close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Derechos humanos: el maquillaje oficial
Hoy existe un número indeterminado de personas desaparecidas que, según información de la propia Secretaría de Gobernación, podría ascender a más de 26 mil en un lapso de seis años. Se calcula que más de 100 mil personas fueron asesinadas en el sexenio pasado y que alrededor de 46 mil personas fueron ejecutadas extrajudicialmente entre 2006 y 2012. Se han registrado más de mil quejas sobre torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes. Y por si fuera poco, la tasa de impunidad en México continúa siendo de entre el 98 y 99%. Y aún así nos cuentan que en materia de derechos humanos vamos de maravilla.
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
25 de abril, 2014
Comparte

Por: María Sánchez de Tagle

El gobierno actual, en comparación con el del sexenio pasado, ha cambiado su discurso político; sobre todo en materia de seguridad pública. Hoy por hoy, en los medios de comunicación y en la publicidad oficial escuchamos que todo va de maravilla. Nos han hecho creer que las reformas estructurales son nuestra salvación y la razón por la cual México es un país de avanzada y un ejemplo a seguir en materia de protección y garantía de los derechos humanos.

El pasado 27 de marzo, dentro del marco del 150° Periodo de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, DC, se llevó a cabo la audiencia solicitada por el gobierno mexicano sobre “Política Pública en Derechos Humanos y buenas prácticas en México”. En esta audiencia, representantes del Estado se jactaron sobre lo bien que van las cosas en nuestro país. De manera muy breve, Lía Limón García, Subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, habló sobre los beneficios que ha traído consigo las reformas estructurales aprobadas (las reformas en materia hacendaria, educación, derechos humanos y justicia, telecomunicaciones y la energética).

Además del supuesto fortalecimiento al marco legal —cuya verdadera prueba está en su implementación y no en su simple existencia—, la Subsecretaria habló de avances y buenas prácticas por cuanto hace a la atención que ha dado México a las recomendaciones de la Comisión Interamericana y sentencias de la Corte Interamericana, ambas en materia de respeto a garantías individuales. Habló además del Programa Nacional de Derechos Humanos para 2014-2018, el cual, supuestamente, tendrá alcance nacional.

No pretendo ser negativa, pero la realidad es que a lo largo de los últimos años, México ha sufrido un grave retroceso en la materia. Para dar un ejemplo, contrastemos lo expresado por el Estado mexicano con los siguientes datos duros: hoy existe un número indeterminado de personas desaparecidas que, según información de la propia Secretaría de Gobernación, podría ascender a más de 26 mil en un lapso de seis años. Se calcula que más de 100 mil personas fueron asesinadas en el sexenio pasado y que alrededor de 46 mil personas fueron ejecutadas extrajudicialmente entre 2006 y 2012. Se han registrado más de mil quejas sobre torturas y tratos crueles, inhumanos y degradantes. Y por si fuera poco, la tasa de impunidad en México continúa siendo de entre el 98 y 99%.

En temas de migración, la ruta mexicana continúa plagada de secuestros, extorsiones, agresiones físicas, sexuales y casos de trata. En materia de derechos indígenas, persisten las prácticas discriminatorias y violaciones a su derecho a la libre determinación. Y así podría seguir con un sinnúmero de ejemplos que demuestran que las cosas no van como deben de ir y que la situación en materia de derechos humanos está siendo maquillada por nuestro gobierno.

Lo expresado en líneas anteriores no busca más que hacer un llamado al gobierno mexicano, a los tres Poderes de la Unión y a los tomadores de decisiones para que simplemente sean honestos. De nada sirve pavonearse y prometer, porque lo que buscamos son resultados y compromisos concretos. Para ello, como sociedad civil, nos comprometemos a abrir espacios de diálogo y a trabajar de manera conjunta para que México sea en realidad un ejemplo a seguir en materia de garantía, promoción y protección de los derechos humanos de sus ciudadanos.

 

* María Sánchez de Tagle es abogada del área de Estrategias legales de Fundar.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.