close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
La maternidad impuesta por la ominosa piedad ultramontana
Forzar el cuerpo de las niñas a parir el hijo de su violador y truncar su proyecto de vida por una maternidad impuesta no es piadoso, bondadoso, ni tiene nada que ver con el bien común.
Por Gire
10 de mayo, 2016
Comparte

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

 

ultramontano, na

Del lat. mediev. ultramontanus.

adj. Que está más allá o de la otra parte de los montes.

adj. Partidario y defensor del más lato poder y amplias facultades del papa.

adj. Extremadamente conservador. Tiene ideas ultramontanas.

 

“Fuera de México, todo es Cuautitlán”, aseguraba la Güera Rodríguez en el Siglo XIX, en lo que vendría a convertirse en un dicho popular para criticar el costumbrismo provinciano en contraste con las aspiraciones cosmopolitas de la Ciudad de México. Las actitudes hacia la sexualidad y el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos en la Ciudad de México contrasta con la resistencia de partidos políticos y legisladores locales en el resto de las entidades. A nueve años de la despenalización del aborto en la Ciudad de México, y después de varias acciones de inconstitucionalidad en la Suprema Corte pese a confirmarse contundentemente su legalidad, ningún estado ha despenalizado.

En Veracruz, uno de los estados azotados por la violencia del crimen organizado, registraron más de 10 mil casos de violencia sexual entre 2010 y 2015. Casi 500 niñas entre 10 y 14 años han sido madres, muchas de ellas resultado de abuso y violación. Además, el caso de Daphne y los Porkys ha acaparado la atención de la opinión pública por la mezcla de violencia e impunidad asociada a las élites locales. Es en este contexto donde se busca enmendar la constitución local para asegurar el derecho a la vida en la letra y entendida como un “blindaje anti-aborto” y no como una obligación del Estado con las mujeres embarazadas, titulares de derechos.

El nexo entre violencia del crimen organizado y embarazo temprano pasa por la impunidad que disfrutan los grupos delictivos. Guerrero, uno de los estados que se negó la oportunidad de legislar para permitir el aborto por voluntad de la mujer hasta la semana 12, registra 650 niñas embarazadas de la región de Tierra Caliente en menos de un año: todas fueron secuestradas. Pese a que el aborto es legal por violación en todo el país y aunque la Ley General de Víctimas considera la provisión de anticoncepción de emergencia y el aborto legal

El congreso de Aguascalientes aprobó por unanimidad presentar una controversia constitucional contra la Norma Oficial Mexicana 046, que permite el acceso al aborto legal a las menores sin el consentimiento de sus padres. El panista Ulises Ruiz consideró que era un ataque a la “soberanía e idiosincrasia de Aguascalientes”. Si algo caracteriza a los políticos locales es el vanagloriarse de sus valores tradicionales, en oposición a la apertura de la Ciudad de México: orgullo ultramontano que usualmente es necesario para contar con el respaldo del obispo en turno.

La coordinadora de la fracción parlamentaria del congreso de Aguascalientes, Martha Álvarez, ha insistido en el mito de la reincidencia del aborto, con lo que ignora la evidencia del programa de Interrupción Legal del Embarazo: sólo 5% de las usuarias han hecho uso del servicio más de una vez. No es de sorprender; también olvidan mencionar las razones por las cuales la Suprema Corte declaró el aborto como constitucional. Siempre se trata de un cocktel de medias verdades, exageraciones y mucho pánico moral.

Para Martha Álvarez la tutela de los padres, “el derecho que tienen los padres sobre un niño o un adolescente”, está por encima del bienestar de las niñas y jóvenes. No duden en preguntarle en twitter (@mmarthamarquez) si ha visto los testimonios de #MiPrimerAcoso donde ha sido el padre, el tío o el padrastro el agresor sexual. Es un contrasentido apoyar el incesto y validar el abuso sexual al reconocer el control absoluto de los agresores sobre el cuerpo de las niñas que violentaron. ¿Conoce lo que significa autonomía progresiva? ¿El interés superior de las niñas no tiene ningún sentido para ella? ¿Recuerda cuando Emilio González Márquez, entonces gobernador de Jalisco, interpuso una controversia contra la NOM 190 por la anticoncepción de emergencia?

Entre las recomendaciones de su reciente informe, Save The Children México concuerda con GIRE en la necesidad de que niñas y adolescentes tengan acceso a servicios integrales de salud reproductiva, incluyendo la interrupción legal del embarazo. Es cruel condenar al embarazo a una niña que ha sido víctima de violencia sexual, no importa cuanto se quiera adornar con la santidad de la maternidad: es pura y vil violencia. En el DIF de Aguascalientes han detectado casos de niñas de 10 y 11 años embarazadas. Es lamentable que se normalice la violencia a través de una institución que dice proteger a la infancia.

En Sonora, se dio a conocer la muerte de dos mujeres por aborto clandestino. La gobernadora Claudia Pavlovich declaró: “Yo no estoy de acuerdo en que se castigue a las mujeres, de por sí ha de ser muy duro lo que hacen, pero sí estoy a favor de la vida y siempre lo he estado”. Si está en contra de la pena, que presente una propuesta para eliminarla del código, que en términos prácticos es una despenalización.

Ciertos estados, al tiempo que se resisten a legislar de manera progresiva en el tema del aborto, criminalizan la urgencia obstétrica: las mujeres que llegan sangrando a las clínicas en vez de recibir atención son convertidas en sospechosas. En los estados donde “se protege la vida desde la concepción” mueren niñas y adolescentes durante el embarazo, el parto y el puerperio. Las mujeres indígenas y rurales son atendidas con negligencia al grado de dar a luz en la calle o en los sanitarios de las clínicas a las que acuden en busca de atención.

Las mujeres políticas defienden las medidas a favor de las víctimas, tales como el aborto por violación. Cuando glorifican la maternidad de una niña de once años y cuando convierten el derecho a la vida en un “blindaje antiaborto” en vez de una obligación del Estado de asegurar que las mujeres embarazadas no mueran, hay que decirlo claro: no tienen empatía con las víctimas, no les interesa la vida real de las niñas ni de las jóvenes, sólo les interesa defender un dogma. Demuestran la verdadera dimensión ominosa de su posición ultramontana: forzar el cuerpo de las niñas a parir el hijo de su violador y truncar su proyecto de vida por una maternidad impuesta no es piadoso, bondadoso, ni tiene nada que ver con el bien común.

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.