close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
¿La criopreservación nos hará libres?
La decisión de Facebook y Apple de dar un apoyo económico a sus empleadas de hasta 20 mil dólares para extraer y congelar sus óvulos parece asumir que la única manera de promover un arreglo más justo en el trabajo es convencer a las mujeres de no embarazarse, hasta que sea “conveniente”. ¿Qué significa esto y conveniente para quién?
Por Gire
20 de octubre, 2014
Comparte

Por: Isabel Fulda (@ifulda)

La semana pasada NBC News anunció una nueva política de las empresas Apple y Facebook a nivel global: un apoyo económico a sus empleadas de hasta 20 mil dólares para extraer y congelar sus óvulos. La medida se ha presentado por parte de ambas empresas como una manera de promover un ambiente de trabajo más igualitario y más justo que permita a sus empleadas atrasar su reproducción y dedicar sus años de mayor productividad al trabajo. De acuerdo con esta idea, sin la presión del “reloj biológico”, las mujeres son más libres para planear su vida y diferir su maternidad a un momento que juzguen más conveniente. ¿Es una idea deseable? ¿Le importan a Facebook y a Apple la libertad de sus empleadas? ¿Qué mensaje transmite esta política acerca de la compatibilidad de la vida laboral y la reproductiva?

El discurso de ambas empresas parece inferir que el mayor problema relacionado con el embarazo tardío es el envejecimiento de los óvulos y que la solución es simplemente congelarlos y esperar al momento idóneo para un embarazo. Sin embargo, no se menciona nada acerca de los riesgos involucrados con el procedimiento de extracción de óvulos ni las estadísticas de éxito o fracaso de un embarazo con óvulos criopreservados. La política anunciada por Facebook y Apple provee un apoyo económico para un procedimiento que típicamente asciende a $10,000 por cada “ronda” de extracción de óvulos, más aproximadamente $500 dólares por mantenerlos congelados anualmente. Sin embargo, las empresas no proporcionan ningún tipo de apoyo para cuando las mujeres decidan hacer uso de estos óvulos mediante una técnica de fertilización in vitro (FIV), procedimiento costoso y con sus propios riesgos asociados. Más aún, no proporcionan ninguna respuesta sobre cómo la situación de las mujeres que decidan embarazarse más adelante no supondrá la misma discriminación estructural que la de aquellas que se embarazan más jóvenes.

Estados Unidos, donde se encuentran las oficinas principales de ambas empresas, se destaca por la ausencia de protecciones laborales mínimas para las mujeres que se embarazan y tienen hijos, en particular, la inexistencia total de licencias de maternidad. Así, una mujer que acaba de parir deberá encontrar la manera de reincorporarse de manera inmediata a su trabajo o bien renunciar a éste, a menos de que encuentre un empleador que le permita llegar a algún tipo de arreglo. En este contexto, Apple se ha destacado por ofrecer prestaciones laborales “especiales”, como una licencia de maternidad de 14 semanas para sus empleadas y de seis para sus parejas (más de lo establecido en México por ley, que corresponde a 12 semanas para las mujeres y 5 días para los hombres). Facebook, por su parte, ofrece 4 mil dólares en “baby cash”, dinero que sus empleados pueden utilizar como mejor les parezca tras haber tenido un hijo.

Maternity-leave-chart-final

Aún así, las cifras demuestran la discriminación estructural que persiste en ambas empresas: del total de 98 mil personas que Apple emplea a nivel mundial, 70 por ciento son hombres. Esta figura se incrementa en puestos de liderazgo, que corresponden en 72 por ciento a hombres y en 80 por ciento hablando de puestos técnicos. Facebook no se queda atrás: los hombres componen 69 por ciento del cuerpo de empleados global, cifra que aumenta a 77 por ciento cuando se trata de puestos administrativos y a 85 por ciento en puestos técnicos. Las dos empresas tienen un reto claro que enfrentar en materia de igualdad de género. Sin embargo, la política anunciada por Facebook y Apple parece asumir que la única manera de promover un arreglo más justo en el trabajo es convencer a las mujeres de no embarazarse, hasta que sea “conveniente”. ¿Qué significa esto y conveniente para quién? ¿Es realmente un subsidio de 20 mil dólares a un procedimiento nuevo con altas posibilidades de fracaso la manera más eficiente que pueden encontrar estas empresas para evitar que su talento femenino desaparezca? ¿Por qué no invertir en políticas que verdaderamente ataquen los problemas de fondo como lactarios, guarderías, horarios flexibles de trabajo, licencias de paternidad? Ni Facebook ni Apple han acompañado sus declaraciones con una explicación sobre cómo atrasar la vida reproductiva de sus empleadas puede contribuir a otorgarles un mayor control sobre sus futuros profesionales y familiares. Más bien, pareciera que lo único que les importa es diferir esta discriminación a un momento en que las empleadas sean menos productivas para las empresas; permitirles jugar a la igualdad, por un tiempo limitado.

Las técnicas de reproducción asistida presentan posibilidades apasionantes que pueden contribuir a cambiar de manera radical la manera en la que nos acercamos a la reproducción, a las relaciones filiales, a nuestros proyectos de vida. Sin embargo, es importante analizar este tipo de discursos de manera crítica, ver los incentivos que plantean y los que ignoran, las realidades que permanecen iguales. Acercarnos a la reproducción asistida desde una perspectiva feminista y de derechos humanos supone reconocer las fuerzas que motivan a este enorme mercado global y los abusos que esto puede suponer para las personas que los utilizan; significa preocuparnos, no solamente por la posibilidad formal de tener “más opciones”, sino por la capacidad real de escogerlas, con consentimiento informado y con una adecuada protección a nuestros derechos.

 

* Isabel Fulda es analista de GIRE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.