close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
El machismo tras los embriones de Sofía Vergara
Desde hace año y medio, Nick Loeb está empeñado en arrebatarle a Sofía Vergara la decisión sobre el destino de los embriones que fecundaron juntos.
Por Gire
19 de diciembre, 2016
Comparte

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

Aunque parece salido de un episodio de Modern Family, Sofía Vergara está siendo demandada por sus embriones congelados, “Isabella” y “Emma”. La demanda fue presentado en Luisiana, uno de los estados que da personalidad jurídica a los embriones. En ella se alega que los embriones están siendo privados de su derecho a recibir una herencia. ¿Qué significa esta cuestión para los debates contemporáneos sobre derechos reproductivos?

Es importante enmarcar esta acción legal dentro de la disputa que tienen Vergara y Nick Loeb, su expareja, desde hace más de año y medio. Cuando la fertilización in vitro se realizó en 2013, ambos firmaron un contrato donde el destino de los embriones no podía ser decidido sin el consentimiento de la otra parte. Tras la separación Nick Loeb se ha empeñado en implantar los embriones en una gestante subrogada por lo que inició acciones legales contra Sofía Vergara, quien se ha manifestado por la destrucción de los embriones.

Esta disputa legal somete a juicio si los hombres pueden tener derechos sobre embriones congelados. La demanda presentada en el conservador estado de Luisiana fue la respuesta a los tribunales de California que le dieron razón a los abogados de Sofía Vergara, quienes solicitaron llamar a declarar a dos exnovias de Loeb que abortaron mientras mantenían relación con Nick Loeb. En su artículo para el New York Times, Nick Loeb habla de una novia que tuvo a los 19 años que abortó y que dejó la decisión fuera de sus manos. Parece que no quiso que sus voces se escucharan en el juicio, pues podrían haber dado una versión distinta de la historia que lo desacreditaría.

Con la demanda, que da voz a los embriones, queda claro el teatro guiñol al que juega Nick Loeb. En la demanda, además de “Isabella” y “Emma”, hay un tercer demandante, James Charbonnet, quien es administrador del fideicomiso para “garantizar la salud, educación, mantenimiento, y sustento de los embriones”. Aunque la demanda es inédita, no es la única en materia de disputa de embriones congelados. En 2012 un tribunal de Pennsylvania otorgó a la mujer los embriones en disputa pese a que ella ya contaba con un hijo adoptado, pero eran su única oportunidad de ser madre biológica debido a la quimioterapia que la había dejado infértil. En 2015 una corte de Illinois falló en el mismo sentido reconociendo que la sociedad valora criar hijos relacionados genéticamente con uno.

Lo cual me hace insistir en un punto: Nick Loeb puede tener hijos o hijas con una nueva pareja o a través de una donante de óvulo y una gestante subrogada, sin embargo él desea llevar a término el desarrollo de los embriones concebidos con Sofía Vergara. He ahí lo verdaderamente extraño de la intención tras el litigio, arrebatar a Sofía Vergara la decisión sobre el destino de los embriones. Un gesto machista en tiempos de las nuevas formas de reproducirnos.

Lo novedoso de esta disputa legal es que en esta demanda no se trata del padre o la madre sino de los embriones, en un estado que da personalidad jurídica a los éstos. Esta disputa legal en tiempos de Trump luce particularmente ominosa, por el giro conservador que puede tomar la corte con la designación del ministro, pendiente desde la muerte del ministro Scalia. Aunque el debate no se trata del aborto, cualquier oportunidad para limitar la autonomía reproductiva de la mujer será aprovechada.

Mientras tanto, en México hay un limbo legal y las propuestas de legislación en materia de reproducción son discriminatorias. La más reciente es de Sylvana Beltrones, que ha sido criticada no sólo por especialistas en derechos humanos sino también por la comunidad científica al limitar las técnicas a parejas heterosexuales de nacionales mexicanos que demuestren infertilidad. Aquí también se discutirá sobre la protección de la vida prenatal, debido a la acción de inconstitucionalidad presentada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contra la reforma constitucional impulsada en Veracruz.

Mucho está por decirse y poco parece entenderse. Por ejemplo, ¿piensa usted que Sofía Vergara es egoísta por pedir la destrucción de los embriones? Ella dice: “Un niño necesita una madre y una relación amorosa con padres que se lleven, que no se odien… los niños necesitan padres. No quisiera traer niños al mundo donde ya todo es inadecuado para ellos. Sería muy egoísta. He trabajado muy duro por 20 años para llegar a este punto donde estoy. No quiero permitir que esta persona se aproveche más de mi carrera y trate de promoverse a él mismo”.

 

* Omar Feliciano es responsable de Medios Digitales de @GIRE_mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.