close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
La Bestia y sus heridas
Migración, narcotráfico y prostitución. ¿Cómo es que tres fenómenos tan distintos (como pueden ser que la movilidad de seres humanos, el consumo de alguna sustancia y el trabajo sexual) se convirtieron en los negocios más rentables del mundo? Fácil: la ventana de la ilegalidad produce ganancias irracionales —y un número indeterminado de muertes—.
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
15 de febrero, 2013
Comparte

Por: María Benítez

 

Recientemente terminé de leer el libro Los migrantes que no importan, del cronista Óscar Martínez. Me cautivaron sobre todo sus preguntas llenas de sentido común. Para escribir el libro, Óscar realizó ocho veces el viaje arriba de La Bestia (un tren de mercancías que recorre México de sur a norte); del mismo modo que lo hacen los migrantes. Este texto me dejó algo claro con respecto al complejo fenómeno de la migración: ninguna política de seguridad fronteriza ha disminuido los flujos migratorios. Por el contrario, éstos aumentan y encuentran otras vías y otros modos.

Al final, la travesía de cruzar la frontera es un mal menor, comparado con los robos, extorsiones, secuestros, mutilaciones, violaciones sexuales y asesinatos que hay que librar durante el trayecto. Es el codiciado tránsito de migrantes. Un caudal de ganancias redondo para una infinidad de mercaderes. Y en ese marco, el autor se cuestiona: “¿por qué vamos colgados del techo si los vagones viajan vacíos? […] ¿Por qué, si se sabe que de todas formas subirán, obligarlos a abordar el gusano en movimiento?”.

Preguntas igual de sensatas se han planteado los investigadores de Fundar: ¿por qué las políticas migratorias se centran en la “seguridad nacional” y no en la seguridad de las personas? ¿Por qué no se ha adoptado una perspectiva de derechos humanos en el diseño y ejecución las políticas migratorias? ¿Por qué se niega la libre circulación de personas?

En especial llama la atención el análisis de los datos. Rodolfo Córdova, investigador del proyecto de Migración de Fundar, señala que de un total de 1,215 millones que ejerció el Instituto Nacional de Migración (INM) durante 2012, sólo el 1.5% de los recursos se destinó a programas de protección a los migrantes. Es decir, el 98.5% se destinó a todos los demás gastos y no a la atención de quienes dan el nombre a este instituto.

Otro dato. México recibió —también durante 2012— un poco más de 130 mil millones de pesos por concepto de remesas. Esto sería como si del total de esa riqueza que ingresa al país sólo el 0.02% se destinara a programas que atienden a quienes mandan esos dólares. Al ser las remesas una de las mayores entradas de dinero, pareciera que la nación misma no valora ni respeta a quienes con su trabajo generan millones de pesos.

El problema de la migración es una daga que atraviesa varios países. En México permanecemos expectantes ante el efecto dominó que se avecina. La noticia del grupo de trabajo del Gang of 8 on immigration (el grupo de los ocho senadores que trabajan las líneas temáticas para la Reforma Migratoria en EUA) seguramente tendrá impactos en el tránsito migratorio.

Y eso puede hacer que se dispare otra vez el círculo de los negocios y la muerte. Si el paso de migrantes crece, se intensifican las políticas de seguridad nacional. Si se intensifica la seguridad, entonces es más difícil y cuesta más dinero andar el camino. Los controles aumentan la peligrosidad del viaje y complican la entrada y el regreso de los migrantes a sus países de origen. Negocios redondos y problemas redondos.

Ante tal escenario se necesitan más programas de protección, porque las personas son más vulnerables. Se requiere que el gobierno mexicano decida si se compromete o no, a destinar una cantidad digna y suficiente de recursos para ellas y ellos, los viajeros —tanto para atender a los migrantes que retornan, como a aquellos que sólo transitan por el territorio nacional—.

Leí un pequeño perfil de los ocho senadores que impulsan la reforma. Según deja entrever el articulista, pareciera que dichos legisladores están usando su participación en el tema migratorio porque eso los favorece en su carrera política. Nada nuevo, pero me hizo reflexionar. ¿En qué momento este problema tan complicado se va resolver si en ambos lados de la frontera sólo se aborda de una manera tan limitada? Ahí está La Bestia y sus heridas, ahí las cifras, ahí los expertos y sus propuestas. Queda por ver dónde están las acciones del gobierno mexicano.

*María Benítez, investigadora del área de Fortalecimiento de capacidades ciudadanas de Fundar

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.