close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
De petróleo, minería y buenas prácticas
En México, y a diferencia de PEMEX, la información sobre los contratos de las empresas mineras está protegida bajo el secreto fiscal y el secreto minero. Ello, pese a que tanto los hidrocarburos como los minerales son recursos naturales que pertenecen en dominio a la Nación; es decir, a todos y todas las mexicanas.
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
16 de mayo, 2013
Comparte

Por: Aroa de la Fuente

El miércoles 15 de mayo se lanzó la segunda edición del Índice de Gobernanza de los Recursos Naturales del Revenue Watch Institute (RWI), el cual tiene por objetivo evaluar el manejo que los países hacen de sus recursos minerales y petroleros. Para ello se centra en diversos aspectos como la fortaleza de las instituciones encargadas de la gestión de estos sectores, la participación y rendición de cuentas, sus mecanismos de transparencia y el nivel de avance de su marco legal y normativo.

En esta edición, correspondiente al año 2012, el RWI realizó el estudio en 58 países; para lo cual contó con el apoyo de organizaciones expertas en minería y petróleo. Para cada país, el índice evalúa aquel sector que supone un mayor ingreso para el Estado. En el caso de México es la industria petrolera, ya que aporta el 33.5% de los ingresos públicos. Sin embargo, debido al rápido aumento de la minería en el país —en la última década el PIB minero creció 575%— y a los fuertes impactos socioambientales que conlleva, Fundar, con el apoyo del RWI, decidió elaborar el índice también para este sector.

En México, los resultados arrojados por el índice son muy interesantes. Una primera cuestión es el menor puntaje del sector minero respecto al petrolero en lo referente marco legal e institucional y a las prácticas de transparencia. Estos resultados no son sorprendentes si consideramos que en nuestro país es posible conocer los volúmenes de producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) y el monto exacto de impuestos y derechos que paga al fisco. En el caso de las empresas mineras, dicha información está protegida bajo el secreto fiscal y el secreto minero. Ello pese a que tanto los hidrocarburos como los minerales son recursos naturales que pertenecen en dominio a la Nación; es decir, a todos y todas las mexicanas.

Grafica Fundar 16may13

Por otro lado, hay que señalar que pese a que la industria petrolera ocupa el 6° lugar en este ranking internacional, aún siguen existiendo retos importantes en este sector. Así, Pemex reprueba en cuanto a la transparencia en los procesos de licitación y contratación. Entre los motivos de ello está el hecho de que la paraestatal no publica dos documentos fundamentales para conocer el adecuado desarrollo de estos procesos: el fallo de la licitación —que presenta la justificación de la adjudicación— y el clausulado y los anexos del contrato —donde se establecen las condiciones específicas de operación—.

El caso de las concesiones mineras es aún peor, pues el proceso de entrega de las mismas ni siquiera se hace mediante un concurso público —salvo casos excepcionales—. Además, una vez que la concesión ha sido entregada, la Secretaría de Economía no informa sobre ello de manera inmediata. Y no sólo eso, es práctica normal que la persona a la que se le entrega el título minero no sea la responsable del desarrollo de los proyectos.

Por último, un tema en el que coinciden ambas industrias es el de salvaguardas y control de calidad, cuya puntuación es elevada. Ello se debe a que ambas industrias están sujetas al mismo marco legal e institucional en esta materia, el cual incluye mecanismos de control fiscal y ambiental interesantes, como son la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y las Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIAs). Sin embargo, dicha puntuación se matiza cuando se trata de la práctica. En el caso de la ASF, aunque realiza auditorías de alta calidad, carece de atribuciones para fincar responsabilidades; por lo que es común que las fallas encontradas no sean atendidas. Por el lado de las EIAs, se trata de un mero trámite administrativo que no asegura la protección ambiental y social ante la actividad extractiva, ni incorpora la participación social en la toma de decisiones.

Los resultados de este índice muestran que aún hay muchos espacios de oportunidad para mejorar el manejo de la industria petrolera y minera en México. Espacios en los que las organizaciones de la sociedad civil llevamos años insistiendo que el gobierno debe avanzar. Este año, nuevas oportunidades se abren para ello: el nuevo Plan de Acción de la Alianza para el Gobierno Abierto, la reforma minera, la reforma fiscal y la reforma energética son algunos de ellos. Está en nuestras manos no desaprovecharlos.

 

* Aroa de la Fuente es investigadora del área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.