close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Buscándolos nos encontramos
La IV Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas da cuenta del conocimiento acumulado de los familiares de personas desaparecidas en materia forense, pero también deja ver una nueva concepción de la búsqueda ligada a la reconstrucción del tejido social
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
12 de febrero, 2019
Comparte

Por: Ximena Antillón

Los familiares de personas desaparecidas, desde la llamada Guerra Sucia hasta nuestros días, han enfrentado lo que Marcela Turati llamó “el muro de la negligencia gubernamental”. Por esta razón, ellos y ellas han asumido la búsqueda y la investigación de las desapariciones, en la mayoría de los casos no con, sino a pesar de, las autoridades. Así como los familiares indagan para impulsar la búsqueda en vida de sus seres queridos, también reciben información sobre posibles enterramientos clandestinos que entregan a las autoridades para que realicen la exhumación e identificación.

Si bien esta estrategia ha sido impulsada por diferentes colectivos de familiares de personas desaparecidas, desde antes de la desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa, en septiembre de 2014, estos hechos marcaron una nueva etapa en la búsqueda de las personas desaparecidas. Los hallazgos de fosas clandestinas en los alrededores de la ciudad de Iguala, Guerrero, en el contexto de la búsqueda de los normalistas, evidenciaron el desfase entre la magnitud de los cuerpos no identificados y la respuesta de las autoridades. Fue entonces que los familiares decidieron emprender la búsqueda por sus propios medios y riesgos.

Los familiares que salieron a recorrer los cerros sin más equipamiento que una varilla, pico y pala, demostraron ser mucho más eficaces que las procuradurías locales y la Procuraduría General de la República. Sin embargo, estas acciones de búsqueda también conllevan riesgos en términos de la seguridad de los familiares, el desgaste emocional y el procesamiento de la evidencia criminal. De ahí que, a la respuesta espontánea de los colectivos de personas desaparecidas movidos por la desesperación frente a la inacción de las autoridades, ha seguido un proceso de maduración del conocimiento empírico adquirido en más de 5 años, así como de formación y capacitación en distintos temas vinculados a la búsqueda y el manejo de los hallazgos.

La IV Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, realizada entre el 19 de enero y el 1 de febrero, es una muestra de la maduración de los colectivos de familiares en los procesos de búsqueda. Esta iniciativa, impulsada por la Red Enlaces Nacionales con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil y de las diferentes iglesias, es concebida como “un acto de desobediencia civil pacífica”. En esta ocasión participaron más de 200 familiares de personas desaparecidas y voluntarios, de distintos estados del país, entre los que destacan familiares de personas desaparecidas durante la llamada Guerra Sucia. Los objetivos planteados son encontrar a todas las personas desaparecidas y regresarlas a sus familias, fortalecer las capacidades organizativas y de búsqueda de los colectivos que conforman la brigada y forzar al Estado a implementar mecanismos efectivos de búsqueda e identificación. Para este fin, la Brigada desarrolló tres ejes de trabajo: en campo, en escuelas y plazas públicas, y en iglesias.

El trabajo en campo se refiere al rastreo en los puntos señalados por la población en donde posiblemente se encuentran las fosas clandestinas. El trabajo en escuelas y espacios públicos consiste en pláticas, talleres, marchas o actividades culturales para acercarse a la comunidad y sensibilizar a la población “en torno al hecho de que buscar y encontrar a las personas desaparecidas es una responsabilidad de toda la sociedad”, así como animar a los familiares de personas desaparecidas a buscar a sus seres queridos. Por último, el trabajo en Iglesias facilita el acompañamiento hacia los familiares, la difusión de los objetivos de la Brigada en la comunidad y eventualmente la recolección de información.

La Brigada, al igual que distintos colectivos en el país, trabaja antes y durante la búsqueda para crear condiciones en la comunidad. Esto pasa por difundir el mensaje de que no buscan culpables, sino personas. Es decir, facilita canales que generen confianza en la población para dar información, y genera una búsqueda humanitaria y desformalizada de las personas desaparecidas, que no exime la responsabilidad del Estado de investigar y sancionar a los responsables.

La Brigada da cuenta del conocimiento acumulado de los familiares de personas desaparecidas en materia forense, pero también deja ver una nueva concepción de la búsqueda ligada a la reconstrucción del tejido social, y que se resume en el lema “Buscándolos nos encontramos”. Los esfuerzos y saberes acumulados por los colectivos de familiares de personas desaparecidas deben ser reconocidos y recuperados por las nuevas instancias de búsqueda e investigación a nivel local y federal. Es el turno del Estado asumir su responsabilidad y estar a la altura del compromiso y la tenacidad de los familiares de las personas desaparecidas.

 

* Ximena Antillón es investigadora del Programa de DH y lucha contra la impunidad de @FundarMexico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.