close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Luis Raúl, para Navidad queremos...
La situación actual que vive México requiere sin duda un órgano que logre un contrapeso a las acciones gubernamentales; que brinde un espacio a las y los defensores cuyo trabajo cada vez es más riesgoso y amenazado; pero –sobre todo— una respuesta eficaz para que las víctimas encuentren justicia.
Por Gire
15 de diciembre, 2014
Comparte

Por: Regina Tamés (@reginatames)

Estimado Luis Raúl,

En primer lugar felicitarle por su nombramiento como Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. La contienda fue compleja pero logró librar la batalla para quedar al frente de este organismo. Desde GIRE hicimos grandes esfuerzos por hacer visibles las evidentes fallas en la gestión de Raúl Plascencia con la finalidad de que no fuera reelecto y estamos por tanto muy contentas de que la CNDH inicie una nueva etapa bajo su liderazgo.

Como sabe, el país se encuentra en una crisis de derechos humanos por lo que hay grandes expectativas sobre su gestión. Las personas esperamos que la CNDH lleve a cabo su mandato de proteger, observar, promocionar, estudiar y divulgar los derechos humanos previstos por el orden jurídico mexicano. Por ello, tenemos la esperanza de que en el periodo bajo su mandato se logre fortalecer al organismo con el fin de convertirse en un actor fundamental para defender los derechos más básicos de todas las personas.

Principalmente lo que la ciudadanía está esperando es su autonomía de gestión. La situación actual que vive México requiere sin duda un órgano que logre un contrapeso a las acciones gubernamentales; que brinde un espacio a las y los defensores cuyo trabajo cada vez es más riesgoso y amenazado; pero –sobre todo— una respuesta eficaz para que las víctimas encuentren justicia. Todo esto difícilmente se logrará si no se tiene autonomía y es clara la diferencia que existe entre los poderes estatales y dicho organismo público de defensa de derechos humanos. En otros países, la defensoría del pueblo realmente le hace honor a su nombre. Me parece que eso es lo mínimo que esperaríamos de nuestro organismo homólogo.

Ahora bien, hay cuestiones puntuales que desde GIRE hemos documentado como fallas de la CNDH y que a continuación comento, pues es urgente abordarlas para lograr un mejor actuación. Las recomendaciones que emite la CNDH deben mejorarse sustancialmente. Se trata de una de sus herramientas más relevantes, ya que representan la culminación de un proceso de análisis e investigación y que da la pauta para una etapa de reparación. Para las víctimas representan un eco a su narración de violaciones a los derechos humanos, un documento sólido y cuasi jurídico con el cual seguir peleando verdad, justicia y reparación.

A la vez, las recomendaciones pueden servir como instrumentos para sentar precedentes –a pesar de su característica de no vinculantes– puesto que pueden desarrollar contenidos que ayuden a una interpretación amplia y a la aplicación del artículo 1º constitucional que todas las autoridades están obligadas a acatar desde 2011. Un claro ejemplo es el de las recomendaciones en materia de violencia obstétrica. Si bien la CNDH emitió su primera recomendación en enero de este año (01/2014) sobre violencia obstétrica, la misma no avanza en definir qué se entiende por el término y se limita a definir los hechos ocurridos como negligencia médica, sin enmarcarla como violencia institucional.

Tener buenas recomendaciones, además del contenido respecto a las violaciones, implica también que incluyan reparaciones integrales a derechos humanos. Existen ya criterios claros de qué debe incluir una reparación integral cuando los derechos humanos han sido violentados y la CNDH debe hacerlos propios y mantener siempre el estándar más alto de protección. La experiencia que tiene GIRE en cuanto a las reparaciones es muy mala. La CNDH deja a la autoridad responsable de las violaciones que determine cómo va a reparar; no es específica en las medidas de no repetición y lo más triste es que no incluye las peticiones o necesidades que las propias víctimas plantean como alternativas con las cuales se sentirían resarcidos.

Tener una buena recomendación es sin duda un primer paso fundamental. Pero no menos trascendental resulta el seguimiento que se le dé para su cumplimiento. Desde GIRE hemos tenido mala experiencia respecto al seguimiento, pues ni las víctimas ni sus representantes legales son informados de las gestiones que la CNDH lleva a cabo para el seguimiento del cumplimiento. No hemos visto tampoco a la CNDH activa en llamar la atención a la entidad federativa o institución federal de que se trate, cuando la recomendación no es cumplida. Las víctimas deben participar activamente si lo desean en el cumplimiento y la CNDH debe acompañarlas, protegerlas y asesorarlas en este camino, lo cual no ha sucedido.

Las organizaciones de la sociedad civil como GIRE de igual manera desearíamos tener buena relación con la CNDH para lograr un mejor cumplimiento de las recomendaciones y colaborando en lo que se requiera y no convertirnos en enemigos en donde no existe comunicación sino confrontación. Es lamentable que las organizaciones tengamos que recurrir a figuras jurídicas como el amparo para intentar lograr que la CNDH cumpla con su trabajo. En GIRE nos vimos obligadas a presentar cuatro amparos en contra de la CNDH por cuestiones de fondo como una mala reparación que no cumple con estándares internacionales ni con la participación de las víctimas, o por cuestiones de procedimiento como la falta de notificación de la recomendación a las víctimas que son finalmente las interesadas directas.

Finalmente, y dado que GIRE está abocada principalmente en la defensa de los derechos de las mujeres, nos llama la atención la poca visibilización e impacto que ha tenido el Programa de asuntos de la mujer y de igualad entre mujeres y hombres que están mandatados a implementar. La CNDH podría jugar un papel importante en lograr prevenir y erradicar las distintas y diversas formas de discriminación que aún viven tantas mujeres en el país, y poco ha sido lo que han hecho para lograrlo.

Señor Luis Raúl González, la sociedad está harta. Estamos cansadas de mentiras, simulación, impunidad y corrupción. La CNDH no podrá acabar con todos estos males que aquejan a la clase política, pero sin duda podrá hacer grandes contribuciones dándoles voz a las víctimas, quienes ven en la institución a cargo una vía para lograr que sean escuchados. No nos defraude. Llevamos más de doce años esperando tener una Comisión que defienda a su pueblo de atrocidades.

 

@GIRE_mx

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.