close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
De Hermila a María Ligia. Las libertades sexuales en cien años
A cien años de distancia, en el mismo Yucatán del Congreso Feminista de Hermila Galindo, GIRE representa la defensa jurídica de María Ligia, a quien el Estado dejó morir. Lejos está Yucatán de aquella voz institucional del México posrevolucionario en la que se proclamaban los derechos de las mujeres y donde Hermila hablaba de libertad sexual.
Por Gire
11 de enero, 2016
Comparte

Por: Elena Rojas (@tripitasrojas) y Ana Ávila (@anaavilamexico)

En 1916, Hermila Galindo le decía al Congreso de la Unión que las mujeres tenían un instinto sexual de gran intensidad, imposible de refrenar y que, en caso de que se contuviera, el organismo humano podría enfermar o llegar a la locura. Además, en ese mismo documento nombrado La mujer en el porvenir, Hermila discutía al Congreso que el matrimonio no podía ser la única posibilidad de ejercer la sexualidad legítimamente. También pedía educación sexual para las niñas y que ésta sirviera de coraza para lo que en ese entonces era conocido como “las naturales exigencias del sexo”. Para Hermila, el divorcio era una rebelión a la “ley de la selección natural” y atacaba las instituciones eclesiales por mantener a las mujeres en un estatus de niñas.

Hermila Galindo ante el Congreso. 1916.

Hermila Galindo ante el Congreso. 1916.

En ese mismo año, Hermila Galindo fue enviada por el Presidente Venustiano Carranza al primer Congreso Feminista celebrado en Yucatán, donde se reunieron las mujeres que llevaban consigo la herencia de los feminismos europeos y los había reinterpretado para emanciparse de sus particulares circunstancias.

A finales del siglo XIX y principios del XX, las mujeres visibilizaron su trabajo en los hospitales, medios de comunicación, escuelas, en los campos de batalla. Eran espías, mensajeras, activistas. Durante el Congreso Feminista de Yucatán se habló de la igualdad y Carranza apoyó una cruzada ideológica para despertar cívicamente a las mujeres. Hoy, a cien años de aquel Congreso Feminista, las mujeres se reúnen de nuevo en Yucatán para celebrarlo.

Congreso Feminista de Yucatán. 1916.

Congreso Feminista de Yucatán. 1916.

Las feministas reunidas en Yucatán, aquí con el presidente Carranza.

Las feministas reunidas en Yucatán, aquí con el gobernador Salvador Alvarado.

Del 13 al 16 de enero tendrán lugar los festejos de esa primera reunión nacional de mujeres progresistas, encabezada por Hermila. En 1916 la convocatoria venía del mismo gobierno. El propio gobernador, Salvador Alvarado, consideraba que era “un error social educar a la mujer para una sociedad que ya no existe”.

Los planteamientos políticos innovadores comenzaban a considerar que, si habría de consolidarse un México distinto y progresista, era necesario formar “generaciones libres y fuertes”. Para eso era necesario que la mujer obtuviera un estado jurídico que la enalteciera, “una educación que le permita vivir con independencia, buscando en las artes subsistencia honesta”.

A cien años de distancia, en el mismo Yucatán, GIRE representa la defensa jurídica de María Ligia, a quien el Estado dejó morir. Lejos está Yucatán de aquella voz institucional del México posrevolucionario en la que se proclamaban los derechos de las mujeres y donde Hermila hablaba de libertad sexual.

En este espacio ya hemos contado la historia de María Ligia, a quien se le negó un anticonceptivo en el centro de salud, lo que luego la condujo a un embarazo gemelar que causó su muerte y la de los productos.

Maria Ligia. GIRE

La atención que recibió fue deficiente, en unos servicios de salud precarios, con personal insípido e indolente, ¿dónde está la respuesta posrevolucionaria del Estado a aquel pretendido resguardo de los derechos de las mujeres?, ¿qué pasó con la herencia de los gobernantes progres que dijeron que se comprometían con las mujeres? Hoy las dejan morir en los hospitales por causas prevenibles, hoy faltan a la promesa de garantizarles lo mínimo que es una salud integral, sin la cual es imposible trabajar, participar, votar, parir.

El discurso de Hermila hoy escandalizaría a más de uno y una diputada. En repetidas iniciativas presentadas al Congreso se sigue viendo a la mujer como un complemento, un remedo. Recordamos, por ejemplo, aquellas para regular la reproducción asistida en las que se dice que la mujer debe tener permiso del marido para recurrir a este uso de la tecnología; la falta de compromiso para reducir la muerte materna, que en el caso de Yucatán hay 50 María Ligias por cada cien mil partos de nacidos vivos; la idea de concebir a las mujeres adolescentes como incapaces de solicitar un anticonceptivo; la iniciativa en pausa de aumentar la edad legal para el matrimonio, la cual es menor para las mujeres.

¿Qué significa para las mujeres el Congreso Feminista, ahora en el 2016, si desde el Porfiriato y el subsecuente proceso de modernización, industrialización y apertura económica se proporcionó, técnicamente, una oportunidad para que las mujeres trabajaran y paulatinamente consiguieran mayor independencia gracias a que ya no estaban sujetas a los hombres (dado que ellas podían ser capaces de sustentarse a sí mismas a través del trabajo pagado)? Es posible decir que las mujeres nos hemos liberado del contrato social que se nos imponía a través del matrimonio, pero si bien el avance en la participación económica es grande (aunque no igualitario), sabemos que en la política es pobre. Las estadísticas nos dicen que la paridad es inexistente y que aún estamos en desventaja respecto a cuantos cargos políticos ocupan mujeres actualmente.

Hoy, la voz de Hermila sigue vigente. Aún no podemos decir que su discurso ha sido superado por una sociedad y un Estado que respetan los derechos sexuales y la libertad reproductiva de las mujeres. La lucha de las mujeres posrevolucionarias sembró, pero los frutos los viven unas cuantas. Las mujeres en situación de pobreza, las indígenas, las que tienen una discapacidad sufren dos, tres veces más.

Cuando Hermila mandó su ponencia al Congreso Feminista de Yucatán mencionó el acoso que sufría luego de haberse pronunciado ante los congresistas de México. Dijo que se le acusaba de inmoral y que no se atendía el fondo de su trabajo. Recordó que hubo quién pidió la destrucción de su texto, lo cual se parecía a las leyes inquisitoriales. Esta semana las mujeres feministas que se reúnen de nuevo en Yucatán hablarán de lo que se ha hecho y de lo que falta. De nuevo, dejarán el espacio privado y ocuparán el público (que tanto defendía Hermila). Ojalá que se atienda el fondo y se recupere la voluntad institucional para tomar acciones de Estado que no dejen morir a las mujeres; ojalá que este Congreso Feminista no se absorbido por el discurso oficial de membrete que a oscuras reniega de sus Hermilas.

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.