close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Punto G(ire)
Por Gire
El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate inf... El Grupo de Información en Reproducción Elegida es una organización que promueve el debate informado sobre derechos reproductivos con la convicción de que existe una relación entre autonomía reproductiva, derechos humanos y democracia. La interrupción del embarazo, la mortalidad materna y la reproducción asistida y otros temas relacionados con la reproducción, ponen de manifiesto los estigmas y las creencias de la sociedad alrededor de la maternidad y del lugar de la mujer en la sociedad. La información científica, el ejercicio de los derechos y el debate sin tapujos, aseguran leyes y políticas públicas equitativas y garantes de los derechos. Esa es la labor de GIRE. (Leer más)
Una mirada a la norma mexicana en igualdad laboral
Esta norma no es obligatoria, pero es un paso importante hacia la igualdad laboral entre hombres y mujeres, pues reconoce que la discriminación en los espacios de trabajo no se elimina con capacitación, sino con una ruta donde se identifican obstáculos y se implementan medidas concretas. Más empresas y dependencias deben de certificarse.
Por Gire
3 de noviembre, 2015
Comparte

Por: Rebeca Ramos (@rebecabouquets) y Omar Feliciano (@tipographo)

Esta norma es resultado del trabajo que realizaron en conjunto el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED). En la última década estas instituciones han impulsado la igualdad laboral entre hombres y mjeres, por ejemplo la STPS publicó en 2009 la primera Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación, que fue actualizada en 2012. INMUJERES por su parte implementó el modelo de equidad de género en 2003, para fomentar la institucionalización de las prácticas a favor de la igualdad y CONAPRED impulsó su guía de acción contra la discriminación.

La norma mexicana actualizada entrará en vigor este viernes 18 de Diciembre, es decir 60 días naturales después de la publicación de su declaratoria de vigencia en el Diario Oficial de la Federación, que fue el 19 de octubre. Esta norma tiene como principales ejes la incorporación de la perspectiva de género y no discriminación en los procesos de reclutamiento, selección, movilidad y capacitación; además de que busca garantizar la igualdad salarial e implementar acciones para prevenir y atender la violencia laboral. Es importante resaltar que esta norma busca asegurar el equilibrio entre la vida laboral y reproductiva.

El objetivo es que los centros de trabajo públicos, sin importar su actividad y tamaño, integren, implementen y ejecuten prácticas para la igualdad laboral y no discriminación que favorezcan el desarrollo integral de las y los trabajadores, con la respectiva mejora en el ambiente de trabajo. Por esta norma se expide un reconocimiento público a aquellos centros laborales que demuestren cumplir con prácticas a favor de la igualdad laboral y no discriminación

Es importante considerar que esta norma establece un Consejo Interinstitucional, que está integrado por la STPS, el INMUJERES y el CONAPRED, que tiene la finalidad de promover la implementación de la norma en los centros de trabajo de todo el país. Con esta medida los esfuerzos por promover una cultura laboral inclusiva de la STPS, el Modelo de Equidad de Género de INMUJERES y las acciones de CONAPRED materializados en la “guía de acción contra la discriminación”, convergen en un esfuerzo único avalado por esta norma.

En el texto se destaca la definición de Corresponsabilidad en la vida laboral, familiar y personal, la que se refiere a la implementación de esquemas y mecanismos que permitan a las y los trabajadores, negociar horarios, así como definir programas flexibles de trabajo para armonizar la vida personal, familiar y laboral, de tal forma que se incremente la compatibilidad entre las exigencias de estos espacios. Es importante señalar que la norma incluye como requisito para lograr la certificacion el contar con espacios apropiados para la lactancia, oferta complementaria de guarderías (además de las del IMSS e ISSSTE), cuidado de dependientes, horarios y prácticas flexibles de trabajo, además de licencias de maternidad y paternidad. Estas medidas aplican para hombres y mujeres.

Con la primera versión de la norma que data de 2009, hasta 2012 se certificaron 1,082 centros de trabajo del sector privado y 443 instituciones de los tres órdenes de gobierno, esto es un total de 19,534 trabajadoras y 24,523 trabajadoras. Con la versión renovada de la norma del año 2012, en estos tres años se añadieron empresas y dependencias del gobierno que sumaron a 48,498 trabajadoras y a 56, 881 trabajadores a este esfuerzo por la igualdad y la no discriminación. De acuerdo a INMUJERES, la implementación del Modelo de Equidad de Género implica una mejora en el clima laboral, en la comunicación, en la productividad, en la estabilidad del personal en sus cargos, es decir, los beneficios no sólo son para trabajadoras y trabajadoras, sino también para los lugares de trabajo.

Esta norma no es obligatoria, pero es un paso importante hacia la igualdad laboral entre hombres y mujeres, pues reconoce que la discriminación en los espacios de trabajo no se elimina con capacitación, sino con una ruta donde se identifican obstáculos y se implementan medidas concretas. Más empresas y dependencias deben de certificarse.

La legislación no solo reconoce la discriminación por sexo y género, por ejemplo considera eliminar el requisito de la prueba de VIH como parte de los procesos de reclutamiento. Además no distingue entre trabajadores de base y honorarios, así que las medidas son aplicables a toda persona en los centros laborables, sin importar el tipo de contrato. Además establece como requisito la paridad en la integración del órgano de vigilancia de los centros de trabajo y propicia la generación de información desagregada por sexo (listado de puestos, categorías y salarios por sexo), lo que implica la posibilidad de realizar análisis detalladas a través de datos abiertos obtenidos por solicitudes de información.

Queremos resaltar que la norma visibiliza la necesidad de la compatibilidad de la vida laboral con la personal como un elemento hacia la igualdad laboral, además de que establece como requisito la existencia de mecanismos para atender y sancionar la discriminación y la violencia. Esperamos que a pesar de que no se trata de una norma obligatoria, los centros de trabajo inicien los procesos de certificación, sobre todo las instancias públicas.

 

* Rebeca Ramos es Coordinadora de políticas públicas, legislación e investigación. Omar Feliciano es encargado de medios digitales de @GIRE_mx.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.