close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Los colores son de todos
Con los juguetes, los niños crean su mundo, construyen un espacio en donde moldean, resignifican y reclasifican su entorno. Cuando los juguetes que recibe “son de niña o de niño” estamos delimitando ese mundo, imponemos nuestros prejuicios en sus juegos e inhibimos su creatividad y reprimimos sus sueños.
Por Gire
24 de diciembre, 2018
Comparte

Por: Cecilia Rodríguez (@qkiss)

Estamos en esa época del año en que es común regalar cosas a los niños, visitamos jugueterías y compartimos momentos en familia. En GIRE creemos que es importante hacer una pequeña pausa y reflexionar sobre los prejuicios de género en los juguetes. Los juguetes no tienen género, pero las personas sí tenemos prejuicios

La oferta de juguetes que hoy existe es basta, en costos, materiales y estilos, pero al parecer hay algo que permea a la mayoría y se trata de los prejuicios de género. El fabricante, la tienda que acomoda los juguetes en distintos pasillos y el padre que le dice al niño: “No vayas para allá que sólo hay cosas de niña” están de acuerdo en imprimir sus prejuicios al juguete en forma de una identidad de género.

En la primera infancia el juego es fundamental, la ONU lo ha nombrado como uno de los derechos fundamentales de la infancia. Especialistas como Jean Piaget, María Montessori y muchos más lo definen como un proceso de aprendizaje, coinciden en que en el juego los niños aprenden habilidades tanto motrices como sociales. De ahí que el mensaje que transmiten los juguetes sea relevante en la educación de los menores.

Con los juguetes, los niños crean su mundo. Por un instante logran construir un pequeño espacio en donde moldean, resignifican y reclasifican su entorno. Cuando los juguetes que recibe “son de niña o de niño” estamos delimitando ese mundo, enseñándole que no tiene derecho a jugar a ciertas cosas. Coartamos la libertad del niño de relacionarse de manera libre y espontánea con su entorno y así desarrollar el proceso de aprendizaje motriz, social y emocional.

Cuando imponemos nuestros prejuicios en sus juegos limitamos su mundo, inhibimos su creatividad y reprimimos sus sueños, les quitamos oportunidades por las que luego les pedimos que luchen cuando sean mayores. Muchas personas creen que si un niño juega con una escoba a limpiar la casa “se convertirá en un mandilón”, quitándole al niño la oportunidad de aprender a barrer como una herramienta que le ayuda al desarrollo motriz y que eventualmente le servirá para mantener limpia su casa de adulto. “Las niñas deben de ser delicadas y no deben de jugar futbol” pero resulta que la Selección Mexicana Femenil Sub-17 es, hoy día, Subcampeona del mundo. “Los niños no juegan con muñecas” dicen, sin siquiera pensar en que el niño que carga un bebé de juguete se siente seguro de sus emociones, que ponerse de acuerdo en un juego de rol con otros niños le da confianza para llegar a acuerdos entre pares, herramienta social que parece deseable en el mundo adulto. “Los dinosaurios son para niños, las princesas para niñas” y entonces niños y niñas no aprenden a jugar juntos. Les enseñamos a excluir a sus compañeros de juego por su género sin darnos cuenta de que es discriminatorio e incluso violento. Les decimos que construyan su mundo sin la otra mitad de la población, que imaginen y creen discriminando a sus pares.

Es bien sabido que lo que aprendemos en la primera infancia (de los 0 a los 6 años) formará parte esencial de nuestra vida. Si enseñamos a los niños que sólo pueden ser fuertes, valientes e ingeniosos, que deben de batirse a muerte contra el mal pero que nunca se les vaya a ocurrir cuidar a un bebé o hacer la comida porque para eso están las niñas, en el futuro encontraremos adultos incapaces de construir una sociedad igualitaria donde hombres y mujeres cuenten con los mismos derechos.

Entonces, ¿cómo escoger un juguete sin imponer estereotipos de género?

  • No te fijes en el color del empaque, ni en el pasillo en que lo han colocado en la juguetería.
  • Explora de su mano la juguetería sin dirigirlo ni reprimirlo, muéstrale lo que a ti te interesa y muestra interés en lo que te enseñe.
  • Fíjate en la edad a la que está dirigido. Esto sí es importante para que el niño o niñas no se frustre al no poder (por razones de motricidad) jugarlo.
  • Piensa en sus intereses reales y no en lo que a ti te gustaría que le interesara.
  • Si al recibir un regalo dice “es rosa de niña” o “es azul de niño” explícale que los colores son de todos.

 

*Cecilia Rodríguez es Asistente en GIRE.

 

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.