close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
El feminismo de la celebridad
¿Es posible llamarse feminista y decir a otras mujeres “arrodíllense perras” como lo hace Beyoncé en su canción? ¿Es posible llamarse feminista y alardear del diamante que simboliza el enlace matrimonial? Sí, hay que denunciar las fallas de este feminismo venti deslactosado, pero también hay que reconocer la victoria cultural y aprovechar la oportunidad.
Por Gire
13 de octubre, 2014
Comparte

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

Desde el lanzamiento del álbum visual de Beyoncé en diciembre de 2013 he tenido en el tintero este texto, pues me fascinó la idea de un ícono del Pop sampleando las palabras de una feminista africana, Chimamanda Ngozi Adichie de su charla en TEDxEuston “We Should all be feminist”. El video de Flawless presenta a Beyoncé en una camisa de franela bailando agresivamente en un sótano que recuerda un antro punk. Mientras se oyen las palabras de Chimamanda vemos a Beyoncé en cámara lenta bailando entre skinheads y riot grrls:

“Feminist: the person who believes in the social, political and economic equality of the sexes”

Beyoncé ft. Chimamanda Ngozi Adichie – Flawless (legendado) from Bianca Busato Portella on Vimeo.

Educamos a las chicas para ver a cada una de las otras como competidoras –no por los trabajos o el reconocimiento, lo que en mi opinión puede ser algo bueno- sino por la atención de los hombres”. Es una de las frases de Chimamanda antes de que Beyoncé comience a cantar sobre la perfección femenina al despertar: “Ladies tell them i woke up like this. We Flawless”.

El gesto de Beyoncé encendió en llamas la blogósfera: algunas feministas negras celebraron la postura vocal de Beyoncé, mientras que otras no dudaron en señalar el problema con el Bottom Bitch Feminism que representa la esposa de Jay-Z, el gran padrote del Rap. ¿Es posible llamarse feminista y decir a otras mujeres “arrodíllense perras” como lo hace Beyoncé en su canción? ¿Es posible llamarse feminista y alardear del diamante que simboliza el enlace matrimonial? En agosto de este año Beyoncé tomó el escenario de los MTV Video Music Awards para presentar su álbum visual durante quince minutos. A la mitad de la presentación se leyeron las palabras de Chimamanda Ngozi en la pantalla gigante y la palabra “feminista” brillaba a la espalda de Beyoncé.

Dentro de esta tendencia, celebridades jóvenes como Jennifer Lawrence, Lorde, Lena Dunham, Miley Cyrus e incluso Taylor Swift, se han declarado feministas. Para esta última, que ha sido vista explorando la sección feminista de una librería en Nueva York, 2014 ha sido un año de despertar a la conciencia feminista gracias a Lena Dunham, por la que comprendió que el feminismo se trata de igualdad y no de odio a los hombres.

2014 MTV Video Music Awards - Fixed Show

Sí, lo sé, es básico, pero también es fundamental que sea puesto tan claramente. Lena Dunham habló en una entrevista sobre el tabú que tienen las personas alrededor de la palabra feminista. “¿Crees que a las mujeres se les debe de pagar lo mismo por hacer los mismos trabajos? […] ¿Crees que los hombres y las mujeres tienen los mismos derechos? Felicidades, entonces eres feminista”. El comediante Aziz Ansari usó esta misma figura para explicar su feminismo en The Late Show with David Letterman.

Una de estas jóvenes, Jennifer Lawrence, sufrió la filtración de fotos en las que estaba teniendo relaciones sexuales. En su respuesta dio fin a la narrativa de la starlette arrepentida y avergonzada. Apareció en la portada de Vanity Fair con la frase: “Es mi cuerpo, y debería ser mi decisión”. En contestación a esto, un usuario de Wikipedia alteró la página de Jennifer Lawrence para incluir un par de las fotos robadas, demostrando con estos los fundamentos misóginos de la sexualidad de los que ha hablado Estefanía Vela en su pornucopia sobre Jennifer Lawrence y Salvador Novo. El mensaje es claro: “Sus cuerpos son nuestros y si se resisten les recordaremos su lugar”.

Feminismo de la celebridad 2

Hace un par de semanas Emma Watson fue amenazada en 4Chan con una filtración similar tras dar un apasionado y contundente discurso sobre la igualdad de género en la ONU (que resultó falso, pero ése es todo otro tema). Así que pese a haber sido criticada por lesbofeministas, feministas postcoloniales y el feminismo negro/chicano, el discurso de Emma Watson demuestra que cala profundo e incomoda a quienes piensan que las mujeres no deben tener las mismas oportunidades y derechos. Sobre usar el privilegio de ser “bonita”, joven, anglosajona y de clase alta para apelar a la mirada masculina y a los hombres para rescatar a las mujeres, pueden leer el poderoso pop de Catalina Ruiz-Navarro. Como ella bien apunta, la cultura masiva y popular eventualmente termina llamándose “Historia de la Humanidad”.

1990 fue el año en que el pop entró al feminismo, cuando Camille Paglia escribió, “Madonna — Finalmente, una feminista real”. La autora de “Sexual Personae: Art and Decadence from Nefertiti to Emily Dickinson” celebró que expusiera “ el puritanismo y la ideología sofocante del feminismo norteamericano que está atorado en el modo de adolescente quejumbroso. Madonna ha enseñado a las jóvenes a ser totalmente femeninas y sexuales mientras ejercen control total sobre sus vidas. Les muestra a las jóvenes cómo ser atractivas, sensuales, energéticas, ambiciosas, agresivas y divertidas al mismo tiempo”. Las jóvenes que describió Paglia se parecen mucho a Jennifer Lawrence.

Sí, he argumentado en debates en twitter que hay feminismos pop más interesantes que los representados por estas jóvenes privilegiadas por su etnia, edad, clase y relación con los estándares de belleza: Janelle Monáe (su afrofuturismo de la igualdad no tiene par), Amanda Palmer (defendiendo a Miley Cyrus de Sinéad O’Connor), Peaches (una de las primeras voces en pedir solidaridad con las también feministas Pussy Riot), Grimes (su manifiesto feminista en tumblr es bello), Annie Lennox (llamando feminista light a Beyoncé), y JD Samson (de Le Tigre <3), por mencionar a algunas. Sin embargo, no hay que despreciar la oportunidad que han brindado estas celebridades para explicar las ideas feministas a una nueva generación de niñas y jóvenes.

She who writes the movie owns the script and the sequel / So why ain’t the stealing of my rights made illegal

Es 2014 y el feminismo ha llegado al pop. Incluso ha pisado la pasarela de Chanel Verano 2015, donde las modelos desfilaron con pancartas que decían “He for She” (la campaña que promueve Emma Watson), “Divorcio para todos” (en referencia al matrimonio igualitario), “los muchachos también deberían de embarazarse”, “feminismo no masoquismo”, “Haz la moda no la guerra”, “Sé diferente”. Interesante y provocador, sin embargo sólo puede ser llamado fauxminismo, por jugar con el término “falso” en francés. Una industria como la moda siempre necesitada de imágenes y representaciones se ha unido a la tendencia.

Feminismo de la celebridad 3

Sí, hay que denunciar las fallas de este feminismo venti deslactosado, pero también hay que reconocer la victoria cultural y aprovechar la oportunidad. El estigma sobre la palabra feminista está cediendo y es el momento para vincular esa idea del feminismo a la autonomía sobre la propia vida y las decisiones reproductivas, tales como el derecho al aborto, que justamente es una de las pancartas que faltó en la pasarela de Chanel, esa fashionista impostura. Hay que distinguir el fauxminismo del feminismo de la celebridad, ver a Lorde y a Taylor Swift declaradas como íconos feministas adolescentes por Teen Vogue me hace pensar en las miles de jóvenes que pasarán de escuchar sus canciones a leer a Simone de Beauvoir, Gayle Rubin, Teresa de Laurentis o Beatriz Preciado.

 

* Omar Feliciano, medios digitales

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.