close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Información es poder
En el Parto Humanizado es fundamental que las mujeres sean las actrices principales de un evento que marcará su vida para siempre. Son ellas las que importan y los profesionales de la salud están para guiar sus decisiones.
Por Gire
21 de mayo, 2013
Comparte

Por: Regina Tamés (@reginatames)

El 20 de mayo se celebra el día del Parto Humanizado. Se sabe poco sobre este concepto, por ello en este día se informa a la sociedad, particularmente a las mujeres, lo que significa y su importancia. Parto Libre, una organización sin fines de lucro que trabaja para lograr una maternidad segura en México, describe muy bien y en pocas palabras lo que debemos entender por Parto Humanizado: “Tenemos derecho a protagonizar un parto digno y a elegir la manera de recibir a nuestros hijos”.

Este concepto encierra dos palabras clave: “protagonizar” e “información”. En el Parto Humanizado es fundamental que las mujeres sean las actrices principales de un evento que marcará su vida para siempre. Son ellas las que importan y los profesionales de la salud están para guiar sus decisiones. Para nosotras, desde GIRE, la importancia del Parto Humanizado radica en el respeto a la autonomía de las mujeres, por ello nos centramos en que tengan la información necesaria para tomar las decisiones que más les convengan. Las decisiones informadas cuentan y deben respetarse: estamos convencidas de que la información es poder.

Otro factor fundamental del Parto Humanizado es buscar la desmedicalización y priorizar los procesos naturales del cuerpo, es así que, siempre y cuando la salud de la mujer lo permita, los médicos deben promover el parto vaginal y evitar el uso de medicamentos de manera rutinaria. La cesáreas y el suministro de medicamentos para acelerar el parto, cuando no son necesarios, han sido ampliamente criticados ya que los únicos beneficiados son los médicos. México tiene un alto índice de cesáreas (38%), muy arriba del recomendado por la OMS (máximo entre 10% y 15% de los nacimientos).

Como parte de esta labor de difusión, hemos elaborado la cartilla “Atención Humanizada al Parto” conjuntamente con Parto Libre y la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Señalamos que el Parto Humanizado contempla ciertos procedimientos que aunque no son lo usual en los hospitales públicos y privados de México, las mujeres tienen derecho a exigirlos en el marco de los derechos humanos. Estos procedimientos, respaldados con evidencia científica y basados en las recomendaciones de la OMS para la atención del parto normal, incluyen: el que la mujer pueda decidir el lugar del nacimiento en caso de ser un parto normal sin complicaciones; solicitar comida/bebida durante el trabajo de parto; aceptar o no el uso de analgésicos o anestésicos; contar o no con un/a acompañante en todo mo­mento y/o una partera; tener libre movimiento durante su trabajo de parto y elegir la postura durante el periodo expulsivo.

 

Parto Humanizado by Grupo de Información en Reproducción Elegida

Yo he tenido dos partos y ambos han sido diferentes. Para el primer parto me preparé para que fuera humanizado. Intenté en el agua, sentada, colgada y me centré en poner todas mis energías para lograrlo. Pero no fue así. Este primer parto duró dieciocho horas. Mis esfuerzos para que todo fuera natural, sin intervención médica, resultaron insuficientes a pesar de muchas horas de espera. Sí fue parto vaginal pero sentí frustración por haber echado mano de la epidural quince horas después para disminuir el dolor. Hoy confieso que de haber sabido lo que me ayudaría a relajarme, la hubiera pedido antes. Me parece que me dejé llevar por el “deber ser” y dejé de lado lo más relevante del parto humanizado: escuchar a mi cuerpo que me decía que estaba agotado. Al segundo parto llegué con otra actitud y mentalidad. No estaba dispuesta a las mismas horas de espera y al dolor. El miedo se apoderó de mí tras recordar el parto anterior. También dudé si eso significaba que no tendría un parto humanizado o si era egoísta. Después de una hora y media de haberse roto la fuente, llegué al hospital pidiendo la epidural. El parto duró cuatro horas. Sin duda, cada cuerpo, cada embarazo, cada parto y cada bebé son una nueva aventura.

Ambos bebés están bien de salud y ambas experiencias fueron gratificantes. No creo que mi parto no haya sido humanizado. Estoy convencida de que tener toda la información para tomar decisiones y que se haya respetado mi voluntad contribuyó a que realmente fuera un parto humanizado, a pesar de las intervenciones médicas.

 

* Regina Tamés es Directora de GIRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.