De los golpes a la lucha cívica - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Proyecto ciudadanía
Por Alianza Cívica
Proyecto ciudadanía es una organización de la sociedad civil plural y apartidista que promueve... Proyecto ciudadanía es una organización de la sociedad civil plural y apartidista que promueve la participación ciudadana y una democracia con resultados para la gente. (Leer más)
De los golpes a la lucha cívica
Por Alianza Cívica
3 de noviembre, 2011
Comparte

Por: Frente Cívico Familiar

 

Este 4 de noviembre se cumple en Yucatán una fecha que muchos habitantes de su capital, Mérida, quisieran olvidar: no es un día nada agradable en particular para decenas de personas que terminaron sangrando, internadas en hospitales, algunas de ellas, ingresadas de gravedad.

 

Tampoco es una efeméride grata para quienes terminaron con cortadas, o fueron despojados de celulares, carteras, lentes, cámaras fotográficas y otros objetos personales. Se cumplen 4 meses de un salvaje agresión contra mujeres, adultos mayores y muchos jóvenes, cometida por golpeadores profesionales, vinculados –con pruebas plenas interpuestas ante la ley- con el Ayuntamiento de Mérida y el gobierno del Estado así como con otros grupos de choque de sindicatos, agrupaciones y gremios ligados a ambas instituciones.

 

Los ciudadanos lesionados participaban en una manifestación pacífica en una avenida emblemática de la ciudad de Mérida, en protesta por la edificación de una obra innecesaria como un paso subterráneo que, a todas luces, resultaba un absurdo como se comprobó luego de su inauguración, al ocasionar numerosos problemas en 10 ó 15 calles a la redonda, afectando la vialidad de amplio sector, donde fue necesario colocar numerosos semáforos, cambiar sentidos de las calles y restringir la circulación, todo con tal de que funcionara el llamado “distribuidor vial”.

 

Todo esto se advirtió con anticipación pero la autoridad no escuchó ni hizo caso alguno a quienes propusieron corregir los errores y evitar el daño a la ciudad. Nada la importó ni a la alcaldesa Angélica Araujo ni a la gobernadora Ivonne Ortega.

 

Para justificar la agresión del 4 de julio, el gobierno emanado del PRI intentó construir dos escenarios para no ser responsabilizado: el primero que fue un conflicto entre particulares –lo que resultó falso por los estrechos vínculos que guardan funcionarios y el segundo que en ese enfrentamiento, estaban presentes miembros de partidos políticos. Ambas mentiras pretendían justificar los ataques que recibieron los manifestantes, en su mayoría, gente conocida de Mérida, ciudadanos comunes y corrientes.

 

Empero, tras presentar denuncias ante las autoridades, todos los afectados, junto con otros miles de personas más, fueron tratados como agresores, a pesar de que varias grabaciones y cientos de fotografías, demostraban quién inició la agresión y de qué lado surgieron los golpes. No se les hizo justicia.

 

Sin embargo, el maltrato a los ciudadanos, la impunidad con que actuaron los agresores, los daños arquitectónicos a la ciudad, y la actitud omisa de las autoridades, lograron lo imposible: al mes, el 4 de agosto, nacía un movimiento ciudadano que logró formar la palabra justicia para ser fotografiada desde una avioneta, con cientos de personas unidas en cada letra; a los dos meses, surgían marchas de protesta; a los tres meses, se convocaba a un movimiento que unió a miles de personas tomadas de las manos a lo largo de la avenida que resintió los daños en su vialidad, batiendo un récord en materia de acciones cívicas.

 

Este 4 de noviembre, no será la excepción y los meridanos inconformes con el maltrato a su ciudad, acuden a lo que se llama “bautizo ciudadano”, para luego de una larga, amplia consulta en redes sociales, eligieran nombrar el sitio de la agresión como “glorieta 4 de julio”, en conmemoración a la fecha en que se inició ese despertar cívico. El gobierno municipal, con una gran falta de tacto, pero a manera de mea culpa, intenta llamarla a esa zona “glorieta de la paz”, con lo que se ofende más a los lesionados.

 

Gracias a ese hecho muchos sectores se unieron, colegios de profesionales, escuelas, especialmente de la arquitectura, lo mismo que estudiantes, amas de casa y asociaciones cívicas, como la firmante de este artículo, hemos logrado conformar una base sólida ciudadana dispuesta a exigir justicia y organizarse ante la barbarie y la injusticia.

 

Así las cosas, el 4 de julio, lejos de ser un mal recuerdo, se convirtió en el punto de partida para nuevas acciones cívicas que han propiciado un nuevo despertar social, que mucho le hacía falta a la capital yucateca. Eso vamos a recordar 4 meses después, este 4 de noviembre, con la participación de un movimiento ciudadano que ya nadie detiene.

 

____

Sitio web: www.frentecivicofamiliar.org

En Twitter: @frentecivicofam

Facebook: Frente Civico Familiar

Correo: [email protected]

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts