Transparentar la desigualdad en México - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Res Pública
Por Fundar, Centro de Análisis e Investigación
Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin... Fundar es un Centro de Análisis e Investigación, es una institución plural, independiente, sin afiliación partidista y horizontal que busca avanzar hacia la democracia sustantiva. Fundar se dedica a la incidencia y monitoreo de políticas e instituciones públicas por medio de la investigación aplicada, la reflexión crítica y propositiva, la experimentación y la vinculación con actores civiles, sociales y gubernamentales. Síguelo en Twitter: @FundarMexico (Leer más)
Transparentar la desigualdad en México
Aunque la población más rica en el país debería pagar en promedio casi 35% de sus ingresos en impuestos, paga sólo 18%, es decir, casi la mitad de lo que deberían pagar.
Por Máximo Ernesto Jaramillo-Molina
12 de noviembre, 2020
Comparte

Para proponer políticas tributarias y sociales adecuadas, que logren generar mayor justicia fiscal, es fundamental la disponibilidad de información sobre quiénes pagan impuestos y cuánto pagan las personas más ricas en el país. En México ya se ha hecho algo al respecto, pero todavía existen muchos pendientes que deben atenderse.

A nivel mundial, cada vez es más común que en los análisis de desigualdad económica se utilice la información sobre las declaraciones de impuestos para complementar los datos de encuestas de ingresos en los hogares.  El análisis de estos datos administrativos sobre declaraciones de impuestos de manera anónima permite reflejar de la manera más fiel la real magnitud de la desigualdad en el país.

¿Qué nos dicen los datos tributarios en México?

México buscó modernizarse en años anteriores, y legisló al respecto en el artículo Décimo Noveno Transitorio de la Ley de Ingresos de 2017, donde se estableció que el SAT debía transparentar la información tributaria de quienes pagan el Impuesto Sobre la Renta, sin revelar nombres de las personas.

Las bases transparentadas por el SAT, correspondientes al periodo 2010 a 2015, dan cuenta de información valiosa para conocer la desigualdad en el país. Por ejemplo, los datos de 2015 para las personas físicas que declaran impuestos y los trabajadores formales permiten conocer que el coeficiente de Gini de sus ingresos es de 0.66, por encima del 0.463 que muestra la ENIGH de 2016, y del 0.604 de la ENIGH ajustada por Cuentas Nacionales1. Así, el 10% más rico de esta base de datos se queda con 51% del total de ingresos.

Un ejemplo de las posibilidades de análisis que permite la transparencia de estos datos es el que hemos realizado desde Fundar para comparar la tasa legal de impuestos al ingreso que deberían pagar las personas pertenecientes al 10% más rico del país, comparado con la tasa que efectivamente pagan, una vez descontadas deducciones y otros. Aunque la población más rica en el país debería pagar en promedio casi 35% de sus ingresos en impuestos, el 1% más rico paga sólo 18%, es decir, casi la mitad de lo que deberían según su alto nivel de ingresos.

¿Qué pendientes hay aún sobre información tributaria en México?

Si bien la transparencia en México de dichos datos tributarios mediante el programa llamado “SAT más abierto” es un gran avance, aún hay problemáticas con la metodología que se utiliza para hacer anónimos los datos, y la información incluida en las bases de datos.

El problema con la metodología que utiliza el SAT para transparentar estos datos es que, aunque no comparte nombres o datos personales para hacer anónima la base (lo cual es un estándar internacional), somete la información a un tratamiento estadístico que, por un lado, imposibilita el análisis de las observaciones de manera individual y, por el otro, elimina los “datos atípicos”, especialmente los de las personas más ricas en el país2. Así, según los datos transparentados, la persona más rica en el país gana 36 millones de pesos mensuales, cifra que sabemos es aún muy lejana de las personas multimillonarias en México.

El SAT podría resolver estos problemas fácilmente, aún salvaguardando la anonimidad de la base, pues su estado actual imposibilita el uso de la información para el análisis en términos de desigualdad según estándares internacionales. Entre las soluciones a esta problemática y mejoras posibles en la transparencia de la información, se encuentran las siguientes:

  • seguir metodologías de otros países que modifican mínimamente los datos o que ponen la información sin modificaciones a disposición restringida (por ejemplo, compartiendo los datos para disposición al público en laboratorio de microdatos del INEGI, bajo sus lineamientos de seguridad),
  • transparentar completamente el código de software estadístico con el que se modifican las bases de datos,
  • la publicación de tabulados básicos basados en la información original (por ejemplo, distribución de ingresos y sus diversas fuentes por deciles y/o percentiles),
  • la inclusión de otras variables importantes para el análisis, como lo son la entidad federativa y el municipio (no sólo región geográfica), sector de empleo de personas físicas (no sólo de actividad económica para personas morales), edad desagregada de forma continua (no en rangos) que permitan realizar análisis de ciclos de vida, entre otras.

Además de las problemáticas y oportunidades de mejora mencionadas, el SAT ha incumplido con sus obligaciones legales al no transparentar nueva información tributaria de declaraciones anuales durante los últimos tres años; siendo que la ley obliga a que estas bases de datos sean actualizadas de manera bianual, los datos más recientes publicados tienen ya cinco años de antigüedad (2015).

Por ello, desde Fundar celebramos que el INAI haya respaldado la solicitud de información pública que enviamos, y resuelto que el SAT cumpla sus obligaciones legales transparentando las bases tributarias anónimas de los últimos años. Esperemos pronto pueda mejorar la transparencia de esta importante información en el país, para que al mismo tiempo sea posible conocer, con información real, la magnitud de la desigualdad en la que vivimos día con día.

* Máximo Ernesto Jaramillo-Molina (@rojo_neon) es investigador en el programa de Justicia Fiscal de @FundarMexico.

 

 

1 Más adelante se explica porque estas cifras no son plenamente comparables. Aún así, se utilizan para mostrar la magnitud de la desigualdad que reflejan.

2 La metodología elimina completamente todas las observaciones que se encuentren por encima de tres desviaciones estándar. A pesar de eso, la metodología no informa cuántas observaciones se eliminan ni cual es el umbral en términos monetarios.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.