close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Mellisa y el Technofeminismo
Vivimos un momento donde las artistas están desafiando las normas de género y reafirmando su autonomía en la industria de la música. FKA Twigs es una de varias artistas que llevan el feminismo a la música y a la fiesta, mientras que Discwoman es un grupo de mujeres DJs, productoras y promotoras que buscan impulsar la representación de las mujeres en la escena de la música electrónica.
Por Gire
4 de enero, 2016
Comparte

Por: Omar Feliciano (@tipographo)

 

La maternidad es un renacer permanente porque nos ubica en el lugar de acompañar la fragilidad de lo humano”.

Julia Kristeva

 

FKA Twigs es el nombre artístico de Tahliah Debrett Barnett, quien ha estado en la mirada de los medios especializados debido a su música, y a su lenguaje visual, provocador y fascinante: “¿Cómo es que FKA Twigs empuja la sexualidad más allá que Miley Cyrus y Sinéad O´Connor?” explora cómo es que FKA Twigs supera el binarismo de todo o nada en relación a cuánto de su cuerpo y sexualidad puede revelar una artista sin temor a ser cosificada y usada. No ha dudado en usar el bondage y la asfixia erótica como parte de su lenguaje, siempre participando en la dirección y concepto del video (sobre sadomasoquismo y feminismo pueden abundar aquí).

FKA Twigs destacó con su EP llamado M3LL155X (Melissa en Leet, un código nacido de internet que sustituye vocales por números) que consistió en 5 canciones y un cortometraje de 16 minutos que explora la feminidad, la maternidad, la sumisión y el empoderamiento a través de una épica travesía visual. No exageró FKA Twigs al declarar que M3LL155x era un corto conceptual sobre estar preñada de dolor y dar a luz creatividad y liberación.

Boys growing boys growing girls into women

Figure 8 es el primer sencillo. FKA Twigs aseguró que se inspiró en sus clases con Derek “Jamel Prodigy”; la canción tiene que ver con su experiencia con Vogue y en cómo la ayudó a entrar en contacto con su feminidad. Melissa da su nombre al EP; tiene que ver con la personificación de la feminidad con la que entró en contacto, no es un alter ego de FKA Twigs sino un nombre para personificar la fuerza femenina con la que entró en contacto al trazar ochos con el movimiento de sus manos.

Mellisa. FKA Twigs (Tahliah Debrett)

En el video aparece el rostro de Michèle Lamy, musa y esposa del diseñador de Rick Owens, quien lleva una lámpara a manera de tocado, ella lo introduce en su boca la que queda preñada por la luz, de su boca sale una mota blanca que con un acercamiento revelará la figura de FKA Twigs en su interior. En una entrevista Michèle Lamy aseguró que fue “una gran delicia dar a luz por la boca”. Con este parto simbólico FKA Twigs traza una genealogía hacia esta mujer que transita en los mundos del arte, la moda y las ideas; lo mismo departió con los filósofos Gilles Deleuze and Félix Guattari, que colaboró con el artista Matthew Stone y el rapero queer Zebra Katz. En Figure 8 se reconoce la dimensión espiritual del movimiento y se celebra un vínculo simbólico con fundamento en la diferencia generacional, que legitima la palabra, el lenguaje compartido y la existencia de quienes están inscritas en tal genealogía femenina.

I’m your doll, love me rough

En la pantalla vemos un modelo tridimensional del cuerpo de FKA Twigs en distintos ángulos antes de mostrar a un hombre blanco que mira a la cámara; el acercamiento extremo a su ojo revela el tema: la mirada masculina cosificadora. I’m your doll atiende directamente a la violencia del amor romántico y la violación realizada por el cónyuge en un ambiente de codependencia. Volvemos a FKA Twigs quien yace en una cama con el cuerpo de una muñeca inflable, ella canta con la mirada perdida. En escena la vemos bailar en pijama blanca para la mirada masculina, sus manos se mueven grácilmente, sus pasos lo llevan a él hasta que le canta frente a su rostro. Después vemos al hombre subir a la cama para morder, lamer y babear el cuerpo de la muñeca, el rostro de FKA Twigs permanece imperturbable. La cámara muestra entonces el cuerpo de la muñeca desinflado.

Mellisa. FKA Twigs (Tahliah Debrett)
No es la primera vez que FKA Twigs expresa la vulnerabilidad del cuerpo femenino en su imaginería visual. En 2013 su video Papi Pacify impactó por el uso de la fotografía blanco y negro para crear un ambiente irresistible de belleza hipnótica alrededor de las manos de un hombre en su cuello, su rostro y dentro de su boca. Ella participó en la dirección del video y fue seleccionado como uno de los videos feministas del año por su representación de la sexualidad femenina: vulnerable y en control al mismo tiempo. El año siguiente el video para Pendulum, canción de su primer álbum, la vimos amarrada en sus propias trenzas en un bondage capilar de belleza inusual; para la cantante era una metáfora de “estar suspendida y detenida por mis propios temores”. En el caso de I’m your Doll logra convertir en un objeto de arte a un juguete sexual parte de la cultura cosificadora de la sexualidad femenina para lograr imágenes perturbadoras, intrigantes y con dimensión de género.

I be feeling the same. In the club, in the rave. Everyday, everyday

Mellisa. FKA Twigs (Tahliah Debrett)

FKA Twigs ha quedado embarazada. Se levanta del colchón y admira su vientre abultado. Bailará en tal estado hasta que rompa su fuente ante la mirada de un hombre afrodescendiente que expresa un gesto de desagrado. Ella baila descalza sobre los colores que han salido de su vientre. En entrevistas ha explicado cómo la sensualidad de una mujer está determinada por sus curvas y en cuanta piel muestra, pero en esta apreciación estética jamás se considera el hecho de que la mujer es capaz de crear un nuevo humano dentro de ella. No es casual que en este segmento muestre el gesto de asco de la mirada masculina que la acecha en las pantallas que levitan alrededor de ella mientras baila. Este es su abordaje a la misoginia que desprecia la función reproductiva del cuerpo femenino, desde su propia estética oscura, erótica y de matices distópicos.

1, 2, 3… Now hold that pose for me 

El segmento final de M3LL155x fue el primero en estrenarse como video individual en los premios de música de YouTube. Para este video FKA Twigs reclutó talento del baile urbano: Kaner Flex especialista en flexing (estilo de contorsionismo ritmico y dislocación de brazos); Dominant que es bailarín de Krump (un estilo inventado por exreclusos como forma de canalizar la furia), Tamsier y David Magnifique representan la escena londinense de Vogue junto con el coreógrafo del video Benjamin Milan de House of Lady Di; la escena newyorkina del mismo estilo es representada por Derek “Jamel Prodigy” y Javier Ninja. Como bailarina profesional FKA Twigs no sólo usa estos lenguajes corporales como un elemento destacado de su proyecto, sino que también permite que quienes bailan tengan asegurado su reflector para expresar un rango de género variado: desde la masculinidad fúrica de Dominant, a la androginia de Benjamin Milan pasando por la feminidad masculina de David Magnifique.

FKA Twigs da a luz dentro de una camioneta blanca en un bosque onírico, extrae de ella telas multicolores de las que se van rebelando los bailarines hasta dar formar una casa de Vogue, con FKA Twigs como la madre simbólica quién mira la pasarela llenarse de poses, giros y caídas del Vogue. Así finaliza este viaje visual épico en su transformación de hija a madre, de niña a mujer. M3LL155x cumple así como una de las obras feministas más importantes de la cultura popular de esta década, producto de una estrella pop que por igual canaliza a Madonna que a Björk y Aaliyah, al tiempo que empuja los límites de la representación del cuerpo y el deseo femenino.

I don’t know who my mother is but I creep for you

Vivimos un momento donde las artistas están desafiando las normas de género y reafirmando su autonomía en la industria de la música. FKA Twigs es una de varias artistas que llevan el feminismo a la música y a la fiesta. Discwoman es un grupo de mujeres DJs, productoras y promotoras que buscan impulsar la representación de las mujeres en la escena de la música electrónica. Después de organizar una fiesta en Puerto Rico, la Ciudad de México es su siguiente parada el próximo 8 y 9 de enero. En su sitio pueden ver entrevistas al talento nacional que participará en esta edición y en su evento de facebook pueden conocer detalles sobre este evento en los que participan UMFANG (NY), Volvox (NY), Ninasonik Music (MX), Demian Licht (MX), y el debut en vivo de Jenice (Zombies in Miami). El segundo evento, el 9 de Enero contará con 5 mujeres tocando con un sabor más latino, ellas son: Esamipau (MX), RIOBAMBA_dj (NY), BEARCAT (NY), HD (NY), y ReginaPuma (MX).

Las organizadoras de Discwoman han decidido donar una quinta parte de sus ingresos a GIRE, por su compromiso en la promoción y la defensa de los derechos reproductivos de las mexicana. Les recomendamos que compren este lunes 4 de enero sus boletos para el 8 de enero, pues es el último día para el precio de preventa. El acto principal será de The Black Madonna, quién imprime en sus sets de house la misma visión de feminismo interseccional que anima su vida al tiempo que explora los vasos comunicantes entre la música disco, el funk, el high-energy, el techno y el house: We are talking about freedom se oye en uno de sus sets, confirmando en la pista de baile lo que The Black Madonna afirma en entrevistas: “La pregunta sobre si el feminismo es necesario en la música dance o en algún otro sitio no tiene sentido. Ya pasamos eso. Tenemos que hablar de ello”.

Nos vemos en la pista para bailar al ritmo del technofeminismo de Discwoman por los derechos reproductivos de las mexicanas.

 

* Omar Feliciano es reponsable de Medios Digitales de @GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.