Automovilistas: esos peligrosos manifestantes - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Riguroso Remix
Por Antonio Martínez
Bloguero. Estudió derecho pero quería ser cocinero, soñaba con ser artista y es defensor de De... Bloguero. Estudió derecho pero quería ser cocinero, soñaba con ser artista y es defensor de Derechos Humanos, cronista de su época aunque la época se equivoque. Hace todo al mismo tiempo. (Leer más)
Automovilistas: esos peligrosos manifestantes
No hay duda de que hay de manifestantes a manifestantes y los dueños de los coches parecen más influyentes que otros. Los automovilistas no parecen estar dispuestos a reconocer al Estado como regulador del uso de coches y protector del derecho al medio ambiente y a una ciudad vivible. En la práctica, su actitud resulta bastante más anarquista que encapucharse, sin que ningún medio lo consigne.
Por Antonio Martínez
4 de julio, 2014
Comparte

En los últimos días hemos visto en la ciudad el escándalo suscitado por el relanzamiento del programa Hoy No Circula. Las nuevas medidas del programa son aparentemente más restrictivas que las anteriores. El solo anuncio ha enfurecido a los cochistas capitalinos: de ninguna manera están dispuestos a circular menos. Por su parte, los medios de comunicación han dado una cobertura inusitada a las manifestaciones y negociaciones para echar abajo el nuevo programa.

Lo anunciado por el gobierno del Distrito Federal no parece la mejor idea de todas: no restringe lo suficiente a los autos nuevos, es laxo con casos como los coches de colección, no distribuye de manera adecuada las prohibiciones y no es extensivo a los autos del sector público, ¿han visto el humo en los camiones del Metrobús de la línea 1 o de los camiones de la basura? Además seguimos sin ver una gran política para el crecimiento integral del transporte público en la ciudad.

Los medios no han parado en la cobertura del tema. No hay duda de que hay de manifestantes a manifestantes y los dueños de los coches parecen más influyentes que otros. Y de alguna manera lo son al pertenecer a los deciles más altos de distribución del ingreso, al ser una minoría con más poder de voz que otras minorías. Los automovilistas no parecen estar dispuestos a reconocer al Estado como regulador del uso de coches y protector del derecho al medio ambiente y a una ciudad vivible. En la práctica, su actitud resulta bastante más anarquista que encapucharse, sin que ningún medio lo consigne.

Mientras algunas causas que parecen más trascendentes son reprimidas desde los medios y la justicia, la causa de los cochistas es atendida con celeridad (ellos, los privilegiados, tienen más acceso a voz), la policía movilizada por el supuesto cierre de entradas a la ciudad y entorpecimiento del tránsito vehicular, la policía movilizada no para detener a los anarquistas motorizados sino para garantizar la circulación del resto. Si se piensa bien, la apuesta de los que bloquean las calles parece contraproducente: de resultar, ver la ciudad con menos tránsito por un día nos revelará que un programa de No Circula más fuerte e integral es necesario.

Hasta el anónimo circulado que anunciaba los bloqueos fue la gran nota en radio y TV, ¿tomarán en cuenta otros anónimos? En buena medida debe ser porque los presentadores, conductores o directores piensan que podrán usar menos su coche en sus calles (de ahí que pueden simultáneamente odiar las marchas y apoyar a los cochistas abriendo los micrófonos anarquistamente contra el gobierno). Los medios discutiendo el tema: mesas de debate, expertos, automovilistas enojados y autoridades; esa ruidosa minoría acaparando los medios y haciendo recular al gobierno. Me pregunto qué tan distinto sería si las estrellas de los noticieros anduviesen todas en transporte público, quizá no estaría en las condiciones en las que está.

Esos peligrosos manifestantes, los automovilistas, acabarán por llevar a esta ciudad a su propia asfixia. Por alguna razón eso parece deseable. No fuéramos unos peatones marchando por más banquetas porque entonces somos los anarquistas, los huevones.

 

@antoniomarvel

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.