close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
#CasoIrma: sin respuesta institucional al cerrar el año
Como respuesta al caso de Irma, quien parió en el jardín anexo a un hospital en Oaxaca, la comisión de arbitraje médico del estado emitió una serie de recomendaciones para evitar que una situación así se repita. El problema es que no se indicó quién dará seguimiento a dichas recomendaciones, cómo se va a informar sobre su cumplimiento y las consecuencias en caso de no se realicen.
Por Gire
23 de diciembre, 2013
Comparte

Por: Regina Tamés

En el mes de octubre se dio a conocer la fotografía de una mujer indígena que parió y tuvo a su bebé en el jardín anexo a un hospital en Oaxaca. Su nombre es Irma y es de origen mazateco. La negativa para acceder a los servicios de salud no fue de las primeras violaciones a sus derechos humanos, pues anteriormente le había sido colocado un dispositivo sin su consentimiento.

La sociedad se indignó al conocer su caso. Era absurdo pensar que estando a unos metros de una clínica no tuviera acceso y pariera afuera. Absurdo, pero tan común en nuestro país. Muestra de ello es que sólo un par de días después se supo de una mujer en Puebla en una situación similar y otra en Chiapas que falleció por una cesárea mal practicada. En GIRE seguimos registrando y documentando casos como estos prácticamente todos los días.

La respuesta del gobierno del estado fue correr a personal del hospital – aunque semanas después fueron reinstalados – y la Comisión de Arbitraje Médico de Oaxaca (Ceamooax) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos iniciaron investigaciones de oficio. Hoy se tiene una respuesta de la Ceamooax la cual solicita a las autoridades se le brinde atención médica a Irma –así de vago. El resto son recomendaciones encaminadas a que estas situaciones no se repitan. Entre las que se incluyen las siguientes: “dotar de personal médico capacitado para atención médica de mujeres embarazadas y otros problemas de salud de la comunidad que requieran atención urgente; atención las 24 horas, redistribución del personal en diferentes horarios; adecuaciones de infraestructura y equipamiento de la clínica; fortalecer el sistema de referencia de pacientes a otro nivel de atención; un sistema efectivo de transporte para el traslado de pacientes; capacitación continua al personal del centro de salud: trato digno, responsabilidad profesional, ética médica, relación médico-paciente, expediente clínico, comunicación asertiva, emergencias obstétricas y atención del recién nacido y demás necesarios”, entre otras. No están mal las recomendaciones aunque son cuestiones a las que la Secretaría de Salud siempre ha estado obligada. El problema es, como siempre, la implementación. No se señala quien dará seguimiento a dichas recomendaciones, cómo se va a informar sobre su cumplimiento y las consecuencias en caso de no se realicen.

Después de platicar con Irma, GIRE elaboró una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para sumar a la investigación que ellos ya habían iniciado. En esta queja sin duda se solicitan medidas de no repetición en sentido parecido a lo señalado por la Ceamooax, pero también medidas para resarcir el daño ocasionado a Irma como la atención médica a su hijo y una beca para los estudios del recién nacido. Estamos pendientes de la respuesta.

Lo sucedido a Irma constituye violencia obstétrica. Este es un tema que durante mucho tiempo varias organizaciones, grupos de académicas y asociaciones médicas, por mencionar algunas, han denunciado que es recurrente en México. En nuestro informe Omisión e Indiferencia damos cuenta de que no se conoce la dimensión de la violencia obstétrica en el país pues no existen datos suficientes, ya que las humillaciones, los maltratos, insultos que viven las mujeres durante el parto no son medidos por ninguna institución. Frente a ello, pocas han sido las respuestas institucionales. Y sigue realmente sin haber una contestación suficientemente seria.

El 7 de noviembre se anunció en el sitio web de la Secretaría de Salud la emisión de un protocolo de actuación para la revisión en la prestación de servicios de atención médica y sus sanciones. Dicho protocolo no era accesible en la página web por lo que nos dimos a la tarea de solicitarlo vía acceso a la información. La respuesta recibida el 15 de noviembre es lamentable. El protocolo se reduce a una lámina de Power Point en donde se señala que Cofrepris realizará la verificación de las instituciones y, si se detectan anomalías, se dictamina, pero básicamente de ahí solo se visita el centro u hospital, se presenta denuncia al MP y Cofepris puede emitir multa. Se reduce el problema a una cuestión de sanciones que pueden ser penales o administrativas. No se señala quien dará seguimiento ni qué pasa si no se cumple. Pero lo más grave es que la violencia obstétrica toca temas estructurales en los sistemas de salud que requieren de respuestas mucho más profundas que la sola sanción. Es clara la ausencia de enfoque de derechos humanos por parte de la Secretaría en donde no se priorizan las medidas de no repetición.

Gráfica GIRE 23dic13

Cuando contactamos a Irma ella no estaba segura que quería hacer algo, le daba miedo quejarse porque pudiera traerle como consecuencia perder los “beneficios” del programa Oportunidades. Pero lo que tenía muy claro es que quería que corrieran a todo el personal que la maltrató. También sabe que no quiere que otras mujeres tengan que pasar por esto. ¿Será posible? ¿Nos tocará verlo?

 

* Regina Tamés es directora de GIRE.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.