México y Colombia ¿Estados infiltrados por el narcotráfico? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Proyecto ciudadanía
Por Alianza Cívica
Proyecto ciudadanía es una organización de la sociedad civil plural y apartidista que promueve... Proyecto ciudadanía es una organización de la sociedad civil plural y apartidista que promueve la participación ciudadana y una democracia con resultados para la gente. (Leer más)
México y Colombia ¿Estados infiltrados por el narcotráfico?
Por Alianza Cívica
9 de diciembre, 2010
Comparte

Por: Angélica Pineda Bojórquez*

Cuando semanas atrás recibimos el ofrecimiento por parte del Centro de Asesoría y Promoción Electoral del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH/CAPEL), para efectuar un evento de intercambio de experiencias entre especialistas colombianos y mexicanos sobre cómo afrontar procesos electorales en situaciones de violencia, recordé la pregunta que me hiciera un periodista en torno a la observación “Juego Limpio, Voto Libre 2010”, efectuada por Alianza Cívica en los estados de Oaxaca, Puebla, Veracruz e Hidalgo.

–       Ahora que asesinaron al candidato priísta a la gubernatura por Tamaulipas, Rodolfo Torre, ¿Alianza Cívica va a observar las elecciones en ese estado, donde las amenazas de los narcos han hecho que varias personas declinen fungir como funcionarios de casilla?

Le respondí que Alianza Cívica había iniciado desde mayo la observación de los procesos electorales en los estados señalados (el asesinato del candidato ocurría seis días antes de las elecciones del 4 de julio). Además, no se había incluido a Tamaulipas porque allí el riesgo para el voto libre no estaba en el condicionamiento del sufragio y el desvío de fondos públicos a favor de candidatos “oficiales”, sino en la violencia desatada por la delincuencia organizada.

Tras mi respuesta, me quedé pensando hasta dónde la situación que vivíamos en México se estaba pareciendo a la de Colombia, y el foro que realizamos ayer 8 de diciembre en el Hotel Diplomático del sur de la Ciudad de México me ha dado varias claves.

Se trató del foro “Mapas de Riesgo Electoral. Intercambio de experiencias México-Colombia”, donde la nación sudamericana estuvo representada por Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE), y Claudia López, directora del Observatorio para la Democracia de la MOE.

Ambas refirieron cómo el Estado colombiano ha sido infiltrado por los grupos delincuenciales –narcoparamilitares más específicamente- a tal punto que, según investigaciones judiciales, en los últimos 20 años una tercera parte de los cargos políticos en las ramas legislativa y ejecutiva, desde instancias locales hasta la nacional, fueron capturadas por organizaciones armadas y mafiosas. Esto significa que los enemigos de la democracia colombiana no sólo están fuera del Estado; una parte sustancial está dentro.

Y es aquí donde uno no puede menos que preguntarse cuál es el nivel de infiltración que agobia al Estado mexicano para que, a dos años de librada una batalla que ha cobrado ya la vida de 30 mil personas –la mayor parte de las cuales son jóvenes- ni el propio presidente Felipe Calderón puede decir que esa guerra se ha ganado, o dar un plazo perentorio para que eso ocurra.

Como dijera  en el foro Hugo Almada, Consejero de los Diálogos para la Seguridad Pública en Ciudad Juárez, “ningún cártel resiste la fuerza del ejército a menos que tenga de su lado a un grupo político, es decir, a una parte del Estado que lo sostenga y apuntale”.

Jesús Cantú, ex consejero del IFE, explicó las vías que utilizan los grupos de narcotraficantes para influir en el sistema político:

1)    Poner a los candidatos de los partidos políticos.

2)    Financiar las campañas con dinero en efectivo para evitar su fiscalización.

3)    Presionar a los medios de comunicación para darle proyección a los candidatos comprometidos con los narcos.

4)    Presionar directamente a los votantes, lo cual ocurre ante la debilidad que aqueja a las autoridades electorales (debilidad que se demuestra por ejemplo, en el enooooorme retraso que lleva la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados para elegir a tres nuevos consejeros del IFE).

Estas vías son las mismas que utilizan los grupos narcoparamilitares en Colombia, de acuerdo con lo expresado en el foro por Alejandra Barrios y Claudia López, de la MOE.

En nuestro siguiente blog seguiremos abordando otras similitudes entre los contextos colombiano y mexicano.

Por lo pronto, hoy 9 de diciembre estaremos llevando a cabo un taller en el que las representantes de la MOE compartirán la metodología que han desarrollado para el mapeo electoral en escenarios de conflicto armado y de violencia, con la finalidad de generar alertas tempranas en territorios donde el ejercicio del voto está en riesgo de no ser libre, transparente, confiable y seguro.

La cita es de 9:00 a 14:00 hrs. en el Hotel Diplomático, ubicado en Insurgentes Sur 1105. Col. Nochebuena, a una calle de la Plaza de Toros y el Estadio del Cruz Azul.

*Responsable del Área de Comunicación y Visibilidad Institucional de Alianza Cívica.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts