close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
El tribunal simbólico es mucho más que memoria
El Tribunal simbólico sobre muerte materna y violencia obstétrica es un ejercicio civil de denuncia de las fallas estructurales, conductas y omisiones habituales en los entornos de atención del embarazo, parto y posparto que cada año causan en México violaciones a los derechos humanos de centenares de mujeres y sus familias.
Por Gire
26 de diciembre, 2016
Comparte

Por: Mariana Roca (@SansSobriquet)

El 9 de mayo de 2016, 27 organizaciones de la sociedad civil convocaron a mujeres y familias que sufrieron violencia obstétrica y muerte materna para que acudieran desde diferentes regiones del país a la Ciudad de México y presentaran sus testimonios de propia voz. Frente a más de 300 espectadores, 27 personas decidieron tomar la palabra para denunciar las violaciones de derechos humanos que nunca debieron ocurrir.

El Tribunal simbólico sobre muerte materna y violencia obstétrica fue un ejercicio civil de denuncia de las fallas estructurales, conductas y omisiones habituales en los entornos de atención del embarazo, parto y posparto que cada año causan en México violaciones a los derechos humanos de centenares de mujeres y sus familias. Entre las consecuencias de dichas violaciones encontramos muertes maternas prevenibles, daños a la salud física y emocional de las mujeres, muertes neonatales y fetales. Esto se traduce en familias que se ven obligadas, por una parte, a sobrellevar la ausencia de las mujeres a quienes el Estado mexicano falló en garantizar sus derechos humanos y, en muchos otros casos, a la búsqueda incansable de una justicia que rara vez llega.

Durante la planeación y realización del tribunal tuve la oportunidad de conocer a las mujeres y familias asistentes. Aprendí muchas cosas y pude reconocerme en ellas y en su fuerza y valentía para convertir el inmenso dolor de una pérdida en el combustible para buscar justicia, para salir adelante y, en muchas ocasiones, sacar a toda una familia del abismo en que se vieron de pronto debido a estas pérdidas, a este maltrato y a tanto dolor.

El Tribunal simbólico sobre muerte materna y violencia obstétrica no fue un ejercicio aislado. Es parte de un esfuerzo continuo por parte de la sociedad civil organizada para terminar con las violaciones a los derechos humanos que enfrentan las mujeres día con día en el sector salud. El dolor detrás de cada historia es palpable y se vuelve más real cuando vemos las caras y conocemos las historias de quienes las narran, cuando hemos estado en sus casas y escuchado su experiencia de su propia voz. Y ahora toda persona que esté interesada en conocer y saber más sobre este tipo de violencia en México puede visitar el sitio del tribunal simbólico, o acercarse a GIRE por un ejemplar impreso con testimonios e imágenes. El propósito no es tener un recuerdo de algo que ocurrió, sino un impulso para continuar en la búsqueda del cambio para todas las mujeres en México.

Es muy frustrante que pasan los años y las historias sólo se acumulan, las estadísticas aumentan y no encontramos la manera de dar esperanza a las mujeres y sus familias, pues no podemos garantizarles que las cosas van a cambiar. Es necesario que el Estado conozca estas historias y realice las modificaciones recomendadas por las seis expertas que conformaron el jurado, para poder acercarnos un poco más a la justicia.

En un país donde se enaltece de tal forma la maternidad, las mujeres no deberían ser víctimas de maltratos que, en ocasiones, las llevan hasta la muerte. México no debe permitir que más familias tengan que llorar a sus hijas, madres, esposas o hermanas. El parto debería ser, para toda mujer, un momento digno de recordarse con alegría. Sin embargo, para muchas, significa la muerte.

 

* Mariana Roca, Comunicación de @GIRE_mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.