close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
#LiberenAConcepción
Concepción está presa desde el 25 de febrero de este año por un delito que no cometió y sin que un juez le haya dictado un auto de formal prisión. Una vez más un caso injusto debido a prejuicios y personal no capacitado.
Por Gire
30 de septiembre, 2013
Comparte

Por: Mariana Roca

Concepción es una mujer soltera, madre de dos niños, que trabaja como vocera de un periódico local en el estado de Veracruz. ¿Y por qué se habla de ella? Si todavía no lo sabes, te cuento: Concepción está presa desde el 25 de febrero de este año por un delito que no cometió y sin que un juez le haya dictado un auto de formal prisión. Pasan los días y bajo miles de pretextos ningún juez ha resuelto la situación de esta mujer. No hay pruebas de que Concepción sea culpable de homicidio doloso, como argumenta el personal de la Cruz Roja, pero ella ha estado encerrada durante siete meses.

¿Qué fue lo que pasó? Concepción llegó a la Cruz Roja del Puerto de Veracruz temprano por la mañana, el 25 de febrero de este año. Tenía fuerte dolor abdominal. La recibieron dos paramédicos, quienes la acompañaron a urgencias. Los paramédicos de la Cruz Roja palparon el vientre de Concepción y, si se hubieran dado el tiempo de revisarla y darle una consulta médica adecuada, habrían sabido que la mujer presentaba trabajo de parto. Concepción dijo que necesitaba usar un baño y la dejaron ir sola. En el sanitario tuvo un parto espontáneo. De acuerdo con el protocolo que los paramédicos debieron seguir, una mujer con dolores de parto debe ser asistida en todo momento. No debe ir sola al baño, pues el parto espontáneo es algo común.

Ella no sabía que estaba embarazada y que aquel dolor era trabajo de parto. Ella perdió la conciencia en ese momento, los paramédicos no hicieron nada por el producto, ni siquiera sacarlo del inodoro. Si el bebé de Concepción nació con vida o no, es algo que nunca sabremos. A partir de su ignorancia, de su falta de formación y de su propio miedo a sufrir un castigo por sus acciones como “salvadores de vidas” se limitaron a llamar al Ministerio Público. No dieron atención médica a la mujer, quien días más tarde se sabría tenía una infección de vías urinarias que podría ser la causa de su parto prematuro, de acuerdo con los abogados de Asilegal (Asistencia legal para los Derechos Humanos).

El personal del Ministerio Público tardó dos horas en llegar y, tras escuchar la historia de ambas partes, detuvieron a Concepción. Los paramédicos contaron que Concepción peleó con ellos, que se encerró en el baño y que se provocó un aborto. Ella dijo que no sabía que estaba embarazada y pidió que le entregaran el cuerpo de su bebé para darle sepultura, cosa que nunca ocurrió. Más tarde, se determinó que no había pruebas de intento de aborto por parte de la acusada. Además, si Concepción hubiera tenido la intención de abortar, no habría ido a la Cruz Roja para hacerlo.

Concepción fue detenida por el Ministerio Público de todas formas. El artículo 19 constitucional señala que “Ninguna detención ante autoridad judicial podrá exceder del plazo de 72 horas, a partir de que el indiciado sea puesto a su disposición, sin que se justifique con un auto de formal prisión”, a pesar de lo cual Concepción estuvo detenida en “El Penalito” durante 15 días. Fue acusada de homicidio doloso, pero no fue sino hasta el 5 de marzo que le dictaron auto de formal prisión.

Los abogados de Asilegal, organización que se encarga de su defensa, pidieron un amparo a dicho auto, pues la detención no era justificada. No hay pruebas que demuestren la culpabilidad de Concepción. El Juzgado Cuarto de Distrito en el Estado de Veracruz concluyó que las violaciones precisadas por Asilegal eran suficientes y ordenó que se anulara el auto de formal prisión. Esto no significó la libertad de Concepción, sólo fue un “borrón y cuenta nueva”: ambas partes vuelven a presentar sus pruebas y volvemos a empezar.

Así pasaron tres meses y, el 3 de junio, después de que el juzgado que tenía conocimiento de la causa penal solicitara una prórroga de jurisdicción, el director general de Reinserción y Readaptación Social de Veracruz ordenó que Concepción fuera trasladada al Centro de Rehabilitación Social de Pacho Viejo en Xalapa. Hoy, Asilegal objeta que el Juez Tercero de Pacho Viejo tenía la obligación de dictar en un plazo de 144 horas un auto de formal prisión que justificara la detención de Concepción, pero han pasado casi cinco meses y Concepción sigue presa sin que el juez brinde una respuesta concreta.

Según el Código Penal del estado de Veracruz el aborto es un delito, aunque hay casos en los que está despenalizado: el aborto culposo, por violación, inseminación artificial no consentida, por peligro de muerte porque el producto posee alteraciones graves. Pero los procedimientos para realizar abortos en estos casos no están reglamentados.

Hay una mujer presa en Veracruz cuyo destino no ha sido dictado todavía. Sufrió un parto espontáneo sin saber siquiera que estaba embarazada y ahora es criminalizada a partir de la ignorancia de los servidores públicos en un estado donde ni los paramédicos, ni el MP, ni los jueces están capacitados para enfrentar un caso como el suyo.

Ahora que sabes quién es Concepción y qué fue lo que pasó, puedes optar por ayudarla. Asilegal, entre otras acciones, ha preparado una carta para ser enviada al Presidente Enrique Peña Nieto, al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, con el propósito de exigir atención al caso de Concepción y su pronta liberación. Puedes apoyarlos firmando la carta en este enlace. También puedes cooperar tuiteando con el hashtag #LiberenAConcepción. Sabemos que puedes pensar que otra vez un caso así, otra vez piden mi firma, pues sí otra vez te pedimos ayuda porque hasta ahora la fuerza de la sociedad civil ha sido un gran apoyo en la liberación de mujeres criminalizadas. Una firma más representa una voz más en contra de detenciones sin justificación, en contra de injusticias y arbitrariedades, una firma más que hace la diferencia.

 

[email protected]

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.