close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Aborto por violación: Sonora, una esperanza
Azucena, de 12 años, fue violada por su padrastro y el sobrino de éste, tras lo cual quedó embarazada. Asesorada por la red de Abogados Radar 4 y GIRE, Azucena y su madre solicitaron un aborto legal al gobierno de Sonora. Ésta es su historia.
Por Gire
17 de noviembre, 2014
Comparte

Por: Odracir Ricardo Espinoza Valdez (@Odra__Sir)

Sonora se caracteriza por tener una población con costumbres muy arraigadas, lo que para muchos se traduce en que la mayoría de los sonorenses son conservadores. Esto se refleja en su resistencia para abordar temas como el matrimonio entre personas del mismo sexo y el divorcio express, entre otros, que han sido sin lugar a dudas tabús legales en el congreso del estado.

Sonora al ser el cruce fronterizo más grande del país y en ciertos momentos ser bonanza turística y productiva ha tenido como consecuencia la existencia de mucha diversidad poblacional, pero no escribo este artículo para describirles mi estado, sino más bien para relatarles un primer caso que nos tocó vivir y atender desde GIRE y a mi como parte de la red de abogados Radar 4º.

Un caso en donde se puede afirmar que existen esperanzas y nos hace creer que hay una pequeña luz en el tan complicado tema de la aplicación de la interrupción legal de un embarazo en Sonora, donde ha sido un tema guardado y tratado con muchas reservas por las autoridades y por la propia sociedad, una situación que no se ha querido hacer visible, pero que evidentemente existe.

Al ser el abogado de Radar 4º en Sonora, me informaron de una violación que tuvo como resultado el embarazo de una niña de 12 años de edad, en la ciudad de Cananea, ubicada geográficamente alrededor de 300 kilómetros al norte de la capital de Hermosillo, municipio muy cercano a la frontera con Estados Unidos. La niña Azucena, sin entrar en los detalles del delito, fue violentada en diversas ocasiones por su padrastro y su sobrino. En cada ocasión, la amenazaban y sobre todo la amedrentaban diciéndole que le harían daño a su madre, hasta que en el mes de julio, según lo relata la madre Carmen se enteró de la situación e inmediatamente reaccionó. El resultado provocó una riña contra los perpetradores del delito de violación, quienes resultaron lesionados.

Es importante señalar que los delincuentes en este momento se encuentran detenidos llevándose a cabo el debido proceso penal por los delitos de violación y amenazas. Esperamos que se haga justicia en materia penal y estaremos al pendiente de ello.

Meses después, derivado de la violación, la niña Azucena le comenta a su madre que se siente mal. Carmen (la madre) la lleva con el médico, quien diagnostica 11 semanas de embarazo.

Carmen busca ayuda para saber que podía hacer con el embarazo de su hija, la cual encuentra en GIRE, con quienes atendemos este tipo de casos. En Sonora, como en muchos otros estados, existe una evidente deficiencia en los protocolos de atención y actuación del procedimiento de interrupción legal del embarazo por violación, por lo tanto, es claro que al no tener un manual de actuación, los servidores públicos encargados o quienes están facultados para atender estos casos, no saben cómo hacerlo, a pesar de que el Código Penal del Estado de Sonora señala lo siguiente:

“Artículo 269.- No es punibles (sic) el aborto causado por culpa de la mujer embarazada, o cuando el embarazo sea resultado de una violación”.

Atendiendo esta codificación, aunada al postulado Constitucional de protección a la Salud, que señala lo siguiente en su artículo 4º :

“Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”.

Pedimos la intervención de la Secretaria de Salud del estado, la cual tiene la obligación de proteger la salud de las personas, en este caso Azucena. Además, debe velar por el cumplimiento del procedimiento de interrupción legal del embarazo, ya que sus facultades así lo determinan. Atendiendo a ello, ejerció el derecho de petición Carmen, en su calidad de madre de Azucena, solicitando que se interrumpiera el embarazo de su hija porque ponía en riesgo la salud física y emocional de Azucena, aunado a que se trataba de un embarazo producto de una violación.

Le hicimos saber tanto a la Secretaría de Salud como a la Procuraduría General de Justicia de Sonora que se requería de la práctica inmediata de la interrupción debido al tiempo y naturaleza del embarazo. También les argumentamos con la Ley General de Víctimas el procedimiento y la responsabilidad de las instituciones:

Artículo 29.

Las instituciones hospitalarias públicas del Gobierno Federal, de los Estados, del Distrito Federal y de los municipios tienen la obligación de dar atención de emergencia de manera inmediata a las víctimas que lo requieran, con independencia de su capacidad socioeconómica o nacionalidad y sin exigir condición previa para su admisión.

Artículo 30.

Los servicios de emergencia médica, odontológica, quirúrgica y hospitalaria consistirán en:

1. Servicios de interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por ley, con absoluto respeto de la voluntad de la víctima, y…”

Sumado a lo anterior, la Ley General de Salud, complementa lo sustentado con lo que establece el artículo 35 que dice:

“Artículo 35.

A toda víctima de violación sexual, o cualquier otra conducta que afecte su integridad física o psicológica, se le garantizará el acceso a los servicios de anticoncepción de emergencia y de  interrupción voluntaria del embarazo en los casos permitidos por la ley, con absoluto respeto a la voluntad de la víctima; asimismo, se le realizará práctica periódica de exámenes y tratamiento especializado, durante el tiempo necesario para su total recuperación y conforme al diagnóstico y tratamiento médico recomendado; en particular, se considerará prioritario para su tratamiento el seguimiento de eventuales contagios de enfermedades de transmisión sexual y del Virus de Inmunodeficiencia Humana”.

Del mismo modo el Reglamento de la Ley General de Salud en materia de prestación de servicios de atención médica contempla en su artículo 215 Bis 6, que en caso de Emergencia Médica, los establecimientos para la atención médica del sector público estarán obligados a brindar a la víctima los servicios a que se refiere el artículo 30 de la Ley General de Víctimas, con independencia de su capacidad socioeconómica o nacionalidad y sin que puedan condicionar su prestación a la presentación de la denuncia o querella, según corresponda, sin perjuicio de que con posterioridad se les reconozca tal carácter en términos de las disposiciones aplicables.

No debemos dejar de lado que también en dicha petición invocamos tratados y observaciones internacionales que son vigentes y aplicables en este caso. Aunado a todo lo anterior, las autoridades tanto la Secretaría de Salud y la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sonora por medio de la dirección de atención a víctimas del Delito brindaron de forma oportuna la atención a la familia. Trasladaron a Azucena desde la ciudad de Cananea a Hermosillo, donde el 29 de octubre de 2014, se le realizó la interrupción del embarazo en el Hospital Integral de la Mujer. La dieron de alta sin ningún problema ni complicación en su salud el 30 de octubre pasado.

La atención brindada por las autoridades no solo consistió en el procedimiento médico sino también, al día de hoy, comprende la atención psicológica y médica de Azucena.

La Ley General de Víctimas fue una herramienta fundamental para que las instituciones públicas de justicia y de salud atendieran los derechos fundamentales de Azucena, por ello, creemos que en estos procesos vemos un poco de luz en este camino tan sinuoso y complejo de los procedimientos de interrupción legal del embarazo en nuestro país, por fortuna Sonora puede considerarse como un precedente.

 

*Odracir Ricardo Espinoza Valdez pertenece a la red de Abogados Radar 4º que lucha por defender los derechos reproductivos.

 

 

Seudónimo de la niña para proteger sus datos personales y su anonimato.

Seudónimo de la madre de la niña para proteger sus datos personales y su anonimato.

Código Penal para el estado de Sonora (2014), congreso del estado de Sonora.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (2014). Congreso de la Unión.

Ley General de Victimas (2014). Congreso de la Unión.

Ley General de Salud (2014). Congreso de la Unión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.