close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
De hotlines y recursos públicos
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
28 de julio, 2011
Comparte

Por: Diego de la Mora Maurer, investigador del Área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar.

 

Si uno escribe la palabra hotline en un buscador de Internet seguramente encontrará cosas como esta: “Aquí encontraras el servicio más caliente de México donde tus fantasías se volverán realidad, donde no hay límite para tu diversión…”. Sin embargo, también existen líneas telefónicas que, aunque menos sexys, son mucho más relevantes para el desarrollo democrático de un país y para el fortalecimiento de los sistemas de rendición de cuentas. Una de ellas es la Línea Ética de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

 

Según el sitio de la propia ASF, al marcar el número 01 800 911-7373 “un operador obtendrá la información necesaria para la denuncia, la cual podrá ser totalmente anónima”. Este servicio para presentar denuncias vía telefónica está disponible de lunes a viernes de 9:30am a 2:30pm y de 4:30pm a 6:30pm.

 

Las democracias representativas, en las que la ciudadanía transfiere la soberanía a sus gobernantes que son elegidos a través del voto, requieren de mecanismos de rendición de cuentas para que quienes gobiernan expliquen y justifiquen el uso de los recursos que proveen quienes son gobernados. Uno de los órganos más importantes para los sistemas de rendición de cuentas son las entidades de fiscalización superior porque verifican el buen uso de los recursos del Estado y controlan a quienes ejercen dichos recursos. En el caso de México, la dependencia encargada de dichas tareas es la Auditoría Superior de la Federación que está integrada a la Cámara de Diputados y tiene autonomía técnica y de gestión para realizar sus labores de fiscalización.

 

La ASF, sin embargo, no puede auditar el cien por ciento de los recursos federales que se gastan en el país. Lo que hace es diseñar una muestra representativa para fiscalizar los sectores, ramos, funciones y programas que se consideran estratégicos y prioritarios a partir del análisis de documentos relativos a la economía y las finanzas del país, como el Plan Nacional de Desarrollo y el Presupuesto de Egresos de la Federación. También revisan otros documentos como la Cuenta de la Hacienda Pública Federal o el Informe del Ejecutivo al Congreso. Después de evaluar esa información, se jerarquiza y se integra en el Programa Anual de Auditorías.

 

Hasta hace poco tiempo, en la ASF no había un mecanismo que recogiera las observaciones y denuncias de la ciudadanía. No obstante, a partir de noviembre de 2010 se puso en operación una línea de denuncia que funciona a través de una línea telefónica y un sitio web en el que cualquier persona que observe un uso inadecuado de los recursos públicos puede denunciarlo con la ASF.

 

La Línea Ética, como se ha llamado a este servicio de comunicación entre la instancia fiscalizadora y la ciudadanía, tiene características especiales que lo hacen un ejercicio interesante de participación ciudadana y rendición de cuentas. Las denuncias que tienen que ver con el trabajo de la ASF se integran en reportes que luego son sistematizados y, dependiendo de la valoración que hace la propia auditoría, pueden formar parte del Programa Anual de Auditorías (existen denuncias que no corresponden a la ASF y que son canalizadas a las dependencias que deben conocerlas).

 

Desde que fue puesta en marcha, la Línea Ética ha recibido alrededor de 120 denuncias ciudadanas, muchas de las cuales están modificando y enriqueciendo el quehacer de la ASF. A partir de observaciones de ciudadanas y ciudadanos se fortalecen el control y la rendición de cuentas y se puede generar un mejor rendimiento de los recursos que gasta el gobierno.

 

Por los tiempos y la forma de trabajo que las leyes le marcan a la ASF (tiene que esperar la Cuenta de la Hacienda Pública Federal para empezar sus auditorías, por lo que entrega su Informe catorce meses después del año fiscal que audita) el impacto de la Línea Ética se conocerá hasta que salga el Informe de Auditoría de 2010 en febrero de 2012. Mientras tanto, no está de más aprovechar y poner a prueba esta hotline que nos permite contribuir a que nuestros recursos, los que le damos al gobierno para que administre y provea bienes y servicios, estén mejor gastados y evaluados.

*Visita el sitio “¿Y a dónde van mis impuestos?” aquí. 

*Síguenos en Twitter.

*Y también en Facebook.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.