close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Corresponsabilidad entre vida laboral y personal
Si bien ya se ha asumido la incorporación masiva de las mujeres al mercado laboral, este mercado aún no se ha ajustado para que las y los trabajadores puedan hacerse cargo de sus responsabilidades familiares.
Por Gire
27 de marzo, 2017
Comparte

Por: Lelia Jiménez (@leliajb)

Amo trabajar. Tengo la suerte de poder disfrutar enormemente mi vida profesional, y lo hago desde hace más de 20 años. Sin embargo, cuando nació mi hijo hace cuatro años me encontré en una encrucijada contundente y despiadada: si seguía trabajando como hasta entonces tendría que dejar a mi hijo recién nacido en una estancia de cuidado infantil desde las 8 de la mañana hasta las 7, 8 o 9 de la noche o más tarde. Si elegía que no quería eso, que quería disponer de tiempo para poder convivir con mi hijo, entonces tenía que renunciar a mi vida profesional, a la que amo. Elegir una de las dos opciones irremediablemente sacrificaba la otra, no había más. ¿Por qué? ¿Por qué forzosamente se tiene que renunciar a alguna de las dos? ¿Por qué tantos hombres y mujeres de nuestro país tenemos que vernos forzados a prácticamente no ver a nuestros hijos si queremos trabajar, o si, como en la mayorías de los casos, tenemos que trabajar para vivir? ¿Y esos niños y niñas, tanto tiempo en una institución en el mejor de los casos, o con la abuela, o solos en el peor de los casos? ¿De verdad así queremos vivir? Esto tiene que cambiar.

Y es que la relación entre la vida laboral y la vida personal se encuentra inserta en un esquema estereotípico y heteropatriarcal que establece unos roles de género en los que los hombres son proveedores y son lo que tienen que salir de casa a buscar el sustento, mientras las mujeres deben quedarse en casa para realizar todas las labores del hogar y del cuidado de las y los hijos. En este esquema los hombres deben trabajar todo el día, sin preocuparse por su casa ni por sus hijos, porque ya hay quien lo haga. Al mismo tiempo, las mujeres tampoco tienen que preocuparse por trabajar y percibir un ingreso para vivir porque ya está el hombre para hacerlo.

Este esquema, además de ser irreal, ya que en el mundo actual la mayoría de las familias requieren de dos ingresos para subsistir y no todas las familias están conformadas por un padre y una madre, es injusto porque limita los derechos de las mujeres a optar por una vida profesional y limita los derechos de los hombres para ocuparse de la crianza de sus hijos e hijas. Todo ello es particularmente agravado en México, donde existe la cultura laboral que supone, erróneamente, que mientras más horas se pasan en la oficina, más se trabaja y más se produce.

El problema es que si bien ya se ha asumido la incorporación masiva de las mujeres al mercado laboral, este mercado aún no se ha ajustado para que las y los trabajadores puedan hacerse cargo de sus responsabilidades familiares. Esta situación oprime particularmente a las mujeres, quienes no han podido quitarse de encima el rol de ser las responsables de las labores del hogar y del cuidado de las y los hijos, de tal manera que además del trabajo remunerado tienen que llegar a casa a continuar con el trabajo no remunerado. De igual forma se generan violaciones a derechos humanos de niñas y niños pues se orilla a las familias a cometer omisiones al deber de cuidado.

Todo lo anterior no es un “problema de las mujeres”, sino que compete tanto a las familias, como a las sociedades en su conjunto, a las y los patrones, así como al Estado mexicano; por ello debe hablarse de corresponsabilidad.

Esta semana se presenta el informe “Horas Hábiles. Corresponsabilidad en la vida laboral y personal”, publicado por GIRE con apoyo de la Fundación Banorte. El informe profundiza en el análisis de dichas cuestiones y revisa las políticas públicas y normativas que existen en México frente a los estándares internacionales en la materia. Se plantean los avances y retos en cuestiones tales como la igualdad y la no discriminación en el acceso a seguridad social y servicios de salud durante el embarazo, parto, pos parto y adopción para las madres y padres trabajadores; las licencias de maternidad, paternidad y parentales; la lactancia y su relación con el trabajo, así como las cuestiones relacionadas con el cuidado de las y los hijos, como por ejemplo, el acceso y la calidad de los servicios de cuidado infantil.

El informe también presenta algunos elementos para mostrar que la corresponsabilidad en la vida laboral y personal, no sólo es buena porque es protectora y respetuosa de los derechos humanos, sino también porque es beneficiosa económica y socialmente hablando; proporciona diversos casos de buenas prácticas como ejemplo de lo que sí se puede hacer y, finalmente, se acompaña de un checklist para que las y los empleadores cuenten con algunos elementos centrales si quieren avanzar en una política de corresponsabilidad de la vida laboral y personal.

Consulta el informe aquí.

 

* Lelia Jiménez elaboró para @GIRE_mx el informe “Horas Hábiles. Corresponsabilidad en la vida laboral y personal”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.