close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
La defensa de la tierra
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
20 de mayo, 2011
Comparte

Por: Margarita Castilla, integrante del equipo de litigio estratégico de Fundar.

El próximo 20 y 21 de mayo se llevará a cabo el Foro Nacional: Tejiendo la Resistencia en Defensa de Nuestros Territorios. Este encuentro, a organizarse en la comunidad indígena zapoteca de Capulalpam de Méndez, Oaxaca, tiene el objetivo de construir posibilidades efectivas de defensa del territorio comunal y ancestral frente al daño al medio ambiente y a los recursos naturales que genera la explotación minera.

 

Existen muchos casos en México en los que el territorio comunal está siendo amenazado e incluso violentado. En el caso particular de la comunidad indígena de Capulalpam, reconocido además como un núcleo de población comunal, la actividad minera ha dañado y podría seguir afectando el suelo y el agua de la población. ¿Qué justifica que esto suceda? Un procedimiento legal pero –desde nuestra perspectiva– inconstitucional para otorgar las concesiones de explotación minera en tierra comunal.

 

Me explico: aún cuando nuestra Constitución protege el derecho de los pueblos indígenas al uso y disfrute preferente de los recursos naturales de los lugares que habitan, y aún cuando también resguarda el derecho a la protección de la tierra comunal, la Ley Minera no contempla estos derechos en el procedimiento para otorgar a las compañías mineras las concesiones de explotación. Es por esa razón que la empresa canadiense Continuum Resources Inc. podría continuar con la explotación de oro y plata en la zona, afectando el suelo que es propiedad comunal y –lo más importante– sin que la comunidad hubiera sido consultada previamente, aún teniendo el derecho para ello.

 

En una situación muy similar está la comunidad huichola de San Luis Potosí, que ha emprendido una lucha para proteger el centro ceremonial de Wirikuta. Ésta pretende evitar que la empresa canadiense First Majestic destruya un lugar sagrado para ellos a través de la explotación minera. De haber sido consultados previamente, los titulares del territorio no hubieran accedido al otorgamiento de la concesión.

 

Estoy cierta de que existen varias opiniones en contrario. Aporto dos ejemplos. El primero: el sector público tiene a su cargo, de manera exclusiva, las áreas estratégicas. Para este primer argumento ofrezco como respuesta el hecho de que nuestra Constitución no considera la minería en general una actividad estratégica, sino únicamente la minería radioactiva.

 

Una segunda opinión en contrario trata sobre generación de empleo y la derrama económica que la minería aporta a las comunidades en las cuales desarrolla su actividad. Para Capulalpam el escenario ha sido el opuesto: es a partir del rechazo a la minería que esta comunidad ha logrado de forma autónoma allegarse de los recursos económicos para el mejor desarrollo de su comunidad. Actualmente cuenta con cuatro empresas comunales, no tiene índice de analfabetismo y el índice de migración es prácticamente nulo.

 

En resumen, actualmente existen varias iniciativas sociales que defienden su territorio por la vía política y social. Estas luchas manifiestan la necesidad de las comunidades de no ser transgredidas en sus derechos. Además, aportan elementos para cuestionarnos sobre la prevalencia y prelación de derechos constitucionales y la forma en que tienen vigencia efectiva en nuestro país. También nos proveen de información para preguntarnos cuáles son las formas de participación democrática que le permitan a los pueblos originarios participar de las decisiones que les afectan directamente y cómo podrían institucionalizarse efectivamente. Lo anterior cobra relevancia si recordamos que el proyecto de Nación, tal como lo define la propia Constitución, es pluricultural; sin embargo, aún nos falta mucho por recorrer en lo institucional para respetar los derechos de las culturas, personas y comunidades por igual.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.