close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
¿Eso fue todo?
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
17 de marzo, 2012
Comparte


Por: Diego de la Mora Maurer (@diegodelam), Coordinador del Área de Presupuestos y Políticas Públicas.

 

Hace algunos días, durante el encuentro “Palabras para Venezuela”, Ricardo Lagos, ex presidente chileno, contó la anécdota de cuando le enseño a su nieto el video en el que aparece levantando el dedo índice mientras reta a Pinochet en una entrevista de televisión a que respete una posible derrota en el plebiscito de 1988. La respuesta del nieto, después de ver un acto que le pudo costar la cárcel a su abuelo, fue contundente: “¿y eso fue todo?”.

La anécdota se puede aplicar, con sus claras distancias, a la sexta edición del Índice Latinoamericano de Transparencia Presupuestaria (ILTP o Índice). Hoy, en México estamos acostumbrados a solicitar, acceder, consultar y disponer de información pública sobre cómo los gobiernos se gastan nuestro dinero. Nos hemos empezado a hacer a la idea, como el nieto de Lagos, de que en una democracia es normal que se nos informe lo que se hace con nuestros recursos.

Esta no es una constante en Latinoamérica: hace apenas una década, los ciudadanos de varios países de la región no sabían en qué se gastaba su dinero. México no era la excepción: era muy difícil acceder a documentos presupuestarios y el debate sobre el tema ocurría entre algunos académicos y medios de comunicación.

En ese contexto, varias organizaciones de la sociedad civil latinoamericana, con el apoyo de académicos destacados como Juan Pablo Guerrero y Gloria Labastida, decidieron levantar el índice para señalar la falta de información presupuestaria en la región. Desde entonces, ese acto de medición se ha convertido en una fotografía bianual con la cual exigir condiciones mínimas de información y transparencia sobre el uso de los recursos públicos.

Pero eso no fue todo. Aunque en algunos países que iniciaron el ILTP los gobiernos han actuado acorde con las nuevas condiciones democráticas y, en mayor o menor medida, han empezado a cumplir con sus obligaciones de informar con veracidad, claridad y oportunidad sobre el uso de los recursos, hay otros en los que se dieron retrocesos graves. Porque además, el ILTP no solo mide la percepción de los usuarios de la información presupuestaria sobre la disponibilidad de este tipo de datos, sino que también evalúa todo el ciclo de transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana necesario para mejorar la gestión de los recursos.

En México, la sexta edición del Índice plantea una paradoja y un reto para el sistema de rendición de cuentas mexicano. Por un lado, aunque hoy existe mucho más información que hace diez años, México obtiene la peor calificación de la historia del ILTP. Por otro, existe el gran reto de completar el ciclo de la rendición de cuentas: ¿para qué nos sirve la transparencia presupuestaria si a pesar de los hallazgos y escándalos no se cierra el círculo de la rendición de cuentas? ¿Cuáles son las ventajas de conocer los desvíos y fraudes, los recursos públicos mal gastados e incluso los nombres de los responsables de las transas si no hay mecanismos funcionales que corrijan esas fallas?

En esta edición, el ILTP mide las percepciones de expertos latinoamericanos; sobre todo el proceso de rendición de cuentas en cinco países de esta región: Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México y Venezuela.

A diez años del primer ILTP las cosas han cambiado mucho; sin embargo, a pesar de que en algunos países hay bastante más información disponible, es ineludible seguir midiendo y exigiendo más información presupuestaria. Pero no solo tenemos que levantar el índice, la democracia nos interpela como ciudadanos para que colaboremos en la construcción de sistemas virtuosos de gestión pública y para que sigamos exigiendo que exista más información.

El informe de país del ILTP se presenta el martes 20 de marzo de 2012 a las 19:30 horas en el Hotel Emporio de la Ciudad de México. Este evento es una nueva oportunidad para negarse a aceptar que “eso fue todo” y recordarle a las autoridades, en los tres niveles de gobierno, que la sociedad civil seguirá evaluando y cuestionando, pero también colaborando en la construcción de mejores mecanismos de transparencia, participación y rendición de cuentas para construir al final una democracia más sustantiva. En otras palabras, es una ocasión perfecta para exigir que nuestros recursos se gasten en lo que se tienen que gastar: asegurar que se respeten todos los derechos humanos de las personas para que tengan mejores condiciones de vida.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.