close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Nuevo León y la objeción de conciencia
La objeción de conciencia debe interpretarse como una excepción, no como una regla general para los prestadores de servicios de salud; por lo tanto, no debe restringirse el servicio a nadie.
Por Gire
28 de octubre, 2019
Comparte

El 15 de octubre se aprobó en el Congreso de Nuevo León una reforma que incorpora la objeción de conciencia en la Ley Estatal de Salud para que personal médico y de enfermería pueda negarse a participar en la prestación de servicios que resulten contrarios a sus creencias personales. Dicha aprobación generó tal polémica y confusión que organizaciones de la sociedad civil y organismos como el Conapred y la Comisión Estatal de Derechos Humanos advirtieron sobre la discriminación que podrían enfrentar ciertos grupos vulnerables. 

Si bien es importante alertar sobre los obstáculos que esta reforma podría generar para el acceso al derecho a la salud de todas las personas, resulta necesario puntualizar que la modificación a la Ley de Salud de Nuevo León retoma la Ley General de Salud (LGS) y la objeción de conciencia debe interpretarse como una excepción, no como una regla general para los prestadores de servicios de salud; por lo tanto, no debe restringirse el servicio a nadie y las instituciones deben garantizar que haya personal médico no objetor.

De acuerdo con el Artículo 10 bis de la LGS, el personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Nacional de Salud podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación del servicio que establece esta ley, pero existe un par de límites: cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o cuando se trate de una emergencia médica no podrá invocarse la objeción de conciencia, pues se incurriría en una causal de responsabilidad profesional. 

Aun cuando este artículo de la LGS (publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo de 2018) abre la posibilidad de una interpretación ambigua que puede representar un obstáculo para el acceso a servicios y deja abierta la puerta a formas de discriminación hacia ciertos grupos, hay que recalcar que la objeción de conciencia es de índole individual, lo cual significa que las instituciones de salud no pueden ser objetoras y están obligadas a contar en todo momento con personal no objetor para garantizar los servicios. En este sentido, la objeción de conciencia plantea una excepción individual sometida a ciertas condiciones, pero de ninguna manera el Estado deja de tener obligaciones respecto a la provisión de los servicios que pudieran ser objetables. 

Después del revuelo que el tema causó en redes sociales, el gobierno de Nuevo León anunció que vetará la reforma a la Ley Estatal de Salud por ser discriminatoria, ya que doctores y enfermeras podrían negarse a atender a personas de la comunidad LGBT+, indígenas, migrantes o a quienes soliciten un aborto. Ante esto, hay que insistir en que la LGS, que aplica en toda la República Mexicana en los tres niveles de gobierno, ya contempla la objeción de conciencia y las instituciones médicas en Nuevo León, con reforma o sin ella, deben regirse bajo ese ordenamiento, toda vez que también forman parte del Sistema Nacional de Salud.

Actualmente se encuentra pendiente de resolución por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) una Acción de Inconstitucionalidad promovida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en contra de la reforma a la Ley General de Salud en materia de objeción de conciencia. Desde GIRE esperamos que, al resolver sobre dicha Acción, la SCJN contribuya a guiar la interpretación que debe hacer el personal de salud del contenido de la objeción de conciencia, específicamente: 1) que no sirva como justificación para obstaculizar el acceso a servicios de aborto; 2) que se cuente con un sistema de referencia efectivo a personal no objetor; 3) que se provea información clara a las personas solicitantes de servicios de aborto, incluso por personal objetor; 4) que se ejerza siempre de forma personal y no institucional, y 5) que opere únicamente para quienes participen directamente en el procedimiento.

La modificación a la Ley de Salud de Nuevo León ha dado lugar a la difusión de información confusa, por lo que es preciso recordar que la objeción de conciencia no es un derecho humano en sí mismo sino una manifestación del derecho humano a la libertad de conciencia, y como tal es importante que se considere en la legislación sanitaria, pero no debe ser un obstáculo para que el derecho a la salud de todas las personas esté garantizado.

@GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.