Nuestros derechos bajo asedio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Nuestros derechos bajo asedio
Si algo nos enseña la situación que están viviendo las compañeras estadounidenses es que nuestros derechos siempre están bajo asedio y los grupos anti derechos no descansan, y así como ocurrió tras la despenalización del aborto en el entonces Distrito Federal, nuestros avances y logros van aparejados en muchas ocasiones con un contraataque.
Por Melissa Ayala
9 de mayo, 2022
Comparte

El lunes pasado, por primera vez en la historia de la Corte Suprema de Estados Unidos, se filtró el borrador de una sentencia que podría cambiar el panorama de los derechos reproductivos de las mujeres y personas gestantes en ese país. El portal de noticias Politico aseguró que el borrador del ministro Samuel Alito revierte los precedentes de Roe y Casey y, con ello, se permite que los estados impongan las restricciones respecto al plazo en el que se podría abortar.

Hasta el día de hoy, y en tanto no se emita la sentencia, el aborto es legal en Estados Unidos y Roe sigue siendo un precedente vinculante; es decir, lo que llaman en Estados Unidos “the law of the land”.

Más allá de las implicaciones que esto puede llegar a tener en Estados Unidos, es importante señalar que nada de esto ocurre en el vacío o en una burbuja que no permea a los demás países. La pregunta que ha estado circulando en redes y en medios de comunicación es si esto tendrá un impacto en México.

Nos encontramos en un momento histórico en la región latinoamericana. El año pasado nuestra Suprema Corte, al fallar la acción de inconstitucionalidad 148/2017, declaró la invalidez del artículo 196 del Código Penal de Coahuila, que establecía una pena de prisión a la mujer que voluntariamente practicara su aborto o a quien la hiciere abortar con su consentimiento, pues vulneraba el derecho a decidir de las mujeres y personas gestantes. La Corte entendió que el producto de la gestación merece una protección que incrementa en el tiempo, a medida que avanza el embarazo, pero que dicha protección no se garantiza echando mano del derecho penal; sin embargo, precisó que esa protección no puede desconocer el derecho de las mujeres y personas gestantes a la libertad reproductiva. Por lo tanto, el Pleno estableció que criminalizar de manera absoluta la interrupción del embarazo es inconstitucional. A esto hemos de agregar que en casos previos la Suprema Corte, siguiendo lo señalado por la normativa aplicable, ha enfatizado que en casos de violación no existe ni debe existir plazo para poder abortar.

En el mismo tono, este año la Corte Constitucional colombiana despenalizó el aborto hasta la semana 24 de gestación y, en todo caso, este límite temporal no será aplicable a los tres supuestos en los que la Sentencia C-355 de 2006 dispuso que no se incurre en delito de aborto: “(i) cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico; (ii) cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico y, (iii) cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto”.

Asimismo, debemos recordar que hace un par de meses se anunciaba que el derecho al aborto entra en la propuesta de la Constitución chilena. Sin embargo, si algo nos enseña la situación que están viviendo las compañeras estadounidenses es que nuestros derechos siempre están bajo asedio y los grupos anti derechos no descansan, y así como ocurrió tras la despenalización del aborto en el entonces Distrito Federal, nuestros avances y logros van aparejados en muchas ocasiones con un contraataque. En este sentido, es importante señalar que el ostentarse como una o un ministro conservador no es lo mismo que ser antiderechos, y esto lo ilustra a la perfección el caso estadounidense, donde las nuevas designaciones respondieron a perfiles abiertamente hostiles a los derechos de las mujeres y personas gestantes.

Como hemos visto en la discusión estadounidense, la pugna que ahora se libra es en torno al tema del plazo. En Estados Unidos la ley de Mississippi que se encuentra siendo revisada impone la restricción hasta la semana 15; en Colombia se logró llegar a la semana 24, y en México hemos logrado la despenalización hasta la semana 13 en el estado de Sinaloa. Debemos estar atentas a cómo se argumentan estas restricciones temporales y cómo se buscan ejecutar. Recordando el posicionamiento de la ministra Norma Lucía Piña Hernández, el Estado no sólo debe abstenerse de forma absoluta de penalizar el aborto, sino que además debe garantizar condiciones mínimas para que ello sea posible porque, sencillamente, conforme a un Estado laico la defensa de la autonomía de las mujeres debe ser incondicional, de acuerdo con su plan de vida y de presumir que su decisión es racional, deliberada y autónoma.

Finalmente, limitar el acceso al aborto a un plazo castiga la conducta sexual de las mujeres. Nuestros derechos se encuentran bajo asedio, es momento que nuestras compañeras del Norte volteen a ver lo que hemos logrado en Latinoamérica y, a su vez, nos toca apoyar a nuestras compañeras en Estados Unidos y solidarizarnos con nuestras aliadas. Invitamos a leer, seguir y compartir lo que se está haciendo desde organizaciones como Planned Parenthood, National Latina Institute for Reproductive Justice, National Women’s Law Center, If/When/How, Center for Reproductive Rights, National Advocates for Pregnant Women y Sister Song. Todo nuestro cariño, fuerza y admiración para ellas.

* Melissa Ayala (@melissaayala92) es Coordinadora de Documentación y Litigio de Casos en GIRE.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.