close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Una Corte a favor de los derechos reproductivos de las mujeres
Lo más interesante de toda la discusión fue que, de uno y otro lado, tanto de los ministros a favor de la validez como de la invalidez de las reformas constitucionales que protegen la vida desde la concepción, se aprecian argumentos a favor de los derechos humanos de las mujeres, por lo que hoy, sin lugar a dudas, tenemos una Suprema Corte de Justicia mucho más garantista.
Por Gire
6 de mayo, 2013
Comparte

Por: Alma Beltrán y Puga

Las discusiones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre las controversias constitucionales promovidas por tres municipios de Guanajuato, Querétaro y Oaxaca, en contra de sus reformas que protegen la vida desde la concepción, demuestran una vez más que el tema no es de fácil resolución – ni consenso entre los ministros y ministras. Sin embargo, hay un fuerte discurso de los integrantes del  máximo tribunal a favor de los derechos reproductivos de las mujeres.

Después de un largo debate de tres días, la SCJN declaró la validez de las normas que protegen la vida desde la concepción en los municipios de Uriangato, Guanajuato, y Asunción Ixtaltepec, Oaxaca, debido a que no se contó con mayoría calificada para declararlas inconstitucionales (ocho ministros/as según la Ley Reglamentaria del 105 constitucional). En una votación dividida, de cinco votos contra cuatro (los ausentes fueron Valls y Olga Sánchez Cordero), hubo posiciones divergentes sobre si dichas normas afectaban las competencias de los municipios para implementar y ejecutar políticas públicas nacionales en materia de salud reproductiva.  Una mayoría de ministros piensa que no, que las normas constitucionales de los estados no invalidan las políticas públicas de salud reproductiva nacionales, incluyendo las establecidas en la NOM 046 que impone la obligación a los prestadores de servicios de salud de dar anticoncepción de emergencia a las víctimas de violencia sexual.

En este sentido, el ministro Cossío consideró que no es posible conceder la razón a los municipios de Oaxaca y Guanajuato cuando señalan que a partir de la reformas a sus constituciones se les “inhibe”, “obstaculiza” o “impide” para realizar sus atribuciones, ya que de ningún modo pueden dejar de participar en las políticas estatales y nacionales sobre salud sexual y reproductiva, como lo mandan las normas oficiales mexicanas (NOM’s). El ministro Valls también consideró que toda autoridad está obligada respetar los derechos humanos de las mujeres, siendo que la mera existencia de las normas estatales que protegen la vida no afectan las competencias de los municipios para garantizar dichos derechos.

Esta posición fue apoyada por el ministro Pardo y el ministro Ortiz, alegando que estas normas no generan consecuencias inmediatas para negar servicios de salud reproductiva, ya que los servicios tienen asidero en la propia constitución local. Asimismo, la ministra Luna señaló que la constitución de Oaxaca debe interpretarse de manera integral, tomando en cuenta el artículo 12 que establece la protección a la salud, incluyendo la salud sexual y reproductiva.

Los ministros Franco, Zaldívar y Silva fueron parte de la minoría que consideró que las normas sí eran inconstitucionales por afectarse las facultades de los municipios para ejecutar la política pública nacional sobre salud sexual y reproductiva. Sus argumentaciones partieron de que los municipios sí tienen competencias para implementar y ejecutar las políticas públicas nacionales, según lo dispuesto en el artículo 115 constitucional. Cabe destacar que los ministros Franco y Zaldívar, ponentes de los proyectos de sentencias, citaron la reciente sentencia de la Corte IDH en el Caso Artavia Murillo y otros vs. Costa Rica, donde se establece que el embrión no es persona para efectos jurídicos, y que la “concepción” debe entenderse como la “implantación del embrión en el útero de la mujer” y no como la fecundación.

Por otra parte, la controversia relativa al municipio de Arroyo Seco, Querétaro, se declaró inconstitucional por considerar que había irregularidades en el procedimiento legislativo del congreso estatal. Esta resolución de la Corte significa que los diputados locales no deben legislar al vapor ni evadir el proceso legislativo en temas trascendentes que tienen que ver con los derechos humanos.

Lo más interesante de toda la discusión fue que, de uno y otro lado, tanto de los ministros a favor de la validez como de la invalidez de las normas, se aprecian argumentos a favor de los derechos humanos de las mujeres, por lo que hoy, sin lugar a dudas, tenemos una Suprema Corte de Justicia mucho más garantista.

Finalmente, y tomándole la palabra a varios ministros, la protección de la vida prenatal en las constitucionales locales del país no debe obstaculizar el acceso de las mujeres a los servicios de salud reproductiva, especialmente a que se distribuyan métodos anticonceptivos tales como el DIU y anticoncepción de emergencia. Por lo tanto, los 17 estados de la República cuyas constituciones protegen la vida desde el momento de la concepción tienen la obligación de aplicar la NOM 046 y prestar los servicios de salud sexual y reproductiva a víctimas de violencia sexual, así como implementar las políticas públicas nacionales en estas materias.

* Alma Beltrán y Puga es coordinadora Jurídica de GIRE

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.