close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
El fin del mundo que conocemos
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
28 de septiembre, 2011
Comparte

Por: Diego de la Mora Maurer, coordinador del Área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar.

 

A pesar de las grandes complejidades para estimar los cambios en el clima, existe un amplio consenso sobre el efecto que la actividad humana ha tenido en el aumento de temperatura en todo el planeta. Las predicciones sobre las consecuencias de dicho aumento varían tanto en la magnitud como en la distancia temporal, pero casi todos los científicos están de acuerdo en que afectarán gravemente el mundo que conocemos.

 

Desde posturas extremas como la del científico inglés James Lovelock, quien argumenta que el desastre ecológico es irreversible y que lo único que podemos hacer es tratar de mitigar sus consecuencias a través de una “retirada sustentable”, hasta otras más esperanzadoras como la del economista Jeffrey Sachs quien afirma que si se actúa con firmeza se pueden utilizar herramientas tecnológicas para implementar un “desarrollo sustentable”, lo que parece quedar fuera del debate es la necesidad de tomar medidas urgentes para disminuir el impacto de nuestras acciones sobre el planeta.

 

Ante las distintas señales de alarma, en 1997 los países del mundo se comprometieron mediante el Protocolo de Kyoto a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2012. Los países más ricos tendrían que reducir las emisiones en 5.2%: la Unión Europea se comprometió a reducirlas en 8% en total, Alemania en 21%, el Reino Unido en 12.5% y países como España o Grecia podían incluso incrementar sus emisiones hasta un límite preestablecido. El Protocolo entró en vigor en 2005 tras la ratificación de Rusia. Sin embargo, según los expertos en el tema, aún cuando se consiguieran las metas acordadas en Kyoto, esto no sería suficiente para controlar las consecuencias nocivas de los gases de efecto invernadero. Actualmente y después de la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP16), existen serias preocupaciones tanto por el grado de cumplimiento de los compromisos de los distintos países como por la continuidad de los esfuerzos para reducir las emisiones.

 

México contribuye con el 2% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Aunque el país ha ratificado los distintos instrumentos del Régimen internacional para atender el cambio climático y ha construido una serie de instituciones para atender el problema como la Comisión Intersecretarial de Cambio climático (CICC), la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENACC) y el Programa Especial de Cambio Climático (PECC), estos intentos no se han podido realizar cabalmente porque existen barreras políticas, jurídicas y económicas para lograrlo.

 

La primera barrera para conocer cuáles son las acciones que está implementando el Gobierno mexicano para mejorar el medioambiente es que no se pueden conocer los montos de los recursos distribuidos para cambio climático. En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) no hay información sobre a dónde se va la mayoría de los recursos públicos para este tema, ni si se usan para reducir el CO2 que emite México o para hacer frente a las consecuencias que ya estamos sufriendo las y los mexicanos. Tampoco es posible conocer qué dependencias los están usando ni a qué programas y proyectos se van.

 

Por lo anterior, diversas organizaciones de la sociedad civil propusieron la creación de un Anexo en el Decreto del Presupuesto para poder conocer el gasto que está dirigido a enfrentar las causas y consecuencias de la emisión de gases de efecto invernadero. Un anexo presupuestario sirve para darle seguimiento a los recursos que se destinan a un tema particular, de tal forma que las y los diputados puedan usarlo para etiquetar recursos que sólo podrán gastarse en rubros específicos.

 

Además, al analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2012, las organizaciones mencionadas encuentran que hay rubros de gasto que no están dirigidos a enfrentar las prioridades que supone mitigar las causas y consecuencias del cambio climático. Por ejemplo, el 90 % de los recursos del presupuesto del Ramo 9, Comunicaciones y Transportes, está dirigido a la construcción y mantenimiento de las carreteras. Esto debe preocuparnos porque el dinero no se invierte en vías de comunicación alternas que permitirían un transporte menos contaminante, como el ferrocarril o las vías marítimas. Es por eso que, en el contexto de la negociación presupuestaria, dichas organizaciones también están convocando al Foro sobre el Manejo Efectivo y Transparente del Presupuesto para el Cambio Climático que tendrá lugar el 28 de septiembre en el en Salón Verde de la Cámara de Diputados. En este espacio se discutirá la pertinencia de los recursos para atenuar el cambio climático. Las y los legisladores, académicos, integrantes de la sociedad civil organizada y ciudadanos en general que participan en el foro harán propuestas específicas para mejorar las instituciones que están relacionadas con este fenómeno.

 

Los mexicanos ocupamos el décimo lugar entre los países que más gases de efecto invernadero envían a la atmósfera. Tendríamos que actuar en consecuencia y, por lo pronto, exigir a nuestros representantes que etiqueten los recursos destinados a hacerle frente al cambio climático. Es una primera acción para saber cuántos recursos estamos invirtiendo en nuestro futuro y en nuestra sostenibilidad como especie.

 

 

 Principales sectores emisores en México


Fuente: Inventario de Emisiones de GEI, Instituto Nacional de Ecología, 2006.

 

*Visita Curul501 y exígele a tu diputado más información sobre este tema.

 

 *Síguenos en Twitter: @FundarMexico

*Y también en Facebook

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.