este contingente humano, me parece central no dejar de lado que estamos hablando de personas, un aspecto que podrá parecer trillado, pero que muchas veces pasa inadvertido en las respuestas que los Estados muestran a partir de las políticas y estrategias que implementan “para mantener una migración segura, ordenada y regular”, en las que, lamentablemente, poco o casi nada se hace para descifrar estos cuestionamientos arriba compartidos y para abordar el fenómeno desde una perspectiva de derechos humanos de las personas que integran este contingente. Una reflexión por demás necesaria en nuestros tiempos.

* Ximena Suárez de la Cruz es Abogada de Defensoría de Sin Fronteras IAP (@Sinfronteras_1).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.