close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Después del Consenso de Montevideo
Por primera vez, un Consenso Regional reconoce los derechos sexuales de las personas, que abarcan el derecho a una sexualidad plena en condiciones seguras, así como el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, con respeto de su orientación sexual e identidad de género.
Por Gire
26 de agosto, 2013
Comparte

Por: Alma Beltrán y Puga

Pocas veces se sale de una Conferencia Regional donde se discuten temas relevantes de derechos sexuales y reproductivos con una sonrisa de satisfacción. El Consenso logrado el 15 agosto en Montevideo, Uruguay, sede de la Primera Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo, pasará a la historia como un momento de celebración para los grupos de mujeres que hemos luchado porque estos temas se incluyan en la agenda internacional.

La CEPAL y UNFPA fueron los organismos internacionales encargados de convocar a los países americanos a discutir, una vez más, por qué la salud sexual y reproductiva debe ser un eje prioritario del desarrollo de nuestra región. A lo largo de 4 días, en un hotel de la Plaza Independencia –emblemática por su nombre y su historia– se reunieron más de 260 organizaciones de la sociedad civil, superando por pocas personas el número de delegados y jefes de Estado convocados para examinar los progresos en América Latina y el Caribe en los últimos 20 años, respecto del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (1994) e identificar las medidas fundamentales para reforzar su implementación.

Si bien han pasado dos décadas desde la firma de la Conferencia de “El Cairo”, como se le conoce coloquialmente, el Consenso de Montevideo ratifica los principales compromisos y acuerdos internacionales de derechos humanos del Programa de Acción de El Cairo, y plantea medidas prioritarias a tomar en cuenta por todos los Estados para darle cabal seguimiento. Entre estas medidas se encuentran: a) garantizar los derechos, necesidades y demandadas de niños, niñas y adolescentes, reconociéndolos como sujetos de derechos y actores clave del desarrollo; b) Promover, proteger y garantizar los derechos sexuales y reproductivos para contribuir a la plena realización de las personas, asegurando el acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva de calidad; c) Fortalecer la igualdad de género; d) Promover el desarrollo y el bienestar de las personas de todos los territorios, particularmente de los pueblos indígenas tomando en cuenta su interculturalidad y sus derechos.

En la discusión y debate de este importante Consenso, se contó con la conducción del gobierno de Uruguay, que en octubre del año pasado despenalizó el aborto en las primeras 12 semanas de gestación y actualmente implementa una política de reducción de daños para garantizar la salud reproductiva de las mujeres.

En el Consenso de Montevideo, los Estados de la región se comprometieron a asegurar el acceso de las mujeres al aborto legal y a modificar las leyes y políticas públicas sobre la interrupción voluntaria del embarazo para salvaguardar la vida y la salud de mujeres y adolescentes; a la atención integral en salud reproductiva, específicamente a la atención obstétrica humanizada, calificada, institucional y de calidad, y a servicios óptimos de salud de la mujer durante el embarazo, parto y puerperio, y a una amplia gama de métodos anticonceptivos modernos, basados en evidencia científica, incluyendo la anticoncepción de emergencia (Ver párrafos 42-44).

Cabe destacar que, por primera vez, un Consenso Regional reconoce los derechos sexuales de las personas, que “abarcan el derecho a una sexualidad plena en condiciones seguras, así como el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, con respeto de su orientación sexual e identidad de género (…)” (Ver párrafo 34). De igual manera, se ratificó el carácter laico de los Estados, como un requisito indispensable para la democracia y el ejercicio de derechos humanos.

Este Consenso no hubiera sido posible sin la activa participación de las ONG y Redes feministas, de jóvenes, de mujeres afro-descendientes e indígenas, entre otras, que acompañaron el proceso, aportaron datos y propuestas a sus Estados, enriqueciendo el Consenso final.

Los 130 acuerdos prioritarios de dicho Consenso, encaminados a la implementación y fortalecimiento del Programa del Cairo más allá del 2014, son una de las contribuciones más importantes de nuestra región a la agenda internacional de derechos humanos, particularmente de los derechos sexuales y reproductivos, que posicionan a los Estados de Latinoamérica y el Caribe como una región progresista, preocupada por hacer realidad sus compromisos internacionales para cumplir con las demandas y necesidades de las mujeres, las personas adolescentes y la población en general, en los albores del siglo XXI.

Otra buena noticia es que nuestro país fungirá como sede de la segunda reunión preparatoria en 2014 donde se continuarán discutiendo estos temas.  Preparemos el terreno para que México sea anfitrión de un debate abierto y fundamentado en los derechos humanos, con el fin de que los acuerdos tomados en Uruguay se consoliden en territorio mexicano.

 

* Alma Beltrán y Puga es Coordinadora Jurídica GIRE

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.