close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Mujeres con discapacidad psicosocial en México
En México, la idea de que las mujeres con discapacidad no pueden formar una familia ni criar hijos ha dado lugar a una falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.
Por Gire
1 de julio, 2019
Comparte

Por: Verónica Esparza (@esparza2602) 

Hace algunos días conocí a una mujer a quien, por respeto a su privacidad, llamaré Elena. Ella forma parte del Colectivo Chuhcán, la primera organización en México dirigida por y para personas con discapacidad psicosocial. El objetivo del colectivo es incidir, representar y hablar en nombre de las personas con discapacidad psicosocial en nuestro país.

Tuve la oportunidad de escuchar sobre su experiencia de vida y proceso de empoderamiento como mujer con discapacidad psicosocial. Elena sufrió acoso y burlas por parte de sus compañeros durante su vida escolar, por ser “diferente”. Con el apoyo de su mamá, logró superar los obstáculos que, con frecuencia, enfrentan las personas con alguna discapacidad psicosocial. Ahora, ayuda a otras y otros en sus procesos para convertirse en personas empoderadas, defensoras y portavoces de sus propios derechos.

En 2015, la organización Disability Rights International (DRI) y el Colectivo Chuhcán elaboraron el informe Abuso y negación de derechos sexuales y reproductivos a mujeres con discapacidad psicosocial en México sobre la situación de los derechos sexuales y reproductivos de quienes viven con estas condiciones. El informe es revelador por muchos aspectos. Primero, da cuenta de la ausencia de datos estadísticos sobre la situación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con este tipo de discapacidad. Segundo, evidencia que el Estado mexicano ha fallado en garantizar el acceso seguro a derechos sexuales y reproductivos de mujeres con discapacidad psicosocial, en igualdad de condiciones con las demás.

De acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, las niñas y mujeres con discapacidad suelen estar expuestas a un riesgo mayor, dentro y fuera del hogar, de violencia, lesiones o abuso, abandono o trato negligente, malos tratos o explotación. En México, de acuerdo con los datos de la ENADID 2014, alrededor de 7.1 millones de personas en ese año vivían con alguna discapacidad y de esta cifra 3.8 millones son mujeres. Sin embargo, no hay datos completos sobre las violencias y violaciones a derechos humanos que enfrenta esta población. De hecho, la ENDIREH 2016 que mide, entre otras cosas, la violencia sexual contra las mujeres, no especifica si la mujer entrevistada presentaba alguna discapacidad, lo que impide conocer la incidencia de violencia hacia dicha población y, con ello, marcar el rumbo para la elaboración e implementación de políticas públicas en México.

El informe de DRI y el Colectivo Chuhcán evidencia que la mayoría de las mujeres con este tipo de discapacidad saben poco o nada sobre salud sexual y reproductiva. Es común que sufran violencia obstétrica durante la atención de sus embarazos partos y pospartos; incluso, en muchas ocasiones, son forzadas a interrumpir sus embarazos —por ser consideradas incapaces para ser madres— u obligadas a utilizar algún método de anticoncepción temporal o permanente. Las mujeres que deciden ser madres reciben poco apoyo por parte del Estado para asumir sus responsabilidades en la crianza de sus hijos e hijas.

Las mujeres con discapacidad psicosocial son consideradas dependientes, incapaces de criar hijos y hasta de tomar decisiones sobre su sexualidad y reproducción. Esta percepción es errónea y el Estado está obligado a proporcionarles los apoyos que necesitan y a eliminar las barreras que enfrentan en la sociedad, en torno a su sexualidad y reproducción.

Las niñas y adolescentes con discapacidad psicosocial crecen escuchando que no se podrán casar, ni tener hijos. Al llegar a la edad adulta ya se han apropiado de la idea de que es su responsabilidad no tener hijos. Las mujeres que logran superar los estigmas sobre su incapacidad para ser madres y se atreven a serlo, son cuestionadas y criticadas por su toma de decisiones relacionadas con la educación y formación de sus hijos e hijas, atribuyendo sus “errores” a su condición.

En México, la idea de que las mujeres con discapacidad no pueden formar una familia ni criar hijos ha dado lugar a una falta de acceso a servicios de salud sexual y reproductiva. El informe de GIRE La pieza faltante. Justica reproductiva da cuenta de cómo, en la actualidad, esta información no es accesible para las mujeres que viven con alguna discapacidad.

Las niñas, adolescentes y mujeres con discapacidad son especialmente vulnerables a sufrir abuso sexual. Como medida para “protegerlas”, los familiares y profesionales de la salud, tradicionalmente, han recurrido a la esterilización y anticoncepción forzada, para evitar queden embarazadas a consecuencia de una violación sexual. Esta medida, lejos de proteger a una mujer con una discapacidad contra el abuso sexual aumenta, de hecho, su vulnerabilidad a este tipo de violencia.

Esta breve radiografía de las barreras que niñas, adolescentes y mujeres con discapacidad psicosocial enfrentan para poder ejercer sus derechos sexuales y reproductivos muestra que, México aún tiene un largo camino por recorrer para garantizarles sus derechos, en particular, los sexuales y reproductivos.

* Verónica Esparza es investigadora de @GIRE_mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.