close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
“Todo es un horror en Veracruz”
¿Por qué Javier Duarte pone atención en proteger la vida de un embrión cuando don Bernardo reclama por la vida de su hijo de 25 años que sólo había ido a pasar un fin de semana al puerto de Veracruz?
Por Gire
25 de enero, 2016
Comparte

Por: Georgina Montalvo (@ginmontca), Alejandro Galland y Omar Feliciano (@tipographo)

“Todo es un horror en Veracruz”, dijo en entrevista con Aristegui Noticias don Bernardo Benítez, padre de uno de los cinco jóvenes de Playa Vicente desaparecidos el 10 de enero en el municipio de Tierra Blanca, en Veracruz. Parece que Javier Duarte, gobernador del estado, se empeña en que lo siga siendo y no sólo para familiares de personas desaparecidas, sino también para las mujeres que decidan o deban interrumpir un embarazo, pues con su decreto para proteger la vida desde la concepción convierte a Veracruz en territorio de terror.

El jueves pasado el congreso local aprobó una iniciativa para reformar la constitución local y proteger la vida “desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, tal como ha demandado el clero a través de la movilización de grupos afines en los meses recientes. Frente a este hecho ¿qué hace suponer a los legisladores veracruzanos que un tema como la discusión del derecho a la vida pueda ser aprobado en “fast track”? Y para aquellos 38 legisladores que votaron a favor de la iniciativa ¿fueron suficientes los argumentos de la exposición de motivos que presentó el gobernador Duarte como para agotar la discusión?

Vale la pena aclarar que el párrafo que se añade a la constitución finaliza diciendo que se protege la vida desde la concepción, con la salvedad de “las excepciones previstas en las leyes”, las cuales se refieren a las causales legales que permiten la interrupción legal. Es decir, en Veracruz las causales de aborto por violación, peligro de muerte, alteraciones genética o congénitas graves para el producto, por inseminación artificial no consentida e imprudencial, siguen vigentes.

Un elemento que dejó de lado el gobernador Duarte es que frente a las violaciones a los derechos reproductivos de las mujeres, la función del legislador es establecer marcos normativos que garanticen su ejercicio, respeto y promoción en todas las instituciones del Estado, lo que incluye a los servidores públicos facultados para ejercer actos de autoridad. Por este motivo, la argumentación que existe detrás de la creación de cada ley debe sujetarse, en todo momento, a un debate amplio, objetivo, libre de discusiones parciales e ideológicas; aprovechando todos los avances científicos que se tengan al alcance. De ahí que la elaboración de una norma implica un análisis exhaustivo de la problemática, un proceso minucioso en el cual intervienen todos los actores interesados.

Otro elemento que “olvidó” Duarte en su argumentación y que también “olvidaron” los legisladores que votaron a favor es que en la exposición de motivos se determina a la concepción como el elemento fundamental donde debe comenzar la protección de la vida. Sin embargo, desconocen que la protección de la vida desde la fecundación contraviene la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el Caso Artavia Murillo y otros (Fecundación In Vitro) vs. Costa Rica, el cual consideró que “la concepción” debe ser entendida como “implantación”, además, que el embrión no es persona, supuesto básico necesario para hablar de titularidad de derechos humanos. Al tratarse de la sentencia del órgano facultado para interpretar la Convención Americana sobre Derechos Humanos, ésta impacta a México.

La reforma no es un blindaje antiaborto. No obstante, la opinión pública influenciada por medios de comunicación que así la nombran y por los voceros antiderechos puede pensar que efectivamente se prohibió el aborto en Veracruz. Lo que desde GIRE hemos presenciado en estados donde “se protege la vida desde la concepción” es que se desata una ola de persecución hacia las mujeres que quieren recurrir a las causales legales de interrupción del embarazo, además de que criminaliza a mujeres con emergencia obstétrica. Cualquier mujer que llegue con sangrado a los servicios de salud se vuelve sospechosa ante los ojos de proveedores de servicios de salud que no alcanzan a entender lo que significa esta “protección a la vida”.

GIRE ha identificado el patrón de criminalización hacia las mujeres que ocurre después de que un congreso local aprueba una reforma a su constitución local y proclama tener un “blindaje anti-aborto”. La mayoría de las mujeres tiene muy pocos recursos, incluidos los financieros y de información; la mayoría fue denunciada al ministerio público por parte del personal de salud. Las mujeres fueron presionadas para hacer confesiones por los médicos y la policía, en algunos casos como condición para recibir tratamiento médico; las mujeres fueron maltratadas física y verbalmente por el personal de salud y de las procuradurías, lo que constituye un trato cruel e inhumano. Además, se viola el debido proceso en la mayoría de los casos: a las mujeres no se les informa de los cargos en su contra, ni se les dice que tienen el derecho a permanecer en silencio y a una representación legal.

Pensar la protección a la vida como una prohibición y no como una medida positiva es uno de los peores errores conceptuales de la reforma. La vida prenatal debe ser protegida a través de medidas graduales e incrementales y teniendo como premisa que el derecho a la vida no puede ser absoluto y debe ser ponderado con los derechos de las mujeres. Además, “la tutela absoluta de la vida en gestación desde el momento de la concepción, así como el tratamiento constitucional de persona nacida al producto de la concepción” contraviene los estándares internacionales de derechos humanos. Nada de esto importó a los legisladores que ignoraron las razones de la diputada local Mónica Robles.

En GIRE nos preguntamos ¿por qué Duarte decide traer de nueva cuenta el tema de proteger la vida desde la concepción en este momento? Don Bernardo Benítez nos da, en esa misma entrevista, la respuesta: quienes desaparecieron a los jóvenes nativos del municipio de Playa Vicente fueron policías municipales. Entonces, se trata de un episodio más que revela que los encargados de la seguridad son parte o sirven al crimen organizado. Mejor que los medios de comunicación se vuelquen al tema del aborto, que siempre genera debate, y dejen de hablar de lo descompuesto que en materia de seguridad está Veracruz.

Campaña para encontrar jóvenes desaparecidos en Veracruz

¿Es justo? No. ¿Por qué Javier Duarte pone atención en proteger la vida de un embrión cuando don Bernardo reclama por la vida de su hijo de 25 años que sólo había ido a pasar un fin de semana al puerto de Veracruz? ¿Por qué al mismo gobernador no le importa que también el padre de don Bernardo no aparezca a pesar de que hace siete años se pagó un rescate por su secuestro? Es una mala broma decir que se protege la vida justo cuando la vida vale menos que nunca, cuando la población está aterrorizada por grupos como los Zetas, cuando quienes ejercen el periodismo son asesinados, cuando las mujeres son asesinadas.

A Duarte no le interesa proteger la vida de quienes ya han nacido, cuando justamente esta es su obligación. Para las mujeres tampoco es justo que se utilice un tema que tiene que ver con su salud reproductiva como cortina de humo. No, porque las consecuencias de proteger la vida de un embrión pasarán sobre la vida de muchas mujeres que a veces tienen como única opción para su bienestar, interrumpir un embarazo. De votarse a favor la reforma constitucional, las mujeres de Veracruz deberán tener la certeza de que la representatividad que tienen en el congreso local, dista mucho de entender algunas de sus demandas y por supuesto darles una salida que garantice el cumplimiento de todos sus derechos.

Al final de la entrevista de don Bernardo, un hombre de poco más de 50 años, dice dolido lo que está convencido pasará ahora que hay cuatro policías responsables de la desaparición de los jóvenes veracruzanos (que por cierto no han confesado si están vivos  o no y dónde): “sabemos que en este país tenemos cerebro de chorlito, van a pasar ocho, diez, quince días, y al rato nadie me va a hablar (para entrevistarlo), nadie me va a tomar en cuenta y todo va quedando en el olvido”.

Ni la exigencia de que aparezcan con vida todos los desaparecidos, ni la insistencia de que las mujeres deben tener acceso a servicios de calidad cuando decidan interrumpir un embarazo, deben quedar en el olvido.

 

 @GIRE_mx

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.