close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Estrategia 30-100: sólo buenas intenciones
A pesar de que el gobierno de la CDMX fue el único que reaccionó ante la Marcha en contra de la violencia hacia las mujeres, la voluntad política no basta.
Por Gire
5 de diciembre, 2016
Comparte

Por: Jimena Soria (@jimesoria)

El 25 de mayo de 2016 el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera anunció que el gobierno de la Ciudad de México pondría a disposición de las mujeres un silbato como parte de la Estrategia 30-100, lanzada el 25 de abril después de la marcha del #24A. El objetivo del silbato, de acuerdo con Mancera, era dar una señal de alerta de que algo estaba pasando ahí y la sociedad no podía ser indiferente ante esta situación.

Las críticas y protestas a esta medida fueron muchas. Específicamente, a algunas feministas nos parecía que era una medida que simplificaba el problema, no entendía la magnitud de éste y lejos de una política pública, parecía una ocurrencia. Ante las críticas, la respuesta que recibimos por parte del gobierno fue que los #PitosdeMancera eran sólo una de las medidas que contenía esta estrategia que pretendía impulsar, en el plazo de 100 días, una serie de acciones seleccionadas del Programa Vive Segura en la CDMX que a su vez forman parte del Programa CDMX Ciudad Segura y Amigable para Mujeres y Niñas.

Ante esta respuesta, varias organizaciones feministas de la sociedad civil nos organizamos para dar seguimiento y monitorear el diseño, la implementación y los resultados de la Estrategia 30-100: Selección de acciones de impacto inmediato para prevenir, atender y sancionar la violencia hacia las mujeres en el transporte y los espacios públicos. Así surgió el Observatorio de la Estrategia 30-100 compuesto por Ala Izquierda, EQUIS Justicia para las Mujeres, el Área de Derechos Sexuales y Reproductivos del Programa de Derecho a la Salud del Centro de Investigación y Docencia Económicas (ADSYR) y el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

A partir del trabajo colaborativo de monitoreo, del análisis de documentos oficiales, diagnósticos y experiencias similares en otros contextos y de la realización de 41 solicitudes de acceso a la información, realizamos un Informe de Seguimiento sobre la Estrategia 30-100 desde las organizaciones integrantes del Observatorio. Este Informe, como la introducción del documento señala, parte del supuesto de que los derechos sin políticas públicas adecuadas se quedan en papel. Por lo tanto, es sumamente importante hacer un trabajo de monitoreo y rendición de cuentas respecto a las políticas públicas del gobierno con un tono crítico.

A través de este análisis identificamos varios hallazgos que nos llevaron a concluir que la Estrategia 30-100 presenta problemas desde su inicio. Estos hallazgos se pueden dividir principalmente en siete temas, de los cuales destacan cuatro.

  • El primero se refiere a que esta estrategia NO tiene un diagnóstico adecuado del problema que pretende abordar, ya que no tiene una línea base; sólo contiene datos cuantitativos que no son comparables entre sí y no considera la percepción ni las necesidades de las mujeres.
  • El segundo señala la falta de indicadores adecuados medibles, precisos, oportunos y vinculados con las acciones; por ejemplo, la estrategia considera como “viajes seguros” todos los viajes realizados en transportes o vagones exclusivos, sin embargo esto no garantiza la falta de incidentes.
  • El tercero hace referencia a que esta estrategia está enfocada exclusivamente en las mujeres sin tener perspectiva de género y pone en ellas la responsabilidad de prevenir y detener la violencia que sufren a través de acciones como la denuncia o el uso del silbato sin abordar los obstáculos estructurales.
  • Por último, resulta necesario hablar sobre la falta de un enfoque de prevención y de diseño de políticas integrales a largo plazo ya que, por ejemplo, retoma el Programa Viajemos Seguras creado por el INMUJERES que, tras ocho años de funcionamiento, no ha tenido una evaluación pública.

Después de realizar el análisis sobre la Estrategia 30-100, desde el Observatorio de la Estrategia 30-100 concluimos que, más allá de las medidas de seguridad y punitivas, resulta necesario que el gobierno implemente políticas públicas integrales que consideren las desigualdades estructurales que afectan de manera diferenciada a mujeres y hombres y formulen medidas enfocadas a la prevención y no sólo a atender casos con enfoques paliativos. Un problema estructural, como el de la violencia de género, no se va a resolver con políticas públicas que no atacan la desigualdad de fondo y que no cambian la posición de vulnerabilidad en la que actualmente se encuentran muchas mujeres.

Finalmente, resulta necesario hablar sobre el rol de la ciudadanía y la sociedad civil en la rendición de cuentas y el seguimiento a las políticas públicas del gobierno, ya que su crítica es un ingrediente necesario y fundamental para generar contrapesos. Por lo tanto, estos ejercicios, como el Informe de Seguimiento de la Estrategia 30-100, resultan indispensables para obligar al gobierno a rendir cuentas sobre lo que hace y a entender el rol de la sociedad civil y la ciudadanía como actores importantes en el diseño, la implementación y la evaluación de todas las políticas públicas.

A pesar de que el gobierno de la Ciudad de México fue el único que reaccionó después de la Marcha del #24 de los más de 25 estados, la voluntad política no basta. Necesitamos políticas públicas que reconozcan la diversidad de relaciones entre los géneros, incluyan a toda la comunidad, apuesten por cambiar las dinámicas y prácticas que justifican la violencia contra las mujeres y cuenten con un diagnóstico, indicadores, evaluación, perspectiva de género, transparencia, rendición de cuentas y diálogo para atender el grave problema de violencia en contra de las mujeres que vivimos.

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.