close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Adelante a pesar del duelo
Un señor que se jacta de agarrar a las mujeres por sus genitales, que tiene un caso abierto en su contra por la violación de una menor… ¿es quien tomaría decisiones sobre los cuerpos de las mujeres en Estados Unidos? ¿Neta?
Por Gire
24 de octubre, 2016
Comparte

Por: Marty Minnich

Hay cinco etapas del duelo y la pérdida: negación/aislamiento, ira, negociación, depresión, aceptación. Estoy rumbo a un FedEx para enviar la boleta de las elecciones al gabacho tras el tercer y último debate entre Donald Trump y Hillary Clinton (como gringa con residencia en México, me toca votar por correspondencia) y siento mi corazón un poco más liviano. ¿Será que he llegado a la aceptación?

Hace un par de semanas abrí la boleta por primera vez. Estaba en el trabajo, y cuando vi el nombre de “Trump” corrí para el baño. Necesitaba un momento sola (aislamiento) para procesar lo que estaba viendo. ¿Trump? No, no puede ser (negación). Tallé mis ojos y vi la boleta de nuevo. ¿No ha sido todo esto una pesadilla? ¿Una broma? ¿La fascinación de mis paisanos gringos con la reality TV llevada al extremo? No, esto es real. Allí está su nombre: Trump.

Hace poco salió la grabación de Trump presumiendo su habilidad de acosar a las mujeres. Me enfurece (ira) que un hombre nefasto que habla así de las mujeres sea realmente un candidato para la presidencia, que reciba tanta atención mediática y pueda promover así su machismo, su racismo, su ignorancia, su egocentrismo. Saqué de nuevo mi boleta para ver las opciones: Clinton o Trump. Hay otros nombres listados pero en los Estados Unidos, un país bipartidario, seamos honestas: hay dos opciones. Y entonces, en realidad, sólo hay una, a menos que quisiera votar conscientemente por el Apocalipsis zombi que lanzaría Trump. “Ok…” Respiré profundamente, tratando de racionalizarlo (negociación). Lleno la boleta y cierro el sobre. Entro en un estado de depresión. Todo gris. Pero, ¿qué opciones tengo? Mis papás, conservadores que viven en un estado rojo (Republicano) se abstendrán de votar por primera vez en la vida. Pero yo tengo que votar porque #zombiApocalipsis.

El 19 de octubre, prendo la computadora para ver el tercer y último debate. El moderador, Chris Wallace, abre con una pregunta sobre la Suprema Corte. El próximo presidente nombrará por lo menos uno y hasta tres jueces a la Suprema Corte, determinando así el balance para los próximos 25 años. ¿Conservador o liberal? Esta pregunta pone de inmediato el tema del aborto sobre la mesa.

La respuesta de Clinton incluyó la defensa más integral a la decisión Roe v. Wade que he escuchado de una política en la historia reciente, con puntos claros y destacando por qué el gobierno no debe meterse en la decisión personal de una mujer sobre su cuerpo. Por otro lado, Trump empezó graznando con la misma retórica de los antiderechos, basado en el miedo con imágenes grotescas y violentas que pintan a las mujeres como monstruos “desgarrando los bebes de sus úteros a unos días de nacer”. Para empezar, este tipo de procedimiento simplemente no existe. Por otro lado, ese tipo de lógica es peligroso. Peligrosísimo. Cae en la vieja dicotomía de que las mujeres obedecen y aceptan sus roles sociales impuestos (madre, esposa, cuidadora) y son santas que llegan a sacrificar su propia vida, o deciden sobre sus vidas, sus cuerpos, su sexualidad, y, por eso, son monstruos, putas y egoístas.

Clinton refutó con calma —en contraste con la versión dramática de Trump sobre la realidad— que las mujeres enfrentan una decisión sobre su vida/salud/futuro y deciden si ejecutar o no un derecho humano. En cambio, Trump ha dicho que las mujeres deberían ser castigadas por abortar. Pero entonces, y voy a ser muy clara, la política que promueve Trump no sólo castigaría a las mujeres: las mataría, empujándolas hacia la clandestinidad. Un señor que se jacta de agarrar a las mujeres por sus genitales, que tiene un caso abierto en su contra por la violación de una menor… ¿es quien tomaría decisiones sobre los cuerpos de las mujeres? ¿Neta? Los políticos conservadores, como Donald en Estados Unidos, o Duarte en México, o como los que existen en todas partes del mundo, insisten en legislar sobre los cuerpos de las mujeres.

¡Rayos! Sobrevivimos el último debate. ¿Felicidades? ¡Aguanten! Queda poco tiempo antes de las elecciones. Puede ser que ya voté y que mi voto, al menos, no fue tanto a favor de Hillary, sino en contra de Donald. Tal vez he pasado por las cinco etapas de duelo en este ciclo. Pero me queda clara una cosa: no tenemos que llegar a la aceptación con la lógica violenta, soberbia, dramatizada y sin fundamento evidenciada por Trump (y muchos otros) sobre las mujeres, sobre los mexicanos, sobre los refugiados, etc. que va más allá de estas elecciones y más allá de Estados Unidos. Seguiremos trabajando, contestando, acompañando, defendiendo, y luchando por nuestros derechos humanos y ese villano inflado, naranja y con una pobre excusa por peinado no puede hacer nada para detenernos.

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.