close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Los contribuyentes, sin incentivos para pagar más impuestos
¿Por qué los contribuyentes habríamos de sentirnos motivados a contribuir con el fisco mexicano cuando vemos y sabemos que las irregularidades en el gasto público son recurrentes año con año y, en muchísimos casos, no vemos voluntad para solucionarlas?
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
26 de septiembre, 2013
Comparte

Por: Liliana Ruiz Ortega, investigadora del área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar

México recauda poco, comparado tanto con países desarrollados como con países con nuestros mismos niveles de desarrollo. Me refiero, por ejemplo, a América Latina y el Caribe. Todas las cifras lo muestran: estamos en los últimos lugares de recaudación. Además, los ingresos públicos han venido cayendo y ya no alcanzan para hacerle frente a los gastos. Sin embargo, otra cosa es cierta: los contribuyentes no encontramos ni tenemos muchos incentivos para pagar más impuestos. Es decir, ¿por qué habríamos de sentirnos motivados a contribuir con el fisco mexicano cuando vemos y sabemos que las irregularidades en el gasto público son recurrentes año con año y, en muchísimos casos, no vemos voluntad para solucionarlas?

En esta coyuntura, existe una reforma pendiente de aprobarse en el Senado de la República. Se trata de una iniciativa que propone cambios y adiciones a las atribuciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). La idea de esta reforma es aumentar y mejorar la fiscalización del gasto público. Es decir, propiciar que se gaste mejor. En este artículo quisiera llamar la atención hacia esta reforma y hacer un atento llamado al Ejecutivo, los legisladores y los ciudadanos sobre su importancia. Sobre todo a los legisladores y Ejecutivo, para que la saquen de la congeladora y no la maten. Sería un primer paso fundamental que se apruebe, aunque sea en su versión más básica.

Historia breve

Esta iniciativa ya se aprobó en la Cámara de Diputados en abril de 2012. Al día siguiente, el proyecto de decreto se turnó a la Cámara de Senadores, donde ya tiene más de un año. ¿Qué sabemos ahora sobre su estatus? Que se encuentra en la congeladora legislativa. Y a decir verdad, no sabemos qué va a pasar con ella (menos con el congestionamiento de reformas en este cierre de año). La iniciativa en cuestión no se contempla en la agenda política, ya de por sí, muy saturada.

¿Qué otra cosa sabemos? Que en el Senado se presentó otra iniciativa que tomó de referencia la ya aprobada por los diputados y que amplía y complementa la propuesta original. La segunda iniciativa es más ambiciosa: establece incluso la creación de un Tribunal de Responsabilidades Financieras; cuya función sería conocer los casos de presunta responsabilidad de servidores públicos en los tres órdenes de gobierno o de cualquier persona cuyos actos afecten las haciendas públicas, e imponer las sanciones administrativas correspondientes.

¿Qué propone la iniciativa original?

La iniciativa que ya se aprobó en Diputados incluía diversas cuestiones para mejorar la fiscalización del gasto público. Hacer más fuerte a la ASF al darle más facultades. Entre las más relevantes están: 1) que la Auditoría pueda realizar evaluaciones preliminares de los informes trimestrales que el Ejecutivo presenta al Congreso y así pueda hacer recomendaciones preventivas para evitar malos manejos del gasto público; 2) que en situaciones excepcionales pueda fiscalizar de manera directa conceptos denunciados y ejercer las acciones que correspondan; 3) que pueda presentar informes individuales con los resultados de sus auditorías (actualmente tiene que esperar a que se termine el reporte anual completo aunque cuente ya con los diversos resultados); 4) que pueda presentar un Informe Ejecutivo sobre los resultados de la fiscalización a finales de octubre (para que los resultados de su revisión formen parte del ciclo presupuestario y sirvan como referencia para asignar los recursos públicos. Actualmente, el reporte se presenta una vez concluido el proceso de aprobación del presupuesto); y, 5) que la ASF pueda fiscalizar a los fideicomisos públicos y la aplicación de los recursos públicos en proyectos de asociación pública privada, entre otras.

Todo lo anterior daría a la Auditoría Superior de la Federación mayores facultades para hacer un mejor trabajo de fiscalización. El propósito: mejorar la eficiencia y eficacia del gasto público, así como evitar y disminuir prácticas corruptas.

Para terminar, un atento llamado

La iniciativa es de gran relevancia y no debería dejarse olvidada, mucho menos cuando se está proponiendo un aumento de impuestos. La congeladora legislativa tiene su función, y en el caso de algunas iniciativas es mejor que se queden ahí. Pero con esta reforma es tan importante que es difícil creer que la tengan guardada ahí. Es evidente que en México tenemos que seguir trabajando para mejorar los controles del gasto público y para que éste realmente se focalice para los propósitos para los que fue aprobado.

Debemos continuar haciendo cambios para evitar los desvíos en los recursos gubernamentales y mejorar los resultados alcanzados con los programas y proyectos públicos. Los temas de transparencia y fiscalización de los recursos públicos no pueden enviarse a la congeladora y menos cuando nos piden a los contribuyentes que paguemos más impuestos. Por ello, hay que exigirles tanto a los legisladores (aquellos que estén frenando este tema) como al Ejecutivo que cumplan con sus compromisos del Pacto por México y combatan frontalmente a la corrupción y a los malos manejos en el gasto público.

 

* Por: Liliana Ruiz Ortega, investigadora del área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar

 



“Cambio estructura para la igualdad: Una visión integrada del desarrollo”, CEPAL. 2012

La falta de ingresos también se refleja en el monto de endeudamiento del gobierno federal. Según datos de la Auditoría Superior de la Federación, a partir de 2008, los ingresos del sector público han financiado en menor proporción el gasto neto, lo que ha ocasionado que el endeudamiento neto se incrementara en 76.9% en términos reales, al pasar de 218,981.9 mdp en 2007 a 387,470.9 mdp en 2011. Informe de Revisión de la Cuenta Pública, 2011. ASF.

Iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos relativos al Sistema Nacional de Fiscalización. Presentada por los Senadores Armando Ríos Piter y Mario Delgado Carrillo, Grupo Parlamentario del PRD. 27 de Septiembre de 2012.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.