close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Ninini: ni seguridad, ni escuelas, ni oportunidades de trabajo
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
7 de abril, 2011
Comparte

Por: Ximena Antillón, Investigadora del área de Derechos Humanos y Seguridad Ciudadana

 

El pasado 28 de marzo el gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, envió al Congreso local una iniciativa para reformar algunos artículos de las leyes del Servicio Militar y de Educación Militar, para que los jóvenes que no estén trabajando ni estudiando, puedan incorporarse a un régimen especial de servicio militar remunerado, de tiempo completo y de forma voluntaria, hasta por tres años.

 

Según su razonamiento, “con esa medida el gobierno de la República podrá encauzar a los ‘ninis’, a que se incorporen al Ejército en muchas de las tareas que realiza y, a partir de ello, tener derecho a recibir un salario, y con ello establecer una fuerza que los lleve a cambiar drásticamente su mentalidad y su comportamiento”. Para el gobernante “es, sin duda, un llamado a que las fuerzas del país para atender el problema de la violencia y combatirlo en uno de los puntos elementales de origen, el insumo de jóvenes a las filas de la delincuencia organizada”.

 

Sin embargo, además de ofrecer una alternativa a los jóvenes distinta a engrosar las filas del crimen organizado, la iniciativa busca sancionar con uno o hasta dos años de prisión a quienes eludan el Servicio Militar Nacional o bien, a los servidores públicos que ayuden a eludirlo. Asimismo, pretende que se sancione con prisión a los jóvenes en edad militar que, antes de cumplir con el tiempo de su servicio, deserten sin causa justificada de su prestación, y a los servidores públicos que les ayuden en ese objetivo. Esto incluye a los jóvenes que acepten realizar el servicio militar por tres años y no terminen el servicio completo.

De este modo podemos empezar a sospechar que la oferta hacia los jóvenes no es tan voluntaria, y que en realidad, de aprobarse estas reformas, los jóvenes tendrían dos opciones para alejarse de la delincuencia: el servicio militar o la prisión. Pero más allá de las contradicciones entre el discurso del gobernador de Chihuahua y la iniciativa concreta, quisiera detenerme en la lógica que sustenta una propuesta como la presentada.

 

El lenguaje utilizado por el gobernador, refiriéndose a los jóvenes como “ninis” –ni estudian ni trabajan- no sólo estigmatiza a la juventud, sino que la responsabiliza de un problema que ellos y ellas no generan sino que padecen: la inseguridad y la falta de oportunidades de educación, empleo, recreación y formación en otras áreas como las artes. La consecuencia inmediata de la estigmatización es la criminalización: “ninis” = “delincuentes en potencia”.

 

Además, la iniciativa es una alternativa falsa porque la formación militar, o en su defecto la cárcel, no sólo no los aleja de la delincuencia sino que los acerca. Por un lado, porque en el contexto en el que viven, una persona con formación militar seguramente conseguiría un empleo mucho mejor remunerado en las organizaciones criminales y por el otro, porque la prisión sería un recurso desproporcionado que los pondría en mayor contacto con las organizaciones criminales que operan en las cárceles. En este sentido, lo que en realidad se necesitaría, parafraseando al gobernador, es cambiar drásticamente la mentalidad de las autoridades que desprecian a los jóvenes.

 

A diferencia de los gobernantes, las y los jóvenes han encontrado formas creativas de enfrentar su realidad reflexionando, criticando y afirmando valores como la solidaridad. ¿Porqué no dejar a un lado la estigmatización y criminalización de los jóvenes para aprender de lo que ellos y ellas están haciendo frente a la violencia? Aquí una muestra de lo que los y las jóvenes tienen que decir sobre su realidad:

 

Miles de sepulcros muchas lágrimas brotando/ en Ciudad Juárez han sido bastantes inocentes víctimas del contrabando/ la mafia anda recio y no le importa el precio/ veo decapitados por cuernos de chivo asesinados/ dicen que la justicia es divina/ ya no puedo salir ni a caminar para la esquina/ porque de repente un convoy de federales se avecina.

Las cosas han cambiado/ desde hace tiempos no hay empleos porque dueños de negocios se han marchado/ las calles son militarizadas y a la vez utilizadas por sicarios (…)/ yo miré que ese era Beto y ni siquiera tuvo una bicicleta/ ahora que ya está grande siempre trae su metralleta.

Escribo mis poesías mientras que duermen mis crías/ me asomo a la ventana al despertar todos los días/ mi barrio ha cambiado, ¿o acaso será mi vida?/ La ciudad viste de luto por tanta bala perdida .

Lo que nos mantiene juntos es solidaridad/ en este gran país casa de la impunidad/ mandan uniformados vienen en varios colores/ azules y verdes pero no tienen valores/ me agreden a mí, nunca a los malhechores.

*Fragmentos de la canción “Almas en pena”, de MC Crimen.

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.