close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Nuevo gobierno, ¿nuevos presupuestos?
Estamos por cumplir 17 años sin crisis recurrentes y tenemos dependencias que se han especializado de manera muy profesional en la conducción macroeconómica: el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
28 de septiembre, 2012
Comparte

Por: Diego de la Mora Maurer (@diegodelam)

 

El cambio de sexenio en México es una oportunidad para renovar al Estado. Es el momento para evaluar qué se ha hecho bien durante los últimos doce años pero, sobre todo, para modificar lo que no ha dado resultados y rectificar el rumbo en una serie de políticas que deben responder a requerimientos urgentes, empezando por garantizar niveles mínimos de bienestar y dignidad para quienes viven y transitan por México.

¿Por dónde empezar? Primero, por aprovechar y reforzar las cosas que funcionan. Hacer un inventario de las instituciones que hoy resuelven los problemas para los que están diseñadas: la Auditoría Superior de la Federación (ASF) es un buen ejemplo. Es cierto, hay que fortalecerla y resolver cuestiones como el alcance de sus observaciones y la temporalidad de sus auditorías, pero también es claro que es una institución que ha fortalecido el sistema de rendición de cuentas.

Otras instituciones que vale la pena mantener son las que han disciplinado nuestro sistema económico. Estamos por cumplir 17 años sin crisis recurrentes y tenemos dependencias que se han especializado de manera muy profesional en la conducción macroeconómica: el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y en general las dependencias encargadas de administrar los recursos lo han hecho con disciplina y han revertido décadas de crisis recurrentes.

Dos reformas de gran alcance al sistema presupuestario y contable apuntan en la dirección correcta y, de completarse, se consolidará un sistema eficiente de gestión de los recursos públicos: por un lado, la construcción de un presupuesto basado en resultados modifica la manera en que se formula el presupuesto de egresos de la federación. La información que se genera a través del Sistema de Evaluación del Desempeño sobre el diseño, los resultados y los impactos de los programas presupuestarios es una herramienta muy útil para mejorarlos. Por otro lado, hay que acelerar la implementación de la reforma que armoniza la contabilidad de los distintos niveles de gobierno para poder tener información comparable que permita tomar mejores decisiones sobre el origen y el destino de los recursos públicos.

De manera similar, la tendencia de publicar la información sobre los ingresos y gastos públicos apunta en la dirección correcta: hoy, si uno entra a www.transparenciapresupuestaria.gob.mx puede conocer una serie de datos sobre cómo se gastan los recursos públicos en las distintas dependencias gubernamentales. Esta página busca que cualquier persona pueda entender el difícil lenguaje presupuestario a través de cuadros y gráficas que explican de manera sencilla los manejos de los recursos públicos.

Sin embargo, también en el tema presupuestario, se requieren reformas urgentes: la más obvia es la fiscal. Tenemos que construir un pacto fiscal progresivo que revierta la dependencia de los hidrocarburos y permita tener más recursos para financiar el cumplimiento y la garantía de los derechos humanos. Sobre todo, tenemos que lograr que el pago de impuestos contribuya a disminuir las brechas de desigualdad. No hay solidaridad fiscal en México: los que más ganan no necesariamente pagan más impuestos. Y la propuesta siempre recurrente de quitar las exenciones al IVA para alimentos y medicinas lo único que hace es trasladar más carga a quienes menos salarios perciben. La reforma fiscal tiene que ser progresiva.

Pero también se requiere una reforma que permita priorizar el gasto de manera que se garanticen los derechos humanos: que garantice la calidad, accesibilidad, aceptabilidad y disponibilidad de los servicios que presta el Estado. Las obligaciones adquiridas por el Estado mexicano son explícitas: primero hay que garantizar niveles mínimos de bienestar; después, avanzar progresivamente usando todos los recursos disponibles en la garantía de los derechos.

Por su parte, también se tiene que discutir el fortalecimiento del sistema de rendición de cuentas. Contamos hoy con al menos cinco instituciones cuya labor implica, entre otras cosas, verificar el buen uso de los recursos públicos: la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Función Pública, la Auditoría Superior de la Federación y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social. El sistema, sin embargo requiere revisarse y ajustarse para que sea eficiente en el control y la fiscalización de los presupuestos.

Estos son sólo algunos de los pendientes más urgentes que se han de tomar en cuenta al diseñar las políticas para el sexenio que empieza. Hasta ahora, desde el Congreso se han enviado señales positivas a través de las iniciativas propuestas por distintos actores: ya se está discutiendo profundizar en la reforma a la Ley de Contabilidad Gubernamental y también hay avisos de una reforma al sistema de rendición de cuentas. Esperemos que se genere una discusión amplia y participativa que contribuya a mejorar nuestro sistema presupuestario.

 

*Diego de la Mora Maurer (@diegodelam), coordinador del Área de Presupuestos y Políticas Públicas de Fundar, Centro de Análisis e Investigación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.