close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Trump, una amenaza impensable
Ya que ganó las elecciones, da miedo que Trump desate una persecución contra las y los mexicanos (o quien sea de piel morena) que viven en los Estados Unidos con o sin papeles legales, a un nivel nunca antes visto.
Por Gire
14 de noviembre, 2016
Comparte

Por: Jennifer Paine

¿Qué puedo decir de la sorprendente y devastadora elección de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos que otras personas no han dicho ya y seguramente mejor? ¿Cómo puedo resumir la amenaza que representa su visión del mundo, tanto para personas que piensan diferente, que se ven diferente, que aman diferente, que practican religiones diferentes, que tienen capacidades diferentes? Su falta de decencia y de empatía, su racismo, misoginia, xenofobia, homofobia, su sentir de superioridad narcisista, su carácter ególatra son realmente de miedo.

El hecho de que Trump haya ganado las elecciones duele, enoja, decepciona, es para no creerse, pero sobre todo, como mujer norteamericana viviendo en México por más de 16 años, me da miedo. Me da miedo que Trump empezó su campaña con una caracterización de mexicanos como violadores y los inmigrantes como criminales. Pero ya que ganó las elecciones, me da miedo que se desate una persecución contra las y los mexicanos (o quien sea de piel morena) que viven en los Estados Unidos (con o sin papeles legales) a un nivel nunca antes visto. Olvídense del pinche muro, el costo del cual México se supone va a reembolsar al gobierno gringo (yeah, right!) –imagino que las autoridades ya van a detener a cualquier persona en la calle que se ve estereotípicamente latino y van a poder pedir los papeles y si no los tienen, detención o deportación. Imagino que van a separar a familias cuando algunos son ciudadanos y otros no. Imagino también el colapso de la economía de los Estados Unidos si se realiza su plan de deportar a 11 millones de personas que trabajan y contribuyen a diversos sectores –bueno, esta idea me da un poco de gusto, no por las personas sino para poder decir you had it coming!

A la vez, y de manera destacada, me da miedo por las mujeres. Un hombre que dice y piensa que tiene el derecho de tomarlas por las partes privadas –que las convierte en objetos hasta un nivel en que las hace subhumanas. Es impensable que un hombre así tendrá el poder que tendrá.

Más específicamente sobre el tema de los derechos reproductivos de las mujeres, el cual me consterna de manera particular debido a que he dedicado mi vida profesional a promover la autonomía reproductiva de las mujeres, y es un valor tan fundamental en mi vida personal. Trump tiene la intención de llenar la vacante en la Suprema Corte de los Estados Unidos con un ministro conservador con el fin de que la corte quede compuesta por 5 conservadores y 4 liberales. Este movimiento podría poner en riesgo el fallo de 1972 Roe v. Wade que permitió la protección federal al derecho de la mujer en los Estados Unidos a interrumpir un embarazo.

Trump está lleno de contradicciones en su vida pública, por ejemplo, en 1999 declaró en un noticiero que él era “muy pro choice”, es decir, que estaba a favor del derecho de la mujer a interrumpir un embarazo. Luego, por conveniencia política, cambió de opinión y dijo que solamente apoya ese derecho en los casos de incesto, violación y para salvar la vida de la mujer. En el 2015 dijo que las mujeres que abortan deben ser criminalizadas. Ahora dice que es una decisión de competencia local. ¿Quién lo entiende con tantas vueltas e idas y venidas? Lo anterior es solamente una muestra, de tantas que hay, que el sr. Trump (me niego a decirle presidente electo) no tiene principios que lo rigen. También esta postura extrema y castigadora contrasta con los partidos políticos e incluso con la Iglesia Católica en México, quienes han declarado que las mujeres no deben ser castigadas por abortar.

Me es difícil imaginar las posibles atrocidades que él propondrá contra los derechos humanos, contra la igualdad, la no discriminación, contra las libertades civiles y fundamentales que cada persona tiene. Pero lo que sí puedo imaginar es que, para evitar un daño mayor, los movimientos de justicia social y de cambio social se tienen que unir para juntar fuerzas y protegerse mutuamente y, así, defender los derechos humanos que son universales, interdependientes, e indivisibles. Me viene a la mente la cita del pastor Martin Niemöller, en referencia a la persecución de los Nazis:

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,

no protesté,

porque yo no era sindicalista.

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,

no protesté,

porque yo no era judío.

Cuando vinieron a buscarme,

no había nadie más que pudiera protestar

 

No podemos permitir como sociedad, ni como personas con conciencia, que la historia se repita.

 

* Jennifer Paine, Desarrollo Insitucional de @GIRE_mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.