close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
La violentada vida de las niñas y niños mexicanos
“No me han dicho cuántos sacerdotes sentenciados hay por pederastia, no me han respondido qué se hace para que no haya castigo físico en las escuelas, no sabemos cómo se implementará la nueva ley de infancia, qué medidas están tomando para que los niños que dejaron la calle permanezcan así, cuántos niños y niñas con discapacidad no van a la escuela, nos preocupa qué están haciendo para resguardar a las niñas y los niños de trabajos peligrosos..." Así la comparencia de la delegación del gobierno mexicano ante el Comité de Expertos en Infancia de la ONU.
Por Gire
15 de junio, 2015
Comparte

Por: Ana Ávila (@anaavilamexico)

Los representantes del Estado mexicano tienen 15 minutos para preparar sus respuestas –dijo la funcionaria de Naciones Unidas a la delegación— pero “15 minutos suizos”, insistió. La sala empezó a vaciarse. El subsecretario, Juan Manuel Gómez Robledo; la directora del DIF, Laura Vargas Castillo; el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira; Ricardo Sepúlveda, director de política pública en derechos humanos de Segob y una veintena más se encerraba a ver qué le respondían al Comité de Expertos en Infancia de la ONU.

Buscaban en Google, llamaban a sus pares en México, otros de plano decían que la información no existía, que les dieran un plazo. Una delegación enorme y sin respuestas.

“No me han dicho cuántos sacerdotes sentenciados hay por pederastia, no me han respondido qué se hace para que no haya castigo físico en las escuelas, no sabemos cómo se implementará la nueva ley de infancia, qué medidas están tomando para que los niños que dejaron la calle permanezcan así, cuántos niños y niñas con discapacidad no van a la escuela, nos preocupa qué están haciendo para resguardar a las niñas y los niños de trabajos peligrosos…”

Las preguntas del Comité de Expertos de Naciones Unidas llovían una tras otra y yo sentía ganas de sonreír. Claro, la del apuro no era yo, era el Estado mexicano, pero qué bien se sentía aquello de interrogar a funcionarios bien vestidos, bien viajados y comidos, sobre las niñas y niños desaparecidos, desnutridos, violados, olvidados.

Las diferencias brutales y discriminatorias entre mexicanos siempre salen a relucir como el amor que se quiere esconder. En la reunión de evaluación se podía hablar de una niña marginada indígena, de un niño asesinado, desplazado, migrante y la senadora que daba cuenta de la infancia mexicana había volado a Ginebra en primera clase con anillos y maquillaje intactos durante eternas horas.

Después de la sesión de preguntas y respuestas, el Comité de expertos trabajó en una recomendación que se hizo pública el pasado 8 de junio. En 22 cuartillas con 135 recomendaciones, los miembros del Comité hicieron un llamado de atención a México.

Vale la pena recordar que el Estado mexicano firmó la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989 y asumió la autoridad del Comité, integrado por 18 expertos independientes, para ser examinado de forma periódica sobre cómo está implementando la Convención.  Reprobados diría yo, así quedamos. Dentro de las recomendaciones se dejaron asentadas las persistentes actitudes “estereotipadas y patriarcales” que resultan en violencia para las niñas y adolescentes.

Los miembros del Comité recomendaron no pedirle a una niña la autorización de un juez o ministerio público para acceder a un aborto luego de ser violada, lo cual es fundamental para ayudarla a recuperar su salud física y mental. También consideraron urgente atender a las niñas embarazadas para que ya no mueran, para ello pidieron al Estado mexicano que no les falte educación ni servicios de salud sexual y reproductiva confidenciales y adecuados para su edad, lo que incluye el suministro de anticonceptivos. Además, exigieron se cuide que no dejen la escuela y que sigan un proyecto de vida. El Comité hizo explícita su preocupación por el incremento en los embarazos de niñas de 12 años, muchos de los cuales son resultado de abuso sexual. Mencionó también las leyes restrictivas de aborto en la mayoría del país, lo cual obliga a las niñas y adolescentes a recurrir a abortos inseguros que ponen en riesgo su salud y vida. Asimismo, sus integrantes insistieron en que se deben modificar los códigos civiles para subir a 18 años la edad mínima para contraer matrimonio. Les pareció indignante cuando en algunas regiones del país la violación queda perdonada si el abusador se casa con la niña víctima.

Las recomendaciones del Comité piden a México que el Teletón deje de transmitir una visión lastimera de las niñas y niños con discapacidad. También que ya no se usen recursos públicos para financiar a la institución privada. Los expertos en infancia no olvidan a los 49 niños y niñas de la Guardería ABC, el homicidio del niño poblano José Luis Tlehuatle, la ejecución extrajudicial de cuatro adolescentes en Tlatlaya, los niños y niñas violados por sacerdotes y la existencia de lugares como el albergue de “Mama Rosa”. Tampoco olvidan que aún están pendientes los mecanismos para la efectiva aplicación de la nueva Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, y el Sistema Nacional de Protección Integral.

Si se cumpliera la mitad de las recomendaciones creo que en un par de generaciones México sería otro. Desgraciadamente, el día después de que salieron, uno de los responsables de la delegación que viajó a Suiza dijo que no eran obligatorias. Entonces, ¿para qué el show? Para que más de 15 funcionarios dizque dando cuentas de su dizque trabajo. Si ya vamos a ser cínicos, por qué no cínicos del todo y ahorramos mucho dinero del erario público en viajes y hoteles.  Es una desgracia lo que pasa en México con las niñas y niños, escuchar las tragedias en un palacio medieval de Ginebra no aminora el golpe. Es durísimo estar horas y horas escuchando historias de niños y niñas que sufren y que sus papás sufrieron y que lo más probable es que sus hijos sufran también. Como bien dijo Jorge Cardona, del Comité de expertos, el rostro de México es un niño en pobreza. ¿Cómo podemos ser tan cínicos y llegar a México a nuestra vida privilegiada y dar vuelta a la página? ¿Hasta cuándo la indolencia?

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.